Problemas y trastornos

Cómo estimular a un gato a defecar

 
María Besteiros
Por María Besteiros, Auxiliar Técnico Veterinario. 15 junio 2023
Cómo estimular a un gato a defecar

Los gatos, desde bien pequeños, son capaces de acudir a la bandeja higiénica para orinar y defecar. No debemos hacer nada más que enseñarles el lugar para que lo utilicen. Pero, en ocasiones, puede ser necesario que les proporcionemos alguna ayuda.

Nos referimos a situaciones en las que el gato tenga problemas a la hora de evacuar. Esto puede pasar en determinadas circunstancias en la vida adulta, en ocasiones con gatitos bebés y siempre que estemos cuidando de gatitos de pocos días de edad. En este artículo de SoyUnGato vamos a explicar cuándo debemos intervenir y, de ser necesario, cómo estimular a un gato a defecar.

Índice
  1. Cuándo estimular a un gato a defecar
  2. Cómo estimular a un gato bebé a defecar y orinar
  3. Cómo estimular a un gato adulto a defecar

Cuándo estimular a un gato a defecar

Como hemos avanzado, existen algunas circunstancias concretas en las que está indicado que ayudemos a nuestro gato a defecar. Por ejemplo, si recogemos un gatito recién nacido sin madre, tendremos que estimularlo para que defeque y orine. De esta tarea se encargan las madres pasando por la zona genital su lengua. Esta actividad se prolonga hasta que el gatito es capaz de acudir solo al arenero, hacia las 3-4 semanas de vida. El contacto físico entre los gatitos de la camada, que suelen mantenerse pegados unos a los otros, también puede desencadenar las deposiciones. A los gatitos puede costarles defecar, por ejemplo, si estaban alimentándose de la leche de su madre y pasamos a darles leche artificial para gatos.

En la edad adulta también es posible encontrar circunstancias en las que se requiera estimular la defecación. Si tenemos un gato adulto sano y sospechamos que sufre un estreñimiento leve, podemos probar alguna medida casera para movilizar el tránsito intestinal. Pero solo está aconsejado en estos casos. Si el gato sufre ya de alguna patología, es muy mayor o no sabemos qué le puede estar pasando, no hay que provocarle la defecación, sino llevarlo al veterinario para determinar la causa de su estreñimiento. Por ejemplo, si no defeca por una obstrucción causada por un cuerpo extraño, no solo no solucionaríamos nada estimulando la defecación, sino que sería contraproducente y podríamos agravar la situación.

Cómo estimular a un gato bebé a defecar y orinar

Como hemos explicado, las gatas pasan la lengua por la zona genital de sus gatitos para conseguir que defequen y miccionen. Para estimular nosotros la defecación debemos imitar este comportamiento siguiendo estos pasos:

  1. Cogemos un algodón o una gasa y la humedecemos con agua tibia.
  2. Pasamos el algodón o la gasa humedecida por la zona genital del gatito.
  3. Conviene poner al gatito sobre un empapador o papel absorbente y, después, secarlo con gasa o papel limpio.
  4. En ocasiones, hay que insistir y masajear también el vientre, con movimientos circulares, siempre con cuidado y suavidad.

Es muy importante que preparemos el biberón tal y como recomienda el fabricante, pues una composición inadecuada podría desencadenar problemas digestivos. Si acabamos de recoger a un gatito que hasta entonces estaba con su madre, es normal que tarde un par de días en defecar. Pero si notamos que tiene molestias, le cuesta comer o tampoco conseguimos que orine, hay que ponerse en contacto con el veterinario de inmediato. Los gatitos tan pequeños son altamente vulnerables.

Si aparentemente el gato está bien, pero sigue sin defecar, podríamos probar a darle una gota de aceite de oliva. Desaconsejamos el empleo de otros métodos sin previa consulta con el veterinario. Por supuesto, no debemos administrar ningún enema ni laxante sin la prescripción de este profesional. En este otro artículo te explicamos Cómo cuidar a un gatito recién nacido.

