Problemas del comportamiento

Cómo evitar que el gato orine en la cama

 
Eduarda Piamore
Por Eduarda Piamore, Técnica en psicología, educación y adiestramiento felino y canino. 21 febrero 2023
Cómo evitar que el gato orine en la cama

Si recientemente has tenido la desagradable sorpresa de encontrar tus sábanas empapadas con la orina de tu gato y su olor tan penetrante, estamos seguras de que te encantaría saber cómo evitar que el gato orine en la cama, ¿cierto? La buena noticia es que hay técnicas mucho más eficientes y seguras que el regaño y el castigo para lograr este objetivo, pero debes tener en mente que jamás podrás emplear cualquier tipo de violencia o maltrato para reprender una conducta natural en los gatos, como es el acto de orinar.

Teniendo esto siempre en mente, te invitamos a seguir leyendo este artículo de SoyUnGato para entender por qué tu gato orina en tu cama o en la suya y cómo debes actuar para que deje de hacerlo. ¿Empezamos?

También te puede interesar: Por qué mi gato se mea en la cama del perro
Índice
  1. Por qué mi gato orina en mi cama
  2. Por qué mi gato orina en su cama
  3. Cómo evitar que mi gato orine en la cama

Por qué mi gato orina en mi cama

La principal razón por la que un gato orina fuera del arenero, ya sea en tu cama, en la cama de tu hijo o en otros sitios inadecuados, es porque su zona de eliminación no le resulta lo suficientemente cómoda, limpia o funcional. Y es por ello que empezaremos hablando de los principales problemas en el arenero de un gato que pueden fomentar rechazo. Echa un vistazo:

  • Las dimensiones del arenero: si la caja de arena es muy pequeña y poco profunda, además de esparcir residuos, tu gato no se sentirá lo suficientemente cómodo como para hacer allí sus deposiciones. Y si aún es un cachorro, la altura del recipiente puede estar dificultando su acceso al interior del arenero.
  • El tipo de arena: hoy nos encontramos con una inmensa variedad de arenas para gatos, pero lo cierto es que no todos los mininos se adaptan a cualquier tipo de arena. Por ejemplo, la arena de sílice está fabricada con un gel sintético y sus gránulos son más grandes, lo que puede resultar incómodo para algunos mininos. Por otro lado, la arena vegetal es mucho más ligera y suele pegarse en las patas de los gatos, pudiendo generarles molestias y ensuciar la zona de eliminación.
  • La ubicación del arenero. Para un gato, hacer sus deposiciones implica un momento de gran vulnerabilidad, ya que no son capaces de reaccionar con tanta rapidez y destreza mientras satisfacen sus necesidades fisiológicas. Entonces, si el arenero no está ubicado en un lugar tranquilo, donde pueda tener fácil acceso y privacidad, lo más probable es que no se sienta lo suficientemente seguro como para acudir allí en un momento tan delicado para él.
  • La caja de arena está muy cerca de la comida o de la cama de tu gato. La presencia de restos de alimentos, residuos de otro tipo y olores extraños en la zona de eliminación provocan tanto rechazo en los gatos como una higiene deficiente. Si el arenero de tu minino está muy próximo a la comida o la cama, lo más probable es que no quiera utilizarlo para no “contaminar” sus espacios de alimentación y descanso.
  • Cambios en la ubicación. Si tu gato se sentía cómodo y seguro haciendo sus deposiciones en un determinado sitio y, luego, cambias su arenero de lugar, lo más probable es que se produzca un rechazo inmediato. Lo ideal es que la ubicación del arenero sea definitiva y, si tienes que mudarte con tu gato, trata de ubicar su arenero en un espacio que reúna condiciones similares a la anterior ubicación.

Sin embargo, los problemas con el arenero no son el único motivo, tu gato puede orinar en tu cama por otras razones:

Marcaje

Los gatos machos y hembras marcan con el principal objetivo de liberar sus feromonas en un ambiente y los elementos allí presentes, y así comunicarse con sus congéneres. Es un error creer que los gatos solo marcan para delimitar su territorio, porque también lo hacen con fines reproductivos, para indicar su disponibilidad al apareamiento y atraer parejas receptivas, así como para provocar algunas reacciones en su propio cuerpo que suelen verse reflejadas en su comportamiento (por ejemplo: dejan marcas olfativas para transmitirse a sí mismos calma y seguridad).

