Problemas y trastornos

Mi gato vomita todos los días: causas y qué hacer

 
Laura García Ortiz
Por Laura García Ortiz, Veterinaria especializada en gatos. 4 diciembre 2023
Mi gato vomita todos los días: causas y qué hacer

"Mi gato vomita todos los días" o "mi gato vomita mucho" pueden ser afirmaciones que observen los tutores de gatos en algún momento de su vida y que indican que algo no está funcionando bien dentro del organismo del pequeño felino. Cuando un gato vomita más de dos o tres veces en todo un año significa que algo no va bien y que hay que atenderlo ya para diagnosticar el problema y aplicar el mejor tratamiento para evitar que su calidad de vida y su salud se sigan resintiendo. Si quieres saber las principales causas que te hacen preguntarte "¿por qué mi gato vomita mucho?", lo mejor es que continúes leyendo este artículo de SoyUnGato.

También te puede interesar: Mi gato vomita como caca: causas
Índice
  1. Enfermedades del estómago
  2. Trastornos intestinales
  3. Enfermedad hepatobiliar
  4. Hipertiroidismo
  5. Enfermedad renal
  6. Pancreatitis

Enfermedades del estómago

Uno de los motivos más frecuentes de vómitos en los gatos y que explica por qué mi gato vomita todos los días son las enfermedades gástricas como las gastritis agudas. Básicamente son inflamaciones de la mucosa del estómago y que producen vómitos junto con dolor abdominal y pérdida de peso o anorexia y que suelen ser causadas por:

  • Estrés.
  • Uso de ciertos fármacos.
  • Intoxicaciones.
  • Alimento de comida contaminada o en mal estado.
  • Infecciones o parasitosis.

Esto provoca que la capa protectora de los flujos ácidos del estómago se dañe, lo que irrita el órgano y provoca la sintomatología en el pequeño felino. Los gatos también pueden vomitar si en el estómago o duodeno se le desarrollan lesiones como úlceras gastroduodenales o si presentan tumores gástricos como los carcinomas, mastocitomas o los linfomas.

Tratamiento

El tratamiento de la inflamación gástrica dependerá de su gravedad, pero generalmente si tu gato vomita mucho y te encuentras preguntándote por qué mi gato vomita cada día, debería instaurarse un periodo de ayuno de hasta 24 horas tras el cual empezará con la ingestión de líquidos para pasar a dieta digestiva o blanda. El uso de antieméticos y protectores gástricos también pueden ser necesarios.

En las úlceras gastroduodenales se utilizan fármacos de tipo analgésico como la buprenorfina para mitigar el dolor. La fluidoterapia es importante para restaurar los desequilibrios electrolíticos y la deshidratación de los gatos que vomitan.

Trastornos intestinales

Los problemas intestinales se encuentran entre las principales causas de vómitos en los gatos. Se destaca el vómito marrón en gatos, que puede ser el resultado de condiciones como el estreñimiento o reacciones adversas a la alimentación que provocan daños en el intestino. Asimismo, los vómitos en gatos cada día pueden surgir debido a daños en la estructura intestinal, ya sea por el desarrollo de tumores (como linfomas, mastocitomas o adenocarcinomas) o por procesos inflamatorios como la Enfermedad Inflamatoria Intestinal (IBD).

Otros trastornos que pueden interferir con el paso adecuado del alimento y que explican por qué mi gato vomita todos los días son las obstrucciones causadas por cuerpos extraños, bolas de pelo o las intususcepciones intestinales. Aquí tienes más información sobre las "Bolas de pelo en gatos: qué son y cómo expulsarlas".

También podemos explicar por qué mi gato vomita todos los días por las infecciones víricas y las parasitosis intestinales (más comunes en gatos jóvenes) como las causadas por el virus de la panleucopenia felina, el virus de la peritonitis infecciosa felina y la parasitosis interna causada por giardia. Todos estos problemas se pueden manifestar con vómitos frecuentes en los gatos, por lo que si tu pequeño felino vomita mucho, puede que su intestino no esté correctamente.

Tratamiento

Para tratar los vómitos en gatos debidos a estos problemas, lo primero es diagnosticar correctamente la causa y tratarla. De esta manera:

  • Las obstrucciones y las intususcepciones se tratan de manera quirúrgica.
  • Los casos de enfermedad inflamatoria intestinal deben establecer una dieta hipoalergénica, suplementar la vitamina B12 si hay deficiencia y utilizar fármacos como el metronidazol como inmunomodulador y antimicrobiano, y corticoides como la prednisolona. Comenzando con dosis de 2 mg/kg/24h y reduciéndose después de un mes un 25% semanal hasta la mínima efectiva en el control de la sintomatología. En casos más graves, se deben introducir otros inmunosupresores como el clorambucilo o ciclosporina.
  • Si tu pequeño felino presenta una infestación, se deberá utilizar tratamiento antiparasitario con fármacos como el pirantel o el fenbendazol.
  • En los tumores gástricos e intestinales, si es posible, se deberían extraer y utilizar protocolos específicos de quimioterapia.
  • En la reacción adversa al alimento, se debe seguir toda la vida con una dieta que no les cause reacción. Por ejemplo, si tienen sensibilidad al pollo o al pavo, probar con ternera, pescado o carnes exóticas. En ocasiones, tienen sensibilidad a muchas proteínas animales y lo mejor es utilizar una dieta hipoalergénica de proteína hidrolizada para evitar esta hipersensibilidad.
Mi gato vomita todos los días: causas y qué hacer - Trastornos intestinales

Enfermedad hepatobiliar

Si has observado que tu gato vomita con frecuencia y, en particular, has notado vómito de color verde o amarillo verdoso, debes saber que el vómito verde en gatos a veces está asociado a trastornos hepáticos o de las vías biliares, como las insuficiencias hepáticas y las colangitis, respectivamente.