Cómo estimular a un gato a defecar - Cómo estimular a un gato bebé a defecar y orinar

Cómo estimular a un gato adulto a defecar

Solo podremos estimular a un gato adulto a defecar si contamos con el visto bueno del veterinario o se trata de un gato sano del que sospechamos únicamente un problema puntual. En caso contrario, ya hemos visto que esta estimulación podría resultar peligrosa. De lo que se trata es de aumentar el tránsito intestinal, lo que podemos hacer implantando medidas como las siguientes:

  • Hidratación: los gatos adultos suelen beber poca cantidad de agua, si encima solo comen pienso, un alimento con muy bajo porcentaje de humedad, pueden presentar una hidratación deficiente. Podemos paliarlo añadiendo a diario una parte de la ración en forma de comida húmeda o incitándolo a beber, por ejemplo, poniendo bebederos por diferentes puntos de la casa o recurriendo a las fuentes, que mantienen el agua en movimiento. En este post te hablamos de Las mejores fuentes para gatos.
  • Alimentación: en ocasiones, la dieta es baja en fibra, por eso podemos buscar un alimento de calidad que contenga el porcentaje que el gato necesita para favorecer su tránsito intestinal. También podemos darle alimentos, de forma puntual, ricos en fibra o que sepamos que pueden ayudarle a este tránsito. Un ejemplo es el yogur, siempre que a nuestro gato no le siente mal. En esta categoría podríamos incluir el aceite de oliva, que podemos mezclar con su ración de comida.
  • Ejercicio: el movimiento ayuda al aparato digestivo a funcionar, por eso es bueno que animemos a nuestro gato a ejercitarse. Podemos hacerlo jugando con él y poniéndole rascadores verticales o muebles a diferentes alturas para que se vea obligado a subir y bajar. No te pierdas este post con una selección de Juegos para gatos en casa.
  • Arenero: mantenerlo limpio, ubicarlo en un lugar tranquilo y llenarlo con una arena del agrado del gato son las claves para animarlo a que lo utilice. De lo contrario, puede estar evitando su uso. Descubre Cuál es la mejor arena para gatos en este otro artículo.
  • Malta: la malta es una sustancia conocida por sus propiedades para la movilización del aparato digestivo. Además, suele ser del agrado de los gatos. Podemos darla varias veces a la semana directamente o poniendo una pequeña cantidad sobre una pata para que el gato se limpie.
  • Laxantes: hay diferentes tipos en el mercado que van a funcionar de formas diferentes y ayudarán a estimular al gato a defecar. Algunos son de uso frecuente y prolongado, mientras que otros se recomiendan para momentos puntuales. Pueden tener contraindicaciones, por eso no es aconsejable administrarlos sin la prescripción del veterinario.
  • Enemas: se entiende por enema la introducción de líquido por vía rectal para estimular la defecación. En la actualidad, pueden comprarse en farmacias dispositivos preparados para este procedimiento en gatos. No debemos ponerle un enema a nuestro gato si no lo ha recetado el veterinario. No solo podría resultar contraproducente, también podríamos hacerle daño, agravando la situación.

¿Es bueno hacer un masaje a un gato estreñido?

Fuera del masaje que hemos explicado para ayudar a evacuar a los gatitos lactantes, no es muy recomendable masajear la barriga de un gato adulto estreñido. Normalmente, no es una zona que a los gatos les guste que se les acaricie. Si, además, sienten molestias, incluso podríamos hacerles daño y, en cualquier caso, causarles estrés. Si el veterinario advierte que es posible ayudar a la defecación con alguna técnica manual, la realizará él mismo o nos explicará cómo hacerlo en casa. Por tanto, si te preguntas cómo hacer un masaje a un gato estreñido para estimular la defecación, debe ser el especialista quien responda en función de cada caso.

Ahora que sabes cuándo y cómo estimular a un gato a defecar (y a orinar en el caso de los recién nacidos huérfanos), recuerda que es fundamental acudir al centro veterinario en situaciones graves o que no sepas gestionar.

Cómo estimular a un gato a defecar - Cómo estimular a un gato adulto a defecar

Este artículo es meramente informativo, en SoyUnGato.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu gato a un centro veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo estimular a un gato a defecar, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas y trastornos.

Escribir comentario
Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 de 3
Cómo estimular a un gato a defecar