Primeros auxilios

Deshidratación en gatos: síntomas y tratamiento

 
María Besteiros
Por María Besteiros, Auxiliar Técnico Veterinario. 5 enero 2023
Deshidratación en gatos: síntomas y tratamiento

La deshidratación supone que el gato, por distintas causas, no es capaz de reponer todos los fluidos que pierde. Aunque hay diferentes grados, la deshidratación es un problema que debe atender el veterinario, sobre todo si nuestro gato es muy joven, muy mayor, está debilitado por algún motivo o ya se le ha diagnosticado alguna enfermedad. Estos gatos están en riesgo de que la deshidratación avance rápidamente y eso puede provocar su fallecimiento.

Por eso es importante intervenir lo antes posible y reponer los fluidos, así como averiguar la causa de la deshidratación. Como cuidadores debemos saber reconocer la deshidratación en gatos, sus síntomas y su tratamiento. Lo explicamos en este artículo de SoyUnGato.

También te puede interesar: Picadura de abeja en gatos: tratamiento

Índice

  1. Qué es la deshidratación en gatos
  2. Grados de deshidratación en gatos
  3. Causas de deshidratación en gatos
  4. Síntomas de deshidratación en gatos
  5. Cómo tratar a un gato deshidratado

Qué es la deshidratación en gatos

Como hemos dicho, la deshidratación es la situación en la que el organismo pierde más cantidad de líquidos y electrolitos (minerales) de los que es capaz de reponer. Según este desequilibrio sea más o menos grave, así será el grado de deshidratación y el tratamiento, que puede ir desde la administración por vía oral de líquidos hasta su suministro intravenoso en los casos más complicados.

El veterinario decidirá el tratamiento más apropiado, primero para hidratar al animal, pero, también, para combatir la causa que está detrás de la deshidratación, ya que esta puede deberse a múltiples patologías. De hecho, la deshidratación no es una enfermedad, sino un signo clínico de que alguna enfermedad está afectando al gato.

Grados de deshidratación en gatos

Según sea el desequilibrio de fluidos en el organismo, podemos hablar de tipos de deshidratación en gatos o de grados, que es lo que determina la gravedad y, en consecuencia, la urgencia y la naturaleza del tratamiento. Lo vemos con más detalle:

  • Hasta el 5 % de deshidratación: se trata de una deshidratación leve que se puede solucionar consiguiendo que el gato aumente su ingesta de líquidos o ayudándolo con la administración de suero subcutáneo mediante inyección.
  • Entre el 5 y el 10 %: en este caso, la deshidratación ya es considerable y conviene ingresar al gato para administrarle fluidos por vía intravenosa.
  • Más del 10 %: este nivel de deshidratación es tan grave que la vida del gato está comprometida. Es urgente que inicie la fluidoterapia, pero, aun así, el pronóstico es reservado. Un 12-15 % de deshidratación produce la muerte.
Deshidratación en gatos: síntomas y tratamiento - Grados de deshidratación en gatos

Causas de deshidratación en gatos

Existen múltiples causas que pueden alterar el equilibrio de fluidos en el organismo del gato, ya sea cachorro o adulto. Veamos a continuación las más habituales:

  • Problemas gastrointestinales. Una causa muy evidente es la diarrea y los vómitos. Un gato con estos signos clínicos elimina una gran cantidad de líquidos y es habitual que no consiga reponerlos, pues se encontrará inapetente. Hay que tener en cuenta que un cuadro gastrointestinal de este tipo puede deberse a enfermedades de gravedad como la panleucopenia, potencialmente mortal.
  • Problemas renales. Además de las causas en las que es evidente la pérdida de fluidos, la deshidratación en gatos puede producirse cuando hay un problema a nivel renal. Los riñones juegan un importante papel en el mantenimiento del equilibrio de los fluidos del organismo y se encargan de producir la orina que debe eliminar sustancias de desecho. Cuando no funcionan bien, la orina puede expulsarse en grandes cantidades, provocando la deshidratación. La enfermedad renal puede relacionarse con la edad avanzada, pero también con cualquier afección que dañe el riñón, como una infección o una intoxicación. Así, esta también puede ser la causa de deshidratación en gatos bebés.
  • Otras enfermedades. En general, cualquier patología en la que el gato deje de comer y/o beber puede provocar la deshidratación. Por ejemplo, un gato con rinotraqueítis, con dolor y dificultades para tragar y respirar es muy probable que deje de comer y de beber y, en consecuencia, acabe deshidratado. La deshidratación se acompañará de otros signos clínicos que nos orientarán hacia su causa más probable, que habrá que tratar también.

