menu
Compartir

Razas de gatos raros

 
Por Miren Azurmendi, Periodista especializada en el mundo animal. Actualizado: 16 septiembre 2022
Razas de gatos raros

El universo felino nos sorprende con su eclecticismo. Desde las razas sin pelo hasta las híbridas, pasando por las diminutas, existe un sinfín de razas de gatos raros debido a sus particularidades físicas. Por ello, queremos dedicar esta entrada de SoyUnGato a hablarte de las razas de gatos más raras del mundo.

Si no las conoces, lo que aprenderás aquí te servirá para inspirarte en el caso de que estés planteándote acoger a un minino en casa, quizás como compañero de juego del que ya tienes. Descubrirás cuál es el gato más raro del mundo, cuáles son los rasgos de comportamiento más característicos de estas 10 razas de gatos raras y qué cuidados deberías procurarles para disfrutar de su compañía durante muchos años. ¿Nos acompañas?

También te puede interesar: Gatos sin pelo: razas y características

El Levloy ucraniano

Este curioso minino es fruto del cruce del gato esfinge con el Scottish fold. De ahí que carezca de pelo y que sus orejas estén replegadas. En este caso, hacia adelante, otorgándole un aspecto bastante peculiar. Sus ojos son almendrados y de tonos muy luminosos, como sucede con el Sphynx. Son sumamente cariñosos e inteligentes y se adaptan a la perfección a los pequeños pisos. Eso sí, conviene protegerlos del frío y del sol.

Te contamos más sobre esta raza de gatos raros en el siguiente artículo de SoyUnGato sobre el Levkoy ucraniano.

Razas de gatos raros - El Levloy ucraniano

El Manx

El Manx debe su nombre a la Isla de Man, entre Reino Unido y Francia, de la que procede y representa al gato sin cola por excelencia. De hecho, dentro de la raza existen diferentes subtipos en función de la longitud de la cola. Los rumpy carecen completamente de ella, mientras que los tailed la tienen del tamaño convencional. Son excelentes cazadores y muy cariñosos. De cachorros conviene vigilar el desarrollo de su columna vertebral.

No dudes en echarle un vistazo a esta ficha completa sobre El gato Manx, una de las razas de gatos menos comunes.

Razas de gatos raros - El Manx

El Sphynx

Para muchos, el esfinge, también conocido como gato egipcio por su parecido con los mininos grabados en los murales del Antiguo Egipto, pertenece a una de las razas de gatos más extrañas del mundo. Y es que es el más popular de los gatos sin pelo. Sus grandes ojos y orejas completan una apariencia un tanto alienígena que contrasta con su carácter amistoso, juguetón y muy leal. De hecho, pueden llegar a ser muy celosos e insistentes.

Para tener más información sobre El gato sphynx te recomendamos leer este post de SoyUnGato.

Razas de gatos raros - El Sphynx

El Selkirk rex

Su pelo largo y rizado es consecuencia de una mutación genética y justifica que también se le conozca como el gato oveja. Son más conocidos en EE. UU. y Canadá y hacen gala de un temperamento alegre y vivaz. Disfrutan del tiempo compartido con los humanos o con otras mascotas, pero agradecen disponer de ratos para la exploración al aire libre. Les encanta que los cojan en brazos y que los consientan con caricias.

Si tienes curiosidad sobre esta raza de gato rara, no te lo pienses ni un segundo y consulta su ficha completa en Selkirk Rex.

Razas de gatos raros - El Selkirk rex

El Munchkin

Sus diminutas patitas le hacen merecedor del apelativo de gato salchicha, así como de formar parte de las razas de gatos raros. Los Munchkin son mininos muy alegres y determinados. No le tienen miedo a nada y son extremadamente curiosos. Pese a no alcanzar los 4 kg de peso, los munchkin gozan de una excelente salud y pueden alcanzar los 15 años de vida. Eso sí, conviene racionar su comida y espaciarla en varias tomas para prevenir el sobrepeso.

Razas de gatos raros - El Munchkin

El gato elfo

El gato duende se caracteriza por carecer de pelo (o lo que es más exacto, por lucir un manto de finísima pelusa casi imperceptible a la vista) y por portar unas orejas curvadas hacia atrás. Esto es debido a su parentesco con el gato esfinge y el curl americano. Son muy inteligentes, cariñosos y sociables. De hecho, son de los mininos más flexibles que existen en cuanto a su capacidad para adaptarse a los cambios. Congenian especialmente bien con los niños.

Te contamos más sobre estas razas de gatos raros en la siguiente ficha del Gato elfo.

Razas de gatos raros - El gato elfo

El Peterbald

¿Sabes que los Peterbald son de origen ruso? Fruto del cruce de gatos esfinge, siameses y ciertas razas de gatos orientales de pelo corto. Por ello, se les puede considerar la versión oriental del Sphynx. La falta de pelo y unas grandes orejas triangulares son lo que más llama la atención de ellos al verlos. Son muy activos e inteligentes. No son adecuados para las personas con poco tiempo o que deben ausentarte con frecuencia de casa.

Razas de gatos raros - El Peterbald

El exótico de pelo corto

Este simpático gato ha heredado los atributos más apreciados de sus antecesores: el cuerpo robusto y la nariz chata del persa, y la cabeza ancha y el pelo corto del británico de pelo corto. Sin embargo, son más sociables que el persa y menos bulliciosos de lo que acostumbran a ser los mininos de pelo corto. Conviene atender a su dieta, por su predisposición a engordar, y limpiar a diario sus ojos para evitar las manchas que provoca la epífora.

Te contamos más detalles sobre el Gato exótico de pelo corto, aquí.

Razas de gatos raros - El exótico de pelo corto

El Savannah

Procede del cruce del serval, un felino salvaje africano, con el gato doméstico. Los Savannah son muy grandes, pueden alcanzar los 23 kg, y existe gran disparidad en su temperamento entre unos ejemplares y otros. Como raza híbrida que es aún está en observación. Presentan unas necesidades nutricionales superiores a la del resto de razas y reclaman mucho espacio. Pueden saltar hasta dos metros y no son aptos para los tutores principiantes.

Razas de gatos raros - El Savannah

El Scottish fold

No podíamos concluir este repaso por las razas de gatos más raros del mundo sin mencionar al escocés de orejas curvadas. Son mininos de formas redondeadas, con un cuerpo musculoso y una larga cola, muy poblada. A medida que envejecen pueden desarrollar rigidez en ella, por lo que conviene cepillarlos con cuidado para evitar que les duela. Son muy cariñosos y se llevan muy bien con los niños y con otras mascotas.

Razas de gatos raros - El Scottish fold

Si deseas leer más artículos parecidos a Razas de gatos raros, te recomendamos que entres en nuestra sección de Comparativas.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
Razas de gatos raros
1 de 11
Razas de gatos raros

Volver arriba