Ahora bien, cuando un gato orina en la cama de su humano para marcar, generalmente es porque reconoce allí algún olor extraño, en especial de un individuo desconocido (ya sea otro animal o una persona). Digamos, por ejemplo, que tu pareja o un/a amigo/a se ha quedado a dormir en tu casa y compartiste tu cama con esta persona que, para ti, es alguien de mucha confianza, pero que para tu gato se trata de un individuo ajeno a su grupo social. Probablemente tú no puedas percibir que tu cama tiene un olor distinto al habitual, pero este cambio no pasará desapercibido para el poderoso olfato felino. Y es posible que tu gato orine en tu cama o se frote intensamente contra ella para liberar sus feromonas allí e impregnar su olor.

De ser este el caso, es importante que sepas que tu gato no hace esto solo para decir que “tu cama le pertenece” y no está dispuesto a compartirla con extraños, sino también para volver a sentirse plenamente seguro y a gusto en este ambiente. Ello porque cualquier cambio en el entorno suele provocar bastante estrés en los gatos y recomponer las condiciones habituales es una forma de aliviar la ansiedad y restaurar el equilibrio de su rutina.

Estrés

El estrés es una de las principales razones por las que un gato orina en lugares inusuales, tanto porque es un factor de riesgo para el desarrollo de múltiples enfermedades como por su impacto nocivo en el comportamiento de cualquier individuo. Un gato estresado vive diariamente con una enorme tensión acumulada y, al no encontrar vías positivas de descarga, hará lo que esté a su alcance para aliviar su malestar físico y psicológico.

Es entonces que pueden surgir una infinidad de problemas de conducta que van más allá de orinar en la cama de sus tutores, y que pueden asociarse con la destructividad y la agresividad en los gatos. En casos más severos, un minino estresado puede llegar a descuidar su higiene personal y sus hábitos de acicalamiento (algo que sería impensable para un minino saludable), lo que podría explicar por qué un gato orina en su propia cama o duerme dentro del arenero.

Descubre en este otro post los Síntomas de estrés en gatos.

No reconoce a un miembro de la familia

La llegada de un nuevo integrante a la familia supone un gran cambio en el ambiente y la rutina de un gato, el cual puede generarle más o menos estrés dependiendo de cómo tú, como su tutor, maneje la introducción de este nuevo individuo y su presentación a tu minino.

Si recientemente has tenido un bebé o has adoptado a un niño y te preguntas ¿por qué mi gato orina en la cama de mi hijo?”, es probable que esto ocurra porque tu minino aún no se ha adaptado la presencia de esta nueva persona en su entorno y su día a día. Una nueva persona, independiente de su género y edad, emite olores y otros estímulos que son desconocidos para tu gato y alteran el equilibrio químico de su entorno. Y como dijimos anteriormente, los gatos utilizan el marcaje no solo para reafirmar su dominio sobre sus pertenencias, sino también para restaurar las condiciones habituales de su entorno, las cuales le transmiten una sensación de calma y seguridad.

Algo similar puede ocurrir en caso de que hayas decidido cambiar el colchón o la ropa de cama que tu hijo y/o tú soléis utilizar, sobre todo si estamos hablando de productos nuevos con los que tu gato no ha tenido un contacto previo. De ser así, tu gato no tardará mucho en tomar la iniciativa de impregnar estos nuevos elementos con su olor, y aunque lo más probable es que frote su cuerpo contra ellos, también puede recurrir al marcaje con orina en algunos casos.

Está disputando tu cama con otro gato

La llegada de individuos desconocidos al hogar puede intensificar el comportamiento de marcaje de un gato, así como la necesidad de llamar la atención de sus tutores con diferentes comportamientos. Entonces, si recientemente has adoptado a un nuevo gato y este anda dando vueltas por tu cama, es bastante probable que tu buen y viejo compañero felino sienta la necesidad de disputar este ambiente y termine orinando en tu cama para dejar muy claro a su rival cuáles son sus posesiones.