Estas enfermedades pueden ser causadas por diversas situaciones, entre las que se incluyen trastornos hepáticos como la lipidosis, la cirrosis, los tumores, la amiloidosis, las infestaciones causadas por el parásito Toxoplasma gondii o la infección por el virus de la peritonitis infecciosa felina.

Las infecciones que explican por qué mi gato vomita todos los días pueden afectar las vías biliares, produciendo una colangitis neutrofílica, o tratarse de una enfermedad inmunomediada, como en el caso de la colangitis linfocítica. Si, además del vómito, tu gato presenta signos clínicos como anorexia, depresión, pérdida de peso, coloración amarillenta de las mucosas o ictericia y letargia, posiblemente la causa se encuentre en este órgano.

Tratamiento

Para el tratamiento de la enfermedad hepatobiliar en gatos se suelen utilizar suplementos vitamínicos y nutricionales, uso de nutrición enteral en los gatos que no quieren comer, antibióticos en los casos infecciosos y N-acetil-cisteína para promover una mejor salud hepática. En los casos de colangitis, se utilizan antibióticos y/o corticoides según el tipo así como S-Adenosil metionina y ácido ursodesoxicólico ya que sirven como antiinflamatorios y estimulantes de la secreción biliar.

Mi gato vomita todos los días: causas y qué hacer - Enfermedad hepatobiliar

Hipertiroidismo

El hipertiroidismo felino es otra de las enfermedades que pueden provocar que tu gato vomite todos los días. Se trata de un trastorno endocrino caracterizado por el aumento de la síntesis de las hormonas tiroideas T3 y T4. Esto se produce debido a una neoplasia benigna de la glándula y que interviene en numerosos procesos del organismo felino, como en el metabolismo.

Esto hace que nuestros gatos tengan un buen apetito o mayor de lo normal pero que pierdan peso. También presentan aumento de la sed, vómitos, diarrea intermitente, una mayor agresividad, hiperactividad, taquicardia, aumento de la frecuencia respiratoria, mal pelaje y maullidos frecuentes.

Tratamiento

Para tratar este problema, más común en gatos de más de 7 o 9 años, el mejor tratamiento es la terapia con yodo radioactivo, aunque el metimazol es un fármaco muy eficaz para reducir dichas hormonas tiroideas. El cambio de dieta a una baja en yodo también es efectiva para bajar las hormonas tiroideas en 9 semanas y la extracción de gran parte de la glándula tiroideas o tiroidectomía es otra opción a tener en cuenta en el tratamiento.

Enfermedad renal

La enfermedad renal en gatos es una enfermedad que afecta a los gatos con mucha frecuencia, siendo la enfermedad renal crónica una de las enfermedades que más sufren los gatos mayores de 7 años. La enfermedad renal puede ser aguda cuando el daño del riñón es brusco y generalmente se trata sin mayores secuelas.

Por otro lado, puede ser crónica, en la que el daño renal se ha producido con el paso del tiempo y generalmente es irreversible. Entre los síntomas de la enfermedad renal crónica encontramos la pérdida de peso, un claro indicativo del desgaste que produce la enfermedad, los desequilibrios electrolíticos, la anemia y la acumulación de tóxicos.

Tratamiento de la enfermedad renal

Para tratar la enfermedad renal crónica en la especie felina se deben utilizar fármacos para tratar los principales problemas que ponen en riesgo la salud del gato:

  • Amlodipino para tratar la hipertensión.
  • Benazepril o enalepril para tratar la proteinuria.
  • Eritropoyetina si hay anemia con un hematrocrito inferior al 20%.
  • Nutrición forzada si no comen.
  • Dieta renal o restricción de fósforo en la dieta para gatos con enfermedad renal en estadio 3 y 4.
  • Fluidos para controlar la deshidratación.
  • Suplemento de potasio en hipofisfatemia en gatos con estadio superior a 3.
Mi gato vomita todos los días: causas y qué hacer - Enfermedad renal

Pancreatitis

La pancreatitis en los pequeños felinos puede ser una enfermedad infradiagnosticada debido a que provoca sintomatología muy general y similar a otras patologías del aparato digestivo. Además, aunque los gatos tengan dolor debido a esta inflamación en el páncreas, intentarán que no se les note ya que son expertos en ocultar sus dolencias.

Esta enfermedad puede estar causada por agentes víricos, parasitarios, por reflujo, hipotensión, secundaria a fármacos como organofosforados, L-asparginasa o azatioprina, tumores o traumatismos. Entre los síntomas podemos encontrar vómitos, dolor abdominal, pérdida de peso, anorexia, letargia, diarrea, fiebre y deshidratación.

Tratamiento de pancreatitis

En el tratamiento de esta enfermedad no puede faltar un analgésico para el dolor abdominal, que suele ser la buprenorfina. Además, se deberá tratar la causa que ha producido la pancreatitis mediante el uso de fármacos efectivos contra los agentes víricos o parasitarios, retirar los fármacos que lo estén dañando, tratar el tumor si es posible y controlar la deshidratación, la fiebre y la anorexia con tratamiento sintomático, fluidoterapia, antiinflamatorios con capacidad antipirética y nutrición forzada o estimulantes del apetito. En algunos casos los pequeños felinos deberán estar hospitalizados.

Este artículo es meramente informativo, en SoyUnGato.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu gato a un centro veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Mi gato vomita todos los días: causas y qué hacer, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas y trastornos.

Bibliografía
  • Harvey, A., Tasker, S. E., & Fernández Casamitjana, N. T. (2014). Manual de medicina felina. Ediciones Sastre Molina.
Escribir comentario
Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 de 4
Mi gato vomita todos los días: causas y qué hacer