menu
Compartir

¿Es malo encerrar a un gato por la noche?

 
Por Eduarda Piamore, Técnica en psicología, educación y adiestramiento felino y canino. 11 diciembre 2023
¿Es malo encerrar a un gato por la noche?

Uno de los grandes “retos” de compartir el hogar con uno o varios mininos es encontrar el punto de equilibrio en medio de las diferencias entre nuestros ciclos de sueño y de vigilia. Los gatos mantienen hábitos mayormente crepusculares, es decir, que son más activos al atardecer y cuando el sol está por salir. Entonces, es muy común que los tutores tengan dificultades para conciliar el sueño debido a los altos niveles de energía de sus mininos durante las últimas horas de la madrugada o las primeras horas de la mañana. Tanto es así que muchos llegan al punto de preguntarse si es malo encerrar a un gato por la noche con el único propósito de lograr tener una buena noche de sueño.

Si estás atravesando una situación parecida, te invitamos a acompañarnos en este artículo de SoyUnGato para entender por qué esta no es la solución más eficiente y cómo puedes calmar a un gato por la noche sin poner en riesgo tu bienestar ni el de tu compañero felino. ¡Sigue leyendo y descubre consejos valiosos!

También te puede interesar: Por qué mi gato me despierta por la noche

¿Es malo encerrar al gato para dormir?

Antes de nada, permítenos evidenciar que, en este artículo, cuando usamos los términos “bueno” y “malo”, no es con la mínima intención de establecer un juicio moral respecto de una acción o una duda de los tutores. Todo lo contrario: nos limitaremos a evaluar los pros y los contras de la idea de encerrar a un gato por la noche, teniendo en mente los efectos de esta práctica tanto en el bienestar del animal como en el vínculo y la convivencia con sus familiares, ¿de acuerdo?

Entonces, la principal razón por la que decimos que no es bueno encerrar a tu gato para dormir, es porque esto no es una solución verdadera para el problema que tienes. Esto se debe a que:

  • Si lo encierras solo lo impedirás de moverse libremente por la casa, pero no evitarás que maúlle, llore o hasta grite para comunicarte que desea salir de allí. Más allá de poder meterte en problemas con los vecinos, ¿te imaginas que conseguirás dormir con este nivel de ruido?
  • si encierras a un gato por la noche porque su comportamiento ya es muy activo en este período, el acto de encerrarlo y limitar sus movimientos solo hará que se sienta más estresado y acumule una mayor “sobrecarga” de tensión que, posteriormente, necesitará liberar de alguna manera. Es aquí donde las cosas pueden complicarse seriamente, porque un gato estresado con una necesidad extrema de librar tensión es muy propenso a desarrollar conductas destructivas o incluso respuestas agresivas.

En lo “mejor” (o “menos peor”, para ser más realistas), tu gato hará todo lo posible para salir de la jaula o de la habitación donde lo hayas encerrado, lo que puede poner en riesgo su integridad física. Sin mencionar los daños que puede generar en el hogar, ya sea rompiendo la jaula que te ha costado una buena cantidad de dinero o arañando puertas, paredes, cortinas, muebles, etc.

Si esta práctica de encerrar a un gato por la noche empieza a volverse habitual, es muy probable que se traduzca en una condición de estrés crónico para el felino, la cual tiene repercusiones sumamente nocivas en su salud y su comportamiento. Además de ser un factor de riesgo para múltiples enfermedades y problemas de conducta complejos como la agresividad en los gatos, el estrés crónico también suele “dinamitar” el vínculo del gato con su tutor. ¿Te puedes imaginar lo difícil que sería para ti querer o confiar en alguien que te castiga o te priva de tu libertad sistemáticamente?

Por último, pero no menos importante, es importante diferenciar el hecho de que los gatos sean animales crepusculares de un estado de hiperactividad constante durante toda la madrugada. Si tu minino siempre está imparable durante la noche, esta puede ser una señal de que no está gastando suficiente energía durante el día, o bien que ya convive con un elevado nivel de estrés que puede estar asociado a múltiples causas, entre las cuales encontramos algunos problemas de salud. Y si consideras que solo con encerrarlo estás solucionando el problema, corres mucho riesgo de ignorar la verdadera causa de este comportamiento inquieto.