Ten en cuenta que es mucho más probable que esto suceda si obligas a dos gatos a interactuar y compartir ciertos ambientes en contra de su voluntad, o cuando existe una escasez de recursos que propicia las situaciones de disputa o conflicto directo. El hecho de que dos gatos enteros del mismo sexo, ya sean machos o hembras, vivan juntos también es un disparador de los comportamientos sexuales y territoriales, por lo que vale la pena evaluar junto a un veterinario de confianza cuál es el mejor momento para castrar a tus gatos.

Cómo evitar que el gato orine en la cama - Por qué mi gato orina en mi cama

Por qué mi gato orina en su cama

Este comportamiento requiere especial atención por parte de los tutores porque, cuando un gato orina en su propia cama, esta suele ser una señal de desequilibrios en su cuerpo y/o su rutina. A continuación, listamos brevemente las principales razones por las que los gatos hacen sus deposiciones en la zona de descanso:

Está enfermo

Si tu minino solía usar adecuadamente el arenero y repentinamente sus hábitos de eliminación han cambiado, ya sea porque empieza a orinar en lugares inusuales, como en su propia cama, o porque tiene dificultades para hacer sus deposiciones, lo primero que te recomendamos hacer es llevarlo al veterinario. Hay diferentes enfermedades y trastornos metabólicos que pueden generar dolor, estrés o afectar las vías urinarias de los gatos, provocando cambios en su comportamiento y/o haciendo que sean incapaces de controlar sus vías urinarias y excretoras.

Solo para mencionar un ejemplo, las infecciones del tracto urinario son comunes en los gatos y suelen incrementar la micción o las ganas de orinar, aunque no siempre haya orina acumulada en la vejiga para eliminarse. A su vez, la diabetes en gatos tiene como uno de sus principales síntomas el aumento de la sed, de la micción y del apetito. Entonces, si tu gato empieza a orinar mucho o acude con mucha frecuencia al arenero y hace como si fuera orinar, pero percibes que no elimina casi nada de orina, también te recomendamos acudir a un veterinario lo antes posible.

Sufre estrés

Como dijimos anteriormente, el estrés es un factor de riesgo para múltiples problemas de salud y problemas de comportamiento, y en casos más severos puede llegar a interferir con los hábitos de higiene y acicalamiento de los gatos. Por ende, no dejes de considerar la posibilidad de que tu gato orina en su cama como consecuencia de un elevado nivel de estrés en su día a día.

No reconoce su zona de descanso

Saber acondicionar la zona de descanso de tu minino es tan importante como preparar correctamente su zona de eliminación con el objetivo de evitar cualquier rechazo o conductas inapropiadas, como las deposiciones fuera de lugar. Aquí, una vez más, la ubicación juega un rol clave, porque si la cama de tu minino está muy próxima al arenero, lo más probable es que se produzca un rechazo hacia una de estas zonas o ambas, y tu gato hasta puede sentirse confundido por la mezcla de olores.

Entonces, si tu gato orina en la cama, lo primero que deberías hacer es revisar si su zona de descanso está ubicada a una distancia razonable del arenero y también de su comedero y bebedero. Y recuerda que, una vez elegida la ubicación de cada zona, esta debe ser fija, porque cualquier cambio implicará altas probabilidades de rechazo.

Además, es importante que pongas atención a los productos que utilizas para limpiar la cama y la zona de descanso de tu minino. Olores muy fuertes como el de la lejía, así como fragancias nuevas y muy intensas, pueden hacer que tu gato desconozca el característico olor de sus posesiones y seguramente tratará de devolver a su cama su propio olor a través de un marcaje olfativo. Y aunque en la gran mayoría de los casos el minino se limitará a frotarse contra su cama para liberar allí sus feromonas, puede ocurrir (aunque sea poco probable) a un marcaje con orina.

Está disputando recursos con otros animales

Los animales que comparten un mismo hogar, ya sean de la misma especie o de especies distintas, deben tener sus propios recursos y ambientes para evitar conflictos innecesarios y problemas de comportamiento. Por ejemplo, si has adoptado a un nuevo gato y este suele dar vueltas por la cama de tu buen y viejo compañero felino, dejando allí su olor, esto puede ser un disparador del marcaje. Nuevamente, como los mininos son muy limpios y cuidadosos con su zona de descanso, lo más probable es que tu gato frote intensamente su cuerpo contra la cama para impregnarla con su olor, pero no es imposible que ocurra un marcaje con orina. No obstante, es mucho más probable que ocurra la situación inversa, es decir, que tu minino vaya a marcar con orina la cama del nuevo gato que has decidido adoptar.

