menu
Compartir

Razas de gatos híbridos

 
Por Equipo editorial de SoyUnGato. Actualizado: 30 noviembre 2022
Razas de gatos híbridos

Los gatos híbridos son aquellos que han surgido del cruce entre una raza de gato doméstico y uno salvaje. Pero con gato salvaje no hacemos referencia a uno callejero, sino a especies de felinos salvajes como el gato leopardo o el gato de la jungla. Algunos de estos cruces surgieron de forma natural, sin embargo, muchos otros fueron provocados por el ser humano con el fin de obtener gatos caseros con apariencia de gatos salvajes. Durante este proceso de creación de nuevas razas, en muchos casos, se llevó a cabo la endogamia, de manera que algunas son más susceptibles a padecer determinadas enfermedades hereditarias. Por todo ello, es importante no fomentar la compraventa de animales ni este tipo de prácticas. Dicho esto, desde SoyUnGato promovemos la adopción responsable de felinos, así como la esterilización para evitar el abandono.

Al margen de lo anterior, si te encantan estos animales y quieres conocer las distintas razas de gatos híbridos que existen, su origen y características, ¡sigue leyendo! Así mismo, si acabas de adoptar a un precioso felino y notas en él cierto halo salvaje, ¡quizá provenga de alguna de estas razas y puedas ofrecerle unos mejores cuidados!

También te puede interesar: Razas de gatos raros

Bengalí

Sin duda, cuando pensamos en gatos híbridos el primero que siempre nos viene a la mente es el gato de Bengala. Con su precioso manto moteada, su esbelta figura y su caminar elegante nos recuerda inmediatamente a la grandeza del leopardo, ¡y no es de extrañar! El gato bengalí surgió en Estados Unidos como resultado del cruce de un gato doméstico con un gato leopardo asiático (Prionailurus bengalensis bengalensis). No fue un cruce natural, sino que fue Jean Mill, genetista, criadora y conservadora del gato leopardo asiático, quien creó y desarrolló la raza en 1963.

Razas de gatos híbridos - Bengalí

Ashera

El gato ashera también surgió de la mano del ser humano, pero en esta ocasión intervinieron varios gatos salvajes en su origen. Principalmente, participaron en su creación el gato doméstico, el gato leopardo asiático y el serval africano (Leptailurus serval). Su creación se llevó a cabo en un laboratorio de Estados Unidos a principios del siglo XXI, de manera que es una de las razas de gatos híbridos más recientes y, también, de las más grandes, ya que alcanza los 15 kg de peso.

A pesar de su hermoso aspecto, que sin duda nos recuerda a un felino salvaje, y de su carácter calmado, todos ellos rasgos que muchas personas buscan en un compañero animal, debemos resaltar que esta no es una raza que se pueda adoptar, sino que es preciso contactar directamente con el laboratorio que la creó. Por ello, animamos a reflexionar sobre la idea de tener un gato ashera, teniendo en cuenta lo que ello implica y la gran cantidad de gatitos que hay en refugios y protectoras esperando recibir una segunda oportunidad.

Razas de gatos híbridos - Ashera

Savannah

El gato savannah también se creó en Estados Unidos tras cruzar gatos domésticos con el serval africano. Al tener en común al gato serval, es muy parecido al ashera, sin embargo, el savannah es más pequeño, menos estilizado y su apariencia en general es menos salvaje. No obstante, sigue siendo un gato más grande que la mayoría de razas felinas.

Razas de gatos híbridos - Savannah

Chausie

El gato chausie es totalmente distinto a los anteriormente mencionados, ya que su manto no es moteado, sino ligeramente atigrado o sólido, siendo el pardo y el negro los colores más habituales. Esta gato híbrido es originario de Egipto y surgió al cruzar gatos chaus con gatos domésticos, por lo que es también uno de los gatos más grandes. El gato chaus, conocido también como gato de la jungla (Felis chaus), es un felino salvaje que se encuentra en varias regiones del mundo, no solo en África. Nuevamente, este cruce no fue casual, sino totalmente provocado por el humano.

