menu
Compartir

Vacunas para gatos: calendario y obligatorias

 
Por María Besteiros, Auxiliar Técnico Veterinario. Actualizado: 21 noviembre 2022
Vacunas para gatos: calendario y obligatorias

Algunos cuidadores de gatos son reacios a vacunarlos, especialmente en aquellos casos en los que los felinos son caseros y no tienen acceso al exterior. Piensan que esta condición impide contraer enfermedades pero, tal y como veremos a continuación, las vacunas siguen siendo imprescindibles. Desde las primeras semanas de vida y hasta que son ancianos, es recomendable vacunar a nuestro gato con las dosis necesarias según la etapa de su vida en la que se encuentren. No dejes que alguna enfermedad o pelea con otro gato ponga su salud en riesgo.

Para que puedas salir de dudas sobre qué vacunas pueden ser necesarias para gatos, en el siguiente artículo de SoyUnGato vamos a repasar cuáles son las vacunas para gatos, el calendario y las obligatorias. ¡No te lo pierdas!

Qué son las vacunas y para qué sirven

Las vacunas son fármacos creados a partir de sustancias que sirven para combatir enfermedades para las que no existe otra cura más eficaz. Generalmente se administran inyectadas de manera subcutánea y contienen los antígenos que necesita el cuerpo de nuestro felino para crear los anticuerpos.

El mecanismo de acción de las vacunas es el siguiente:

  • Las vacunas se elaboran, sobre todo, con fragmentos de virus o con virus atenuados, es decir, debilitados. Cuando se inoculan en el gato su sistema inmunitario los identifica como patógenos y crea defensas contra ellos.
  • Si, de manera natural, ese mismo virus entra en contacto con el gato, su cuerpo reaccionará inmediatamente contra él porque ya ha formado anticuerpos específicos.
  • De esta forma, el propio sistema inmunitario del gato consigue controlar la infección o esta transcurre de una manera leve o asintomática.
  • La inmunidad así producida suele tener una duración limitada en el tiempo.

La obligatoriedad de vacunas para nuestros gatos puede variar según la zona geográfica en la que vivamos. Por ejemplo, quizá en una zona concreta existen ciertas enfermedades que en otra zona no, por lo que la vacunación del gato variaría. Además, la periodicidad también puede variar. Por estos motivos, es nuestra responsabilidad como tutores de los pequeños felinos informarnos sobre cuáles son las vacunas obligatorias para gatos y cada cuánto hay que ponerlas.

Por otro lado, también hay que tener en cuenta el desarrollo y la salud del gato, además de que esté desparasitado. De lo contrario, su cuerpo no será capaz de actuar con eficacia y crear los anticuerpos necesarios. Consulta la siguiente Guía completa para desparasitar a un gato.

¿A partir de cuándo se puede vacunar a los gatos?

Las gatas gestantes transmiten anticuerpos a sus crías a través de la placenta y siguen pasándoles defensas durante la lactancia. Estos anticuerpos van disminuyendo según el gatito crece hasta que desaparecen, aproximadamente hacia las ocho semanas. En esos dos meses iniciales los gatos están protegidos por los anticuerpos maternales.

Las vacunas para gatos entran en acción cuando se calcula que estos anticuerpos han desaparecido, por lo que hay que esperar a la edad del destete. No pueden ponerse antes porque la interferencia con los anticuerpos de la madre alterarían su eficacia. Además, antes de vacunar siempre hay que desparasitar internamente.

En definitiva, se puede vacunar a nuestro gato a partir de los 2 meses de vida. Como es difícil definir con exactitud los niveles de defensas que tienen, desde el momento en el que se empiezan a agotar su inmunidad adquirida por la madre hasta que se ponen las vacunas correspondientes, es importante que el pequeño felino no salga al exterior y tampoco se relacione con otros gatos, ya que puede poner en riesgo su salud.

Quizá te interese consultar este post sobre Cómo cuidar a un gato recién nacido.

Vacunas para gatos: calendario y obligatorias - ¿A partir de cuándo se puede vacunar a los gatos?

Cuáles son las vacunas para gatos recomendadas en España

¿Contra qué enfermedades debo vacunar a mi gato? El calendario de vacunas para gatos debe ser consensuado con el veterinario y adaptado a las condiciones de vida del gato. Las enfermedades y virus contra los que se recomienda vacunar son las siguientes:

  • Panleucopenia: se trata de una gastroenteritis hemