Problemas del comportamiento

Mi gato se muerde las uñas: causas y qué hacer

 
Laura García Ortiz
Por Laura García Ortiz, Veterinaria especializada en gatos. 9 diciembre 2022
Mi gato se muerde las uñas: causas y qué hacer

¿Qué pasa si mi gato se muerde las uñas de las patas traseras? ¿Acaso es normal que mi gato se muerda las uñas? Es una pregunta que algunos cuidadores de gatos se pueden hacer si ven a su gato realizando este comportamiento. Que un gato se muerda las uñas puede tratarse de algo tan común y normal como el acicalamiento diario, ya que aparte de lamerse todo su pelaje también se muerden las uñas para limpiar los restos de suciedad que estas pueden tener. Sin embargo, si el gato se muerde las uñas en otras situaciones puede deberse a trastornos psicológicos o a problemas de salud que requieren de atención veterinaria. Si quieres saber qué significa que los gatos se muerdan las uñas y qué hacer en cada caso, te invitamos a continuar leyendo este artículo de SoyUnGato.

Índice
  1. Estrés
  2. Parásitos externos
  3. Cuerpos extraños
  4. Infecciones
  5. Pododermatitis felina

Estrés

"Mi gato se ha arrancado una uña" puede ser una afirmación que hagan los cuidadores de gatos que están pasando por un periodo de estrés. Los gatos son unos seres especialmente sensibles al estrés, sufriendo por situaciones que para otros animales no son estresantes. Básicamente pueden padecer mucho más estrés con otras situaciones que por lo general lo son.

Por ejemplo, tu pequeño felino puede estar estresado porque acaba de venir una visita inesperada o ha llegado un nuevo integrante a casa pero también puede estresarse porque los vecinos están de reformas o hay algún ruido un poco fuerte o estridente por los alrededores, hasta simplemente por cambiarles la ubicación de sus comederos o del arenero.

Las manifestaciones de estrés en los gatos son muy diversas, no solo se limita a la micción inadecuada o al arañar o esconderse más de lo habitual, sino que también los gatos manifiestan problemas de acicalamiento excesivo o automutilación como morderse a sí mismos o arrancarse las uñas por morderlas en exceso.

Tratamiento del estrés en gatos

El estrés felino se debe abordar mediante modificación del ambiente y en algunos casos, terapia farmacológica. Dentro de las modificaciones ambientales encontramos el ponerles juguetes y sitios de enriquecimiento ambiental, para que se encuentren distraídos y seguros, así como poner más rascadores y lugares altos o para esconderse e intentar reducir o evitar los estímulos estresantes si es que se puede.

El uso de feromonas sintéticas felinas también estaría indicado en los gatos estresados, especialmente las que contienen la fracción F3 que los calma y crea un ambiente armonioso, tranquilo y apaciguante en el hogar. La terapia farmacológica debe ser prescrita por un veterinario especialista en comportamiento animal, un etólogo, y dependerá la dosis, duración y el tipo de fármaco de las necesidades de tu pequeño felino.

Descubre más detalles sobre el Estrés en gatos: síntomas y tratamiento en el siguiente post que te recomendamos.

Parásitos externos

Los parásitos externos son unos organismos que se nutren del hospedador al que parasitan a la vez que le producen un daño directo mecánico-irritativo por sus hábitos alimenticios mediante picaduras y su movimiento por la piel del gato afectado.

Parásitos como las pulgas, los ácaros o las garrapatas pueden afectar también a las patas e incluso dirigirse a la zona interdigital. Cuando se encuentran en esta zona el gato sufre mucho picor, molestias e irritación que hace que se muerdan y laman en exceso las uñas y la zona de los dedos.

Tratamiento de los parásitos externos en gatos

La mejor forma de prevenir los parásitos externos en nuestros gatos es mediante el uso de terapia antiparasitaria mediante collares o pipetas antiparasitarias para prevenir las infestaciones. Sin embargo, si tu gato se muerde las uñas por parásitos externos, el tratamiento es la desparasitación externa mediante el uso de pipetas desparasitantes con principios activos efectivos para el parásito implicado en cuestión.

Aquí te dejamos algunas opciones que puedes comprar en el mercado que hemos seleccionado en relación a su calidad-precio:

Recuerda que siempre debes consultar cualquier decisión que tomes sobre la salud de tu felino con tu veterinario de confianza.

Mi gato se muerde las uñas: causas y qué hacer - Parásitos externos

Cuerpos extraños

Otro de los motivo por que los gatos se muerden las patas y las uñas son los cuerpos extraños. En ocasiones, especialmente si tu gato tiene la posibilidad de salir al exterior, se pueden quedar atrapados pequeños cuerpos extraños como espigas, trozos de madera, pequeños palos, ramas, hojas o pequeños objetos punzantes en la zona interdigital o en las almohadillas de tu pequeño felino haciendo que sea doloroso o molesto y que se quieran morder para retirar dicho cuerpo extraño.

Tratamiento de cuerpos extraños en las uñas de los gatos

Si tu gato presenta un cuerpo extraño en dicha zona o en sus alrededores, debes intentar retirárselo si te deja y siempre que no sea algo que pueda producir una hemorragia al quitarlo. Llevarlo al veterinario para que lo extraigan es la mejor opción, pues lo harán de la forma correcta y usando sedación o anestesia local dependiendo del grado de dolor, molestias y carácter del pequeño felino.

Mi gato se muerde las uñas: causas y qué hacer - Cuerpos extraños

Infecciones

La zona interdigital, almohadillas o la zona de las uñas o entre las mismas puede ser un lugar de colonización de bacterias u hongos, generalmente cuando se ha producido algún daño, rasguño o herida en la zona, lo que favorece dicha entrada e infección. Puedes sospechar que tu gato se muerde las uñas por infección si la zona se encuentra enrojecida, tiene mal olor o desprende secreción purulenta.

Tratamiento de las infecciones ungueales en gatos

Si tu gato se muerde las uñas por una infección, tu veterinario deberá tomar muestra y cultivarla para saber de qué microorganismo se trata y poner tratamiento antibiótico o antifúngico. Se recomienda hacer un antibiograma al cultivo para saber el tipo de antibiótico efectivo para el microorganismo en cuestión a fin de prevenir las resistencias antibióticas, un problema de gran importancia y gravedad a día de hoy.

No te pierdas este post de SoyUnGato donde hablamos de los Tipos de heridas en gatos.

Mi gato se muerde las uñas: causas y qué hacer - Infecciones

Pododermatitis felina

La pododermatitis en gatos consiste en una enfermedad inflamatoria de las almohadillas delanteras o traseras de los gatos, es un trastorno linfoplasmocítico en el que las almohadillas se tornas agrietadas, dolorosas, blandas o hiperqueratósicas y esponjosas. En algunas ocasiones se pueden desarrollar también úlceras y abscesos. Los gatos afectados sentirán molestias y dolor que se manifiesta con cojeras, sangrado, hinchazón y mordisqueo de la zona, incluidas las uñas.

Tratamiento de la pododermatitis felina

El tratamiento farmacológico de elección para este proceso inflamatorio es la doxiciclina mantenido durante diez semanas a dosis de 10 mg/kg al día. Este tratamiento llega a resolver hasta el 50% de los casos de pododermatitis. En el caso de que la respuesta no sea la esperada se usarían corticoides como la prednisolona, la ciclosporina, la dexametasona o la triancinolona. En el peor de los casos, cuando no se produce mejoría con el tratamiento médico se debe proceder a realizar una escisión quirúrgica del tejido afectado.

Ahora que ya sabes por qué mi gato se muerde las uñas, quizá te interese saber Cómo cortar las uñas a un gato, aquí.

Si deseas leer más artículos parecidos a Mi gato se muerde las uñas: causas y qué hacer, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas del comportamiento.

Bibliografía
  • Harvey, A., Tasker, S. (Eds). (2014). Manual de Medicina Felina. Ed. Sastre Molina, S.L. L ́Hospitalet de Llobregat, Barcelona, España.
Escribir comentario
Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 de 4
Mi gato se muerde las uñas: causas y qué hacer