menu
Compartir

Las mejores camas para gatos

 
Por Miren Azurmendi, Periodista especializada en el mundo animal. Actualizado: 28 junio 2023
Las mejores camas para gatos

Si convives con un minino, ya sabes que dedica casi el 75% del día (unas 14-16 horas) a dormir, una cuantía que puede alcanzar las 20 horas en el caso de los cachorros y gatos ancianos. Como tutor, debes proporcionarle un lugar adecuado para que descanse. Por ello, en esta entrada de SoyUnGato, te mostramos las mejores camas para gatos para que elijas la más acorde a sus preferencias, tamaño y edad, además de darte algunos útiles tips a la hora de seleccionarla.

Si no existen problemas físicos de salud y está correctamente estimulado, tu gato debería dormir a pierna suelta buena parte de la noche. Si no es así, no estaría de más averiguar las razones por las que un gato no duerme por la noche. Consultarlo con tu veterinario es lo idóneo para descartar la causa física como el origen de su inquietud y dar con el tratamiento etológico más conveniente.

Cama tipo saco de dormir

Este tipo de camas para gatos están concebidas para colocar en cualquier ubicación. Al ser semiabiertas, resultan muy versátiles. El minino puede elegir, en función de la estación del año de la que se trate y/o de sus gustos, entre dormir calentito dentro o más fresco, tumbado encima, por ejemplo, en verano. Son muy prácticas para llevar de viaje y suelen estar confeccionadas en tejidos de tacto suave y textura mullida.

Como hemos mencionado, la cantidad de horas que pasa al día durmiendo un gato es bastante alta pero si todavía tienes dudas de Cuántas horas duerme un gato, te dejamos el siguiente artículo para que lo consultes.

Las mejores camas para gatos - Cama tipo saco de dormir

Cama hamaca para gatos

Las camas hamaca son plegables en su mayoría y pertenecen a la categoría de camas para gatos de madera. Están hechas para instalar en espacios de exterior como terrazas o jardines. Son muy espaciosas, por lo que los mininos de razas grandes, como los maine coon, los ragdoll o los ragamuffin, o los que gustan de dormir estirados, pueden hacerlo con suma comodidad. Por su construcción a base de materiales nobles, embellecen el entorno que las rodea.

Las mejores camas para gatos - Cama hamaca para gatos

Cama tipo casa para gatos

Son camas para gatos grandes, conformadas por varios cuadrados superpuestos. Por lo general, son de madera o plástico rígido forrado, y actúan como refugios en los que dormir y esconderse. Si tu minino es jovencito y la equipas con un cojín mullido, este tipo de cama le encantará. Podrá camuflarse y pasar desapercibido durante horas mientras mantiene el control. Lo mismo podemos decir de los gatos que priman la sensación de seguridad al dormir.

Descubre las Posturas en las que duermen los gatos y su significado.

Las mejores camas para gatos - Cama tipo casa para gatos

Cama rascador para gatos

Se trata de otro tipo de cama para gatos en la que el concepto de descanso está ligado a satisfacer otra de sus necesidades: el mantenimiento de las uñas y el marcaje. Al igual que las camas tipo casa para gatos o los árboles para gatos de varias alturas y con accesorios, se trata de estructuras superpuestas y multidisciplinares que persiguen optimizar el aprovechamiento del espacio y contribuir al enriquecimiento del ambiente.

Las mejores camas para gatos - Cama rascador para gatos

Cama tipo tienda de campaña

En SoyUnGato nos encantan las camas tipo tipi o tienda de campaña porque son estéticas y pueden ser empleadas como elemento decorativo en el hogar. Constan de una estructura sólida de forma triangular, cubierta por un tejido (algodón o tela de lino) que deja entrever al animal. Este dispone de intimidad y de un espacio confinado que le proporciona seguridad para dormir de forma confortable, preservando su temperatura corporal.

Las mejores camas para gatos - Cama tipo tienda de campaña

Cama tipo colchón

Podemos englobarla en las camas para gatos cuadradas. Algunas disponen de un lateral elevado para que el minino apoye la cabeza, aunque hay otras que simplemente simulan un colchón, siendo igual de cómodas y prácticas. Suelen estar hechas de materiales resistentes, como la madera, para prolongar su vida útil y evitar la proliferación de microorganismos. Atendiendo a la preferencia de los mininos por los espacios elevados, son muchos los modelos que poseen varias alturas. Los cojines y mantas aportan la superficie mullida que falta.

Las mejores camas para gatos - Cama tipo colchón

Cama tipo hamaca

Corresponde a una variante novedosa que resulta muy funcional y del agrado de los gatos, ya que está diseñada para colocar como superficie colgante anexa a una ventana, radiador e incluso a tu cama. Su construcción cuenta con una estructura metálica o de madera, que actúa como soporte, a la que se le adhiere una funda, de lana o borreguillo. Las ventosas o tornillos se encargan de impedir que caiga al suelo. Favorecen el descanso y la estimulación cognitiva.