Por todas estas razones, desde SoyUnGato no aconsejamos encerrar a un gato para dormir, y recomendamos que pongas atención a los consejos de los siguientes apartados para entender qué puede estar ocurriendo con tu minino y cómo puedes ayudarlo a tener un comportamiento más calmado por las noches. Veamos…

Dónde dejar al gato por la noche

Un gato debe tener su propia zona de descanso bien acondicionada y ubicada en un ambiente tranquilo, donde no haya un exceso de estímulos que puedan impedirle dormir y dónde las temperaturas se mantengan razonablemente estables, para que tu minino no tenga frío ni calor durante la noche. Ello significa que, si tienes dos o más gatos en tu casa, cada uno de ellos necesita tener su propia cama y sus propios recursos, incluyendo comederos, bebederos, rascadores, juguetes y otros ítems de estimulación y entretenimiento. Este es el primer paso para evitar disputas entre ellos, pero también puedes aplicar estos consejos para que dos gatos se lleven bien.

Ten en mente también que la zona de descanso debe estar ubicada a una buena distancia de las áreas de alimentación y de eliminación. Esto es porque uno de los principales motivos por que los gatos rechazan su cama o “se niegan” a permanecer en su zona de descanso, es porque perciben allí los olores de sus deposiciones, restos de comida u otros residuos que evidencian una higiene deficiente.

También es fundamental que la cama de tu gato sea cómoda y tenga un tamaño compatible con el de su propio cuerpo. Aquí encuentras nuestra selección de las mejores camas para gatos y algunos consejos para elegir la que más se adapta a las necesidades y preferencias de tu compañero. Además, es muy recomendable ubicar la cama no directamente en el suelo, sino en algún sitio elevado, porque naturalmente los gatos se sienten más seguros durmiendo en lugares altos.

Así mismo, hay gatos que, mismo contando con una excelente zona de descanso, prefieren dormir con sus tutores. En la gran mayoría de los casos, esta es una señal positiva que indica que allí existe un vínculo de confianza, ya que un minino jamás se echaría a dormir cerca o junto a alguien que le genera miedo u otra emoción negativa.

En caso de que tengas algún temor relacionado a la posibilidad de contraer enfermedades, tienes que saber que un gato sano, que tiene una alimentación equilibrada y las vacunas y las desparasitaciones al día, no tiene por qué ser un transmisor de patologías. Sin mencionar que los felinos son sumamente cuidadosos con su propia higiene y sus rutinas de acicalado. Si quieres leer más sobre este tema, no dejes de echar un vistazo al siguiente artículo: “¿Es malo dormir con gatos?

Finalmente, para los gatitos muy jóvenes o los de cualquier edad que recién llegan a un nuevo hogar, dormir solos en un entorno desconocido puede generar mucha inseguridad, por lo que quizás quieran dormir sino en tu cama, en la misma habitación que tú. Si no te sientes cómodo con esta situación y prefieres acostumbrarlo desde el inicio a dormir en su propia cama, recomendamos que, por lo menos, dejes la puerta de tu habitación entreabierta para que el minino pueda solicitar auxilio o comunicarte cualquier necesidad durante la noche.

¿Es malo encerrar a un gato por la noche? - Dónde dejar al gato por la noche

Mi gato molesta mucho de noche, ¿qué hago?

Lo primero es tratar de entender por qué tu gato no duerme de noche. Como vimos, es clave empezar averiguando si su zona de descanso cumple con las condiciones mínimas para propiciar una buena noche de sueño. Pero también hay otros factores que pueden perturbar los ciclos de sueño y vigilia de nuestros mininos. A continuación, veremos las principales junto a algunos consejos de cómo calmar a un gato por la noche.

Problemas de salud

Hay una serie de condiciones que pueden provocar dolor, incrementar el estrés o generar molestias que impide a los gatos dormir con normalidad. Trastornos como el hipertiroidismo en gatos conducen a una aceleración excesiva del metabolismo que puede traducirse en hiperactividad, cambios repentinos en el estado de ánimo e incluso insomnio, entre otros síntomas.

También hay enfermedades que afectan directa o indirectamente la calidad del sueño de los mininos. Por ejemplo, un gato que sufre de una infección urinaria puede tener mucha dificultad para dormir, ya sea por el dolor, por el incremento de la micción o de las ganas de orinar, aunque no siempre haya orina almacenada en su vejiga.

Por esta razón, lo primero que deberías hacer si percibes que tu gato no duerme por la noche, es acudir al veterinario para descartar cualquier causa patológica.

Baja actividad física y/o estimulación mental

Un gato con un estilo de vida sedentario, vinculado a un entorno carente de estímulos, puede experimentar trastornos del sueño debido al estrés y la tensión acumulada. En la práctica, si el gato pasa el día aburrido y durmiendo, es probable que intente liberar esa energía acumulada durante la noche, especialmente si solo tiene la compañía del dueño en ese período.