Cómo evitar que mi gato orine en la cama

Te habrás dado cuenta de que, en los anteriores apartados, mientras te contábamos por qué un gato orina en la cama (suya o ajena), hemos compartido también algunos consejos valiosos para evitar que esto ocurra. Pero, para que tengas a mano las principales pautas de manejo y prevención en estos casos, a continuación, te ofrecemos una breve lista con lo que debes hacer para evitar que tu gato orine en la cama:

  • Elige un buen arenero para tu gato: empecemos por lo más básico, que es la elección de la caja de arena. Es fundamental que esta sea lo suficientemente amplia como para que tu gato pueda darse la vuelta dentro de ella y lo suficientemente profunda como para evitar que la arena se escape por todos lados. Además, te recomendamos optar por un producto hecho con material resistente y fácil de limpiar, que no adquiera malos olores tan fácilmente y tenga una mejor vida útil.
  • Observa si tu gato se adapta al tipo de arena que usas. Las clásicas “piedritas” sanitarias son las más fáciles de conseguir y económicas. Las arenas aglomerantes, a su vez, facilitan bastante la limpieza de las deposiciones y evitan la dispersión de malos olores. Pero, en ambos casos, lo más importante es que te asegures de que tu gato no se sienta incómodo al usar el arenero debido al tipo de arena que has elegido. Para ayudarte, hemos compilado los pros y los contras de los principales Tipos de arena para gatos disponibles en el mercado.
  • Enseña a tu gato a usar el arenero. Aunque el correcto uso del arenero esté más asociado al proceso de maduración que al adiestramiento de un gato, hay algunas buenas prácticas para incentivar que tu minino haga sus deposiciones en el sitio correcto y las puedes conocer en el siguiente artículo: “Cómo enseñar a un gato a usar el arenero”.
  • Invierte en el enriquecimiento ambiental. La mejor manera de prevenir el estrés y darle a tu minino vías positivas para gastar su energía y ejercitar su cuerpo y su mente, es brindándole un ambiente enriquecido con juguetes y una variedad de estímulos sensoriales que le mantengan entretenido y motivado. En SoyUnGato te contamos todo lo que necesitas saber sobre el Enriquecimiento ambiental para gatos.
  • Socializa a tu gato y preséntalo correctamente a los nuevos miembros de la familia. Sin importar si se trata de un bebé, un adulto, un nuevo gato u otro animal, cada individuo que se vaya a sumar a la familia debe ser presentado previamente a tu gato para evitar conflictos en el día a día. Cada gato levará su propio tiempo para adaptarse a esta nueva realidad, y lo mejor que puedes hacer para ayudarlo es darle la oportunidad de experimentar un buen proceso de socialización, que debería empezar idealmente durante sus primeras semanas de vida. Aquí también te contamos Cómo y cuándo socializar a un gato.
  • Prepara tu hogar para una buena convivencia entre dos gatos. Si has decidido adoptar a un nuevo gato, será clave asegurarte de que en tu casa existan más recursos que animales (por ejemplo, si hay dos gatos, está muy bien que haya al menos tres areneros) y que cada uno de ellos pueda contar con su propia cama, su propio comedero y bebedero, sus propios juguetes, etc. Además, te recomendamos poner en práctica estos Consejos para que dos gatos se lleven bien.

Por último y no menos importante, queremos recordar la importancia de ofrecer una adecuada medicina preventiva a tu gato para prevenir las enfermedades más comunes en su especie y favorecer un diagnóstico temprano que aumentará las probabilidades de éxito del tratamiento. Con este propósito, trata de llevar a tu minino al veterinario una o dos veces al año, no descuides su calendario de vacunas y no olvides desparasitarlo periódicamente con productos apropiados a su peso y edad. Ahora que ya sabes cómo evitar que el gato orine en la cama, pon en práctica nuestras recomendaciones y cuéntanos los resultados.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo evitar que el gato orine en la cama, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas del comportamiento.

Escribir comentario
Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 de 2
Cómo evitar que el gato orine en la cama