Las mejores camas para gatos - Cama tipo hamaca

Cama tipo iglú

Estas camas para gatos están techadas y son de formas redondeadas. Les encantan a los mininos, especialmente cuando son muy jovencitos, ya que sienten predilección por los lugares estrechos y cubiertos. Sentir las paredes junto a su cuerpo les provee de seguridad y les ayuda a mantenerse calentitos. Dos condiciones bien valoradas por los gatos cuando se trata de dormir. Son muy manejables, por lo que puedes colocarlas en una esquina o altillo.

Las mejores camas para gatos - Cama tipo iglú

Cama de diseño

Esta propuesta es otro ejemplo de camas para gatos cuadradas y están concebidas para combinar con el mobiliario de la marca en cuestión que hayas escogido como, por ejemplo, Ikea. Pese a su minimalismo, cuentan con valor decorativo.

En el caso de Ikea, es una cama de diseño cúbico, fabricada en fieltro de poliéster que resulta muy elegante. Al tratarse de una estructura techada, es apta para los mininos a los que les gusta dormir enroscados. Su estética de pelo se ve sedosa e invita a acariciarla. Aunque sea un producto acorde con la decoración del hogar, ten en cuenta que siempre hay que priorizar el bienestar de nuestro felino, por lo que si él no se siente cómodo, será mejor buscar otro tipo de cama para gatos.

Cama con calefacción incorporada

Estas camas calefactables para gatos suponen la evolución del equipamiento felino destinado al descanso. En su base incorporan una pequeña calefacción que se acciona enchufando la cama a la corriente. Pueden ser tanto de forma circular como cuadrada, más compactas o voluminosas, pero siempre son bien acogidas cuando el frío se hace presente. ¿Se te ocurre una cama más apetecible para tu gato?

Aquí te contamos "Cómo saber si mi gato tiene frío".

Las mejores camas para gatos - Cama con calefacción incorporada

Qué tipo de cama es mejor para un gato

No podemos despedirnos sin completar esta información, facilitándote algunas sencillas recomendaciones que te ayudarán a elegir la cama correcta para tu gato. En líneas generales, son 3 los factores fundamentales en los que deberías reparar: el material, el tamaño y el estilo.

  • El material: en SoyUnGato damos mucha importancia a este aspecto, y es que el material del que está fabricada la cama debería ser lavable para minimizar las infestaciones de pulgas u otros insectos. Tejidos como el algodón, la lana o la felpa siempre deberían ser tu primera elección frente a sintéticos como el poliéster. Conviene que el material de la estructura de base sea resistente, como la madera o el acero inoxidable, y que la superficie sobre la que se va a apoyar el animal no sea propensa a que el pelo quede adherido. Tampoco debería presentar relieves para no acumular polvo y suciedad en exceso. Límpiala cada 15 días o una vez al mes. Contar con una de repuesto es siempre buena idea. Si conviven varios gatos, cada uno debe tener su cama.
  • El tamaño: debes hallar el equilibrio entre libertad de movimiento y seguridad. Para ello, te aconsejamos que midas a tu gato desde la nariz hasta la base de la cola y que añadas 5 centímetros al resultado.
  • El estilo: en este punto, resulta imprescindible observar su comportamiento para conocer sus hábitos y posturas habituales al dormir. Antes de adquirir la cama para tu gato, debes saber si prefiere dormir enroscado o estirado, si lo hace en lugares calentitos o en superficies más fresquitas, como la bañera, o si es más de dormir a ras de suelo o elevado.


Ahora que ya sabes en qué fijarse para escoger el tipo de cama que es mejor para un gato, vamos a mencionar dos consejos adicionales.

Tan importante como escoger la cama apropiada para sus gustos y rutinas, lo es decantarse por la ubicación correcta. Debe tratarse de un lugar donde cuente con intimidad y tranquilidad, pero sin perder el contacto con la familia. Evita la exposición a corrientes de aire y asegúrate de que su base es estable si decides colocarla elevada (sobre todo, si tu gato es corpulento).

Con los años, los problemas articulares merman la movilidad de los gatos y conviene que la cama, al igual que la bandeja sanitaria, tenga uno de los lados bajo para mejorar su accesibilidad. En el caso de los gatos ancianos, las camas ortopédicas con espuma de memoria son las más adecuadas.

La presentación o familiarización con la cama es otro aspecto a considerar, tal y como ocurre cada vez que introduces un nuevo elemento en su cotidianeidad. Apóyate en la hierba gatera o en las feromonas de apaciguamiento que puedes pulverizar o colocar cerca de la cama o prueba a introducir en ella objetos suyos, como juguetes o una manta, o ropa tuya para que se relaje al reconocer los olores y esté más predispuesto.

Como ves, en el mercado dispones de infinidad de modelos entre los que elegir, pero todas las que te hemos mostrado aquí son las mejores camas para gatos. Si sigues nuestros consejos, estamos seguros de que acertarás con la elección y con su ubicación.

Si deseas leer más artículos parecidos a Las mejores camas para gatos, te recomendamos que entres en nuestra sección de Qué necesitas saber.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
Las mejores camas para gatos
1 de 10
Las mejores camas para gatos

Volver arriba