menu
Compartir

Razas de gatos sin cola

 
Por Miren Azurmendi, Periodista especializada en el mundo animal. Actualizado: 14 septiembre 2022
Razas de gatos sin cola

¿Sabes cuál es la raza de gato sin cola por excelencia? Y ¿qué consecuencias puede tener esa característica física para su salud? En esta entrada de SoyUnGato te hablamos de 8 razas de gatos sin cola para que las conozcas y te sorprendas con el eclecticismo del universo felino.

Aunque la mayoría de ellas son fruto de una mutación genética, en la que el alelo dominante porta la información necesaria para que el gato nazca sin cola, en otras ha intervenido el hombre a través de la cría selectiva. En este sentido, conviene señalar que cruzar mininos sin cola puede provocar la muerte prematura de sus crías, así como deformaciones en la columna vertebral o la afectación del sistema nervioso.

También te puede interesar: Razas de gatos más inteligentes

El Manx

El Manx es la raza de gato sin cola por excelencia, ya que en ella la ausencia de cola es muy acusada. De hecho, los rumpy nacen sin ella. La longitud de su cola puede variar, siendo de apenas unas vértebras en los ejemplares llamados stumpy y de longitud estándar en los tailed. Proceden de la Isla de Man, a medio camino entre Reino Unido y Francia, y son todo un símbolo allí donde existen sellos y monedas con su grabado.

Son excelentes cazadores y adoran jugar con los niños o con otras mascotas. Se adaptan a todo tipo de viviendas, aunque prefieren tener contacto con el exterior. Si te preguntas qué pasa si los gatos nacen sin cola, debes saber que en el caso del Manx es peligroso, puesto que puede causarle malformaciones en la columna vertebral, que con el tiempo deriven en problemas urinarios o digestivos. De cachorro deberás vigilar su crecimiento.

Te contamos más sobre el Gato Manx en la siguiente ficha completa sobre esta raza de gato sin cola.

Razas de gatos sin cola - El Manx

El Bobtail japonés

Estos gatos sin cola no pueden negar su pasado al lado de la familia imperial japonesa y es que si acoges en casa a un bobtail japonés darán por hecho que todo les pertenece. Son muy activos, dominantes e inteligentes. Aprenden rápido todo lo que se les enseña, inclusive su nombre. Les encanta jugar a traer objetos y prefieren la compañía de los perros a la de otros gatos si no son de su misma especie.

En realidad, su cola presenta todas las vértebras propias de una cola considerada como convencional, lo que sucede con los bobtail japoneses es que está enroscada, dando la impresión de ser mucho más corta. Evoca a la de un conejo y en los ejemplares de pelo largo la caída de su manto semilargo se asemeja a una pluma.

No dudes en descubrir Cómo hacer que un gato acepte a un perro, aquí.

Razas de gatos sin cola - El Bobtail japonés

El Bobtail americano

Comparte con el bobtail japonés su porte atlético, con un cuerpo rectangular y musculoso. Sin embargo, en este caso, la cola puede ser curva, recta o estar ligeramente enroscada. El pelo de estos gatos sin cola puede ser corto o largo, y aunque se acepta una amplia variedad de colores y patrones, lo usual es que su manto sea atigrado. Juguetones y cariñosos, necesitan tener contacto con el exterior y mucha estimulación, física y mental, a diario.

Si quieres saber más sobre el Bobtail americano, no dudes en leer este artículo que te recomendamos.

Razas de gatos sin cola - El Bobtail americano

El Kurilian Bobtail

Deben su nombre a las islas Kuriles, en Rusia, de donde proceden. Se cree que del cruce de gatos bobtail japoneses con siberianos. Su pequeña cola apenas alcanza los 12 cm de longitud y recuerda a un pompón, dotándolos de un aspecto gracioso y entrañable. Son mascotas que se hacen querer, dado que son muy sociables, tranquilos e inteligentes. Características que los convierten en idóneos para cualquier familia. Necesitan estimulación a diario.

