menu
Compartir

Razas de gatos con manchas

 
Por Miren Azurmendi, Periodista especializada en el mundo animal. 14 septiembre 2022
Razas de gatos con manchas

¿Sabes que el manto moteado es un rasgo ancestral de los gatos? Tanto es así que el patrón tabby marmoleado es uno de los más extendidos entre los mininos, y uno de los más apreciados por los cat lovers. Si te incluyes entre ellos, en esta entrada de SoyUnGato conocerás hasta 24 razas de gatos con manchas. Descubrirás, al margen de su aspecto exótico, cuál de ellas es la idónea para ti, por su carácter y por los cuidados que reclama.

La disparidad en la proporción de los pigmentos eumelanina y de feomelanina da lugar a pelajes vistosos y únicos. Propicia que los gatos con manchas de leopardo sean de los más solicitados por su innegable parecido con los grandes felinos. A su imponente porte acompaña un temperamento vivaz y juguetón, que no resulta apto para cualquier tutor. En algunos casos, necesitan que se les dedique tiempo de juego a diario.

También te puede interesar: Razas de gatos blancos

El bengalí

Si hablamos de gatos con manchas de leopardo, es inevitable mencionar al bengalí o gato de bengala. Un minino de tamaño mediano y cuerpo esbelto que luce un precioso manto atigrado. No existen dos ejemplares iguales. Sus rosetas, o manchas marrones de borde negro, están distribuidas de forma aleatoria y contrastan con una base que puede variar entre el crema y el amarillo. Son muy activos. Necesitan espacio y estimulación a diario.

Razas de gatos con manchas - El bengalí

El mau egipcio

Además de elegantes por sus largas extremidades y movimientos gráciles, los mau egipcios llaman la atención por su pelaje moteado. Es semilargo y tiende a acusar su longitud en las patas traseras. La base suele ser plateada o de un marrón bronceado que contrasta con manchas negras (se convierten en rayas en la cola y en las extremidades). Los árboles para gatos o disponer de contacto con el exterior es indispensable para mantenerlos equilibrados.

Si quieres saber más sobre estos gatos con manchas, no dudes en echarle un vistazo al siguiente artículo de SoyUnGato sobre el Mau egipcio.

Razas de gatos con manchas - El mau egipcio

El ocicat

Al estar emparentados con el siamés, son activos, inteligentes, muy vocales y afectuosos. No toleran la soledad y tienden a ser algo dominantes con otras mascotas. Por ello, si van a convivir con otros animales de compañía, deben ser socializados a una edad temprana (entre la segunda y la séptima semanas de vida).

El pelo de los ocicat es corto, muy suave y con un brillo satinado. Las motas son negras o seal están repartidas sobre un fondo bronce.

Te contamos más sobre el Ocicat en esta ficha completa sobre él.

Razas de gatos con manchas - El ocicat

El siamés

Además de ser uno de los más antiguos, el siamés con su característico patrón color point ha servido de base para crear varias razas de gatos con manchas. A su enigmática mirada y manto moteado con la cara, las orejas, los pies y la cola oscurecidos, se les une su carácter excepcional para la convivencia. Son muy fáciles de adiestrar y forjan un estrecho vínculo con su familia acogedora. Eso sí, necesitan compañía y hacer ejercicio todos los días.

Razas de gatos con manchas - El siamés

El ragdoll

Aunque puedes toparte con ejemplares de ragdoll bicolor, lo usual es que cuenten con el patrón color point de los siameses, con o sin guantes. Son gatos grandes, que superan con holgura los 7 kg de peso y que destacan por su temperamento dócil. De hecho, se le considera la raza más tranquila y es habitualmente empleada en terapia. Son tan confiados que no siempre reparan en los peligros que los rodean. No conviene dejarlos solo mucho tiempo.

Si quieres más información sobre esta raza de gatos con manchas, te dejamos su ficha completa en este post sobre el gato Ragdoll.

Razas de gatos con manchas - El ragdoll

El balinés

¿Sabes que deben su nombre a los bailarines de los Templos de Bali? Considerados la versión de pelo largo del siamés, estos gatos poseen un cuerpo estilizado y extremidades largas. Sus huesos son finos. Solo se admite como estándar de la raza el manto punteado con la cara, la cola y las patas de un color y el resto del cuerpo blanco, lila, azul, gris, rojo o chocolate. Son grandes saltadores y necesitan ejercitarse a diario para prevenir la obesidad.

Para saber más, visita la ficha completa del el gato Balinés.

Razas de gatos con manchas - El balinés

El bobtail japonés

Quizás lo conoces por su cola corta y enroscada, atributo por el que pertenece a las razas de gato sin cola. Su manto acepta todos los colores y patrones, incluido el ticking o punteado. Los bobtail japonés caracterizan por ser muy inteligentes (aprenden rápido los trucos que se les enseñan), cariñosos y activos. Para mantenerse saludables deben poder trepar, saltar, explorar y superar retos a través del juego compartido o de juguetes interactivos.

Razas de gatos con manchas - El bobtail japonés

El savannah

Junto al bengalí, el Savannah es el gato con manchas que más fielmente evoca al leopardo. Su pelo corto no es tan tupido y sedoso como el del bengalí, pero luce manchas de contorno negro bien definidas sobre una base marrón, plateada o gris humo. Llaman la atención sus grandes orejas y sus ojos almendrados de un intenso tono ámbar, verde o marrón. Por su tamaño, requieren mucho espacio para explorar y jugar. Son muy activos y curiosos.

Razas de gatos con manchas - El savannah

El munchkin

Este gato enano debe que sus patas sean tan cortas a una mutación genética. Sin embargo, a posteriori la cría selectiva realizada por el hombre ha permitido consolidar esta característica física. Para evitar malformaciones en la columna conviene que de cachorro se realice un seguimiento veterinario de su desarrollo. Son muy cariñosos (pueden padecer ansiedad por separación), juguetones y determinados. El mantenimiento de los munchkin es sencillo.

Te contamos más sobre los Síntomas de la ansiedad en gatos y cómo tratarla en el siguiente post de SoyUnGato.

Razas de gatos con manchas - El munchkin

El cornish rex

En esta ocasión, el pelo es corto y ondulado, al igual que sucede con su primo, el devon rex. De hecho, el apelativo rex hace referencia a la similitud de su pelo con la de un conejo. Entre todos los patrones aceptados, se encuentra el punteado. Carecen de subcapa interna, por lo que son algo vulnerables ante las corrientes de aire y los contrastes térmicos. Los cornish rex bastante activos, sin llegar a ser hiperactivos, pero tampoco les gusta estar solos.

Razas de gatos con manchas - El cornish rex

Otras razas de gatos con manchas

Dentro de las 46 razas felinas reconocidas por la Federación Internacional Felina (FIFe) existen más razas de gatos con manchas, que también merecen tu atención.

De pelo largo, semilargo o corto, todos ellos son mininos que se adaptan a la perfección a la vida con los humanos y algunas de ellas incluso se encuentran entre las más cariñosas:

Si deseas leer más artículos parecidos a Razas de gatos con manchas, te recomendamos que entres en nuestra sección de Comparativas.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
Razas de gatos con manchas
1 de 11
Razas de gatos con manchas

Volver arriba