Síntomas de deshidratación en gatos

Los síntomas de la deshidratación en los gatos van a variar en función de su gravedad. Una deshidratación leve, sin más sintomatología, nos puede pasar desapercibida. En los casos más graves es probable que el gato:

  • Pierda el apetito.
  • Deje de beber o apenas lo haga.
  • No se mueva.
  • No interactúe.
  • Tenga los ojos hundidos en las cuencas.
  • Su saliva sea espesa y pegajosa.
  • La orina esté más concentrada de lo normal.
  • El manto se vea deslucido.

Prueba de deshidratación en gatos

¿Cómo saber si un gato está deshidratado? Si queremos comprobar con bastante fiabilidad si nuestro gato está deshidratado o no, podemos hacerle la prueba del pliegue, que valora la elasticidad de la piel. Consiste en tomar entre nuestros dedos índice y pulgar un pliegue de piel en la zona de la cruz y tirar, con cuidado, hacia arriba. Al soltar, la piel de un gato bien hidratado tendría que volver a su lugar de inmediato. Cuanto más tarde en hacerlo, más grave será la deshidratación. Se considera que la piel comienza a perder elasticidad a partir de un 5-6 % de deshidratación. Con un 6-8 % hay un retardo y entre un 10-12 % este es muy acusado.

En cualquier caso, si dudamos, nuestro gato pertenece a un grupo de riesgo como los que hemos mencionado o tiene más signos clínicos, hay que contactar con el veterinario. Recordemos que la deshidratación puede comprometer la vida del felino.

Deshidratación en gatos: síntomas y tratamiento - Síntomas de deshidratación en gatos

Cómo tratar a un gato deshidratado

Un gato deshidratado debe ser visto por el veterinario. Este profesional lo examinará, nos hará preguntas (anamnesis) y realizará las pruebas necesarias, que suelen incluir, por lo menos, un análisis de sangre y puede que también de orina. En función de los resultados, habrá que hacer más o será suficiente. Es importante realizar estas pruebas para descubrir qué enfermedad tiene el gato, pues hay que tratarla.

A la vez, la deshidratación del gato se tratará en función de su gravedad. Si esta es leve, puede bastar con que en casa nos aseguremos de que el gato bebe y come, lo que no siempre es fácil cuando está enfermo. Podemos recurrir a la comida húmeda y a los caldos caseros (sin sal) para intentar que ingiera más líquidos, siempre siguiendo las recomendaciones del veterinario. En ocasiones, si este profesional lo decide, puede ponerse suero subcutáneo, siempre a una temperatura lo más parecida posible a la corporal. Tardará unas horas en absorberse.

Los casos más graves, con más de un 8 % de deshidratación, van a requerir ingreso para reponer los fluidos por vía intravenosa, pues la subcutánea no será suficiente. Es la fluidoterapia, que también se puede aprovechar para administrar la medicación que necesite el gato. Normalmente, esta terapia se mantiene unas 24-48 horas. El gato debería comenzar a comer y a beber por sí mismo, con lo que se controlaría la deshidratación.

¿Cuánta agua debe tomar un gato deshidratado?

Es importante tener en cuenta que un gato deshidratado no va a mejorar solo porque le demos agua. No se trata de cuánta agua debe tomar un gato deshidratado, sino de dar con la causa de la deshidratación, tratarla y recuperar los fluidos y los electrolitos del organismo. Solo en los casos muy leves de deshidratación podría llegar con aumentar la ingesta de líquidos, tanto aportando agua como alimentos húmedos. En general, un gato debe ingerir unos 60 ml de agua por cada kg de peso corporal al día.

¿Es bueno el suero para gatos deshidratados?

Hay que saber que el suero para gatos deshidratados que se ofrece por vía oral y se puede encontrar en las farmacias no va a ser suficiente si la deshidratación del gato es grave. El suero oral solo mejora situaciones leves. Un gato muy deshidratado sí o sí tendrá que recibir fluidos por vía intravenosa, un procedimiento competencia exclusiva del veterinario.

Deshidratación en gatos: síntomas y tratamiento - Cómo tratar a un gato deshidratado

Este artículo es meramente informativo, en SoyUnGato.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu gato a un centro veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Deshidratación en gatos: síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra sección de Primeros auxilios.

Bibliografía
  • GEMFE. Cómo poner suero subcutáneo a los gatos-Una guía para los propietarios.
  • Portal Veterinaria. (2002). Principios de fluidoterapia.
Escribir comentario
Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 de 4
Deshidratación en gatos: síntomas y tratamiento