También puede interesarte la siguiente ficha completa sobre el Kurilian Bobtail.

Razas de gatos sin cola - El Kurilian Bobtail

El Mekong Bobtail

El bobtail del Mekong es considerada una raza rara, dado que en 2010 solo existían 600 ejemplares contabilizados, y la variante sin cola del siamés. Comparte con el de Tailandia el patrón color point, el pelo corto y un cuerpo esbelto. De acuerdo con el estándar de la raza, su cola debe constar, como mínimo, de 3 vértebras y no exceder en un cuarto la longitud de su cuerpo. Son propensos a desarrollar ansiedad por separación y a maullar mucho.

Razas de gatos sin cola - El Mekong Bobtail

El Pixie Bob

Oriunda de EE.UU., se estima que esta raza de gatos sin cola tiene su origen en el cruce de gatos bobcat con linces de la cordillera de las Cascadas, en Washington, y gatos comunes. Su cola es corta y gruesa, y les diferencia el alto número de ejemplares que nacen con polidactilia. Tanto es así que es la única raza a la que la TICA reconoce esta característica como parte de su estándar. Son sumamente cariñosos y pacíficos. Con ellos es muy fácil convivir.

Razas de gatos sin cola - El Pixie Bob

El Cymric

Es la versión de pelo largo del Manx. Aunque puedes encontrar Cymric con el manto de todos los colores y patrones aceptados, a excepción del color point, los ejemplares blancos con manchas negras son de los más populares. Su cuerpo robusto y compacto recuerda al del british de pelo corto. Se caracterizan por ser algo independientes y necesitan ser socializados temprano si van a convivir con niños o con otras mascotas.

Si quieres saber más sobre el Gato Cymric, te dejamos esta ficha completa.

Razas de gatos sin cola - El Cymric

Los gatos lynx

La familia de los mininos apellidados lynx están emparentados con el lince y su cría selectiva tuvo lugar en la década de los 90. Todos ellos comparten la característica del acortamiento de la cola. Por ello, cuando nos referimos a cuáles son las razas de gatos sin cola, desde SoyUnGato vemos justificado incluir estas variantes raciales. Las analizamos rápidamente a continuación.

Caracal o desert lynx

Alcanzan el metro de longitud, el medio metro de altura y pueden llegar a pesar 18-20 kg. Su cola es la más larga de los ejemplares lynx, pero más corta que la acostumbrada en el resto de felinos. Viven en el desierto, en África y en el Medio Oriente. Lo que más llama la atención de su fisonomía, además de la cola, son sus orejas negras, su manto rojizo y la raya negra que atraviesa su cara.

Lynx americano

Son los más parecidos a los linces, con cabeza en forma de cuña, mandíbula fuerte y extremidades largas. Las traseras son algo más largas que las delanteras. Su pelo es corto y de un precioso tono rojizo que puede variar de intensidad de unos ejemplares a otros. El patrón tabby refuerza su carácter salvaje. Si son correctamente socializados, pueden vivir dentro de casa, pero reclaman estimulación y contacto con la naturaleza.

Alpine lynx

Suelen ser blancos, de pelo corto o largo y con una cola corta. Sus ojos lucen unos luminosos tonos verde, azul o ámbar, que resultan muy expresivos. Los pinceles de las orejas y los mechones que sobresalen de entre sus dedos recuerdan a los linces.

Highland lynx

Son los más tranquilos y aptos para la convivencia con los humanos de la familia de gatos lynx. Se caracterizan por tener orejas rizadas, además de una cola corta. Ambas características son fruto del cruce llevado a cabo entre gatos jungle curls y caracales del que proceden.

Razas de gatos sin cola - Los gatos lynx

Si deseas leer más artículos parecidos a Razas de gatos sin cola, te recomendamos que entres en nuestra sección de Comparativas.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
Razas de gatos sin cola
1 de 9
Razas de gatos sin cola

Volver arriba