Un bajo nivel de actividad física también es un importante factor de riesgo para el sobrepeso y la obesidad en los gatos, ambas condiciones que tienden a mitigar su calidad de vida.

Aquí la mejor apuesta es enriquecer el ambiente de tu gato añadiendo juguetes, rascadores, estímulos olfativos o visuales, y otros accesorios, como las plataformas o estantes elevadas para gatos, que estimulen tu minino a ejercitarse y “pongan a prueba” sus sentidos. Aquí tienes varias ideas para optimizar el enriquecimiento ambiental de tu gato y también puedes probar con la catnip (o “hierba gatera”) para incorporar un nuevo estímulo olfativo.

Cambios repentinos

Cualquier modificación brusca o repentina en los hábitos o el ambiente pueden configurarse como un “disparador” para el estrés y la ansiedad en los gatos. Independiente del tipo y de la dimensión del cambio que necesitas hacer en la rutina o en el entorno de tu gato, siempre debes conducirlo de una manera lenta y gradual.

Por otro lado, si estás pensando en adoptar a otro gato, es muy importante que, te asegures de que ambos tengan la oportunidad de atravesar un buen proceso de socialización. Además, es clave que presentes a los dos mininos antes de ‘obligarlos’ a convivir en el mismo hogar, para que tengan la oportunidad de adaptarse a la presencia el uno del otro, preferiblemente en un territorio “neutral. Aquí te explicamos en más detalles "Cómo presentar a dos gatos".

Problemas de adaptación

Como hemos dicho, el encontrarse en un entorno completamente nuevo suele generar una sensación de inseguridad en los gatos de cualquier edad, pero principalmente a los cachorros y los ancianos. Como tutor, es importante que sepas conservar la paciencia y no obligar a tu gato a interactuar o permanecer en un espacio en contra de su voluntad. Lo mejor es estimularlo mediante juegos, premios y caricias que ayuden a despertar su curiosidad y darle a entender que aquel es un entorno donde puede expresarse libremente.

Para ayudarte, hemos elaborado una "Guía para mudarte con un gato adulto" y también algunos consejos valiosos para sobre "Cómo ganarse la confianza de un gato".

Comportamientos sexuales

Otra explicación muy razonable de por qué tu gato está muy inquieto por la noche es porque percibe la presencia de parejas sexualmente activas en las cercanías de su residencia, y desea salir para aparearse. En este contexto, pueden producirse vocalizaciones muy profundas, intentos de escape e incluso una hiperactividad generalizada, que tiende a manifestarse más intensamente después del atardecer que durante el día.

Estos comportamientos son instintivos y naturales, por lo que encerrar a un gato por la noche no será eficiente para inhibirlos, al igual que cualquier tipo de castigo o regaño. El único método eficiente para controlar los comportamientos asociados al deseo sexual en los gatos es la castración, que, además, ayuda a prevenir enfermedades con alta tasa de letalidad tanto en machos como en hembras.

Por lo tanto, nuestro consejo es que te asesores con un veterinario de confianza sobre el momento más oportuno para castrar a tu minino. Y si tienes dudas sobre las diferencias entre la castración y la esterilización, aquí te explicamos si es mejor castrar o esterilizar a un gato.

Soledad

Aunque sean muy independientes, los gatos también necesitan sentirse queridos y establecer interacciones positivas a lo largo de su vida para preservar su salud emocional. De hecho, los gatos que pasan mucho tiempo solos son más propensos a presentar síntomas de depresión o extrema tristeza, los cuales pueden llegar a impactar muy negativamente en su sistema inmune.

Es más probable que esto ocurra si convives con una raza de gatos cariñosos y sociables, como el ragdoll, el persa o el siamés.

Simple: ¡dedica algo de tiempo cada día para jugar con tu gato! Proponle actividades que simulen una cacería o juegos de inteligencia y verás cómo esto le permitirá gastar energía y estar más calmado cuando llegue la hora de ir a dormir. Y, lógico, aprovecha este tiempo de calidad para afianzar el vínculo con tu minino y demostrarle con premios, caricias y palabras de aliento que su presencia allí te hace feliz.

Por último, pero no menos importante, no queremos dejar de compartir algunos consejos generales para calmar a un gato por la noche, que puedes poner en marcha de inmediato para optimizar tus noches de sueño, mientras empiezas a trabajar en las demás pautas que vimos hasta acá. Para conocerlas, basta con echar un vistazo al siguiente artículo: “Cómo tranquilizar a un gato por la noche”.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Es malo encerrar a un gato por la noche?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas del comportamiento.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
¿Es malo encerrar a un gato por la noche?
1 de 2
¿Es malo encerrar a un gato por la noche?

Volver arriba