Razas de gatos híbridos - Chausie

Caracat

De aspecto similar al anterior, el caracat presenta una característica que todos los mencionados hasta el momento no tienen: su origen fue accidental. No obstante, no podemos decir que fue del todo natural, puesto que ocurrió en un zoológico de Rusia a finales del siglo XX, cuando un caracal se reprodujo con un gato doméstico. El resultado impresionó tanto, que tras este cruce inesperado sí que se empezaron a cruzar de forma totalmente intencionada con el fin de afianzar la nueva raza.

El caracat es muy parecido al caracal salvaje (Caracal caracal) en cuanto a color del manto y apariencia salvaje, incluso sus orejas presentan los característicos pelos en la punta, pero con un tamaño más reducido. Por ello, también es conocido como gato lince.

Razas de gatos híbridos - Caracat

Toyger

Si pensamos en el gato toyger automáticamente nos viene a la mente la imagen de un tigre, ¿cierto? Pues esto no es casualidad, y es que esta raza de gato híbrido fue diseñada precisamente para imitar el manto de este gran felino. En este caso, no se utilizaron de forma directa gatos salvajes, puesto que la raza surgió tras cruzar un gato bengalí con gatos domésticos que presentaran el patrón tabby en el manto (rayado). No obstante, dado que el bengalí sí procede de gatos salvajes, el toyger también se considera un híbrido.

Esta raza fue creada en California en 1980 con el objetivo de obtener felinos con el aspecto del tigre y el carácter y tamaño del gato doméstico.

Razas de gatos híbridos - Toyger

Cheetoh

El gato cheetoh es también de los más recientes, puesto que surgió en el año 2003 tras cruzar a un gato de Bengala con un ocicat. Como en el caso anterior, no se trata de una raza que descienda directamente de un gato salvaje, pero sí uno de sus progenitores, es por ello que se considera también un gato híbrido.

El cheetoh destaca por su brillante y precioso manto moteado, que le confiere ese aspecto salvaje y similar al del leopardo.

Razas de gatos híbridos - Cheetoh
Imagen: petmapz.com

Serengeti

El gato serengeti se creó en California tras cruzar a un gato bengalí con un gato oriental. De esta forma, nos volvemos a encontrar con una raza de gato híbrido procedente del bengalí y, por ende, del gato leopardo asiático. Este felino presente el característico patrón moteado en el manto, con los rasgos típicos del oriental, por lo que resulta un gato realmente hermoso. Es también más grande que otras razas de gatos debido a sus antepasados.

Razas de gatos híbridos - Serengeti

Otros gatos híbridos

Lamentablemente, el afán del ser humano por obtener razas nuevas y cada vez más exóticas le lleva a seguir cruzando felinos salvajes con domésticos, e incluso razas híbridas entre sí. Algunos ejemplos son los siguientes:

  • Gato junle: cruce entre un gato bengalí y un chausie.
  • Gato eurochausie: cruce entre un gato chausie y un gato montés europeo.
  • Gato ussuri: cruce entre un gato doméstico y un gato leopardo de Amur (Prionailurus bengalensis euptailura).

Nuevamente, insistimos en la importancia de no promover la compraventa de animales y mucho menos algunas de las prácticas mencionadas para obtener "nuevas razas". Son muchos los gatos mestizos o procedentes de otras razas felinas que se encuentran en protectoras y refugios esperando recibir una oportunidad para encontrar un hogar. Todos ellos son también hermosos, únicos y merecedores de nuestro amor.

Si deseas leer más artículos parecidos a Razas de gatos híbridos, te recomendamos que entres en nuestra sección de Comparativas.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
Razas de gatos híbridos
Imagen: petmapz.com
1 de 9
Razas de gatos híbridos

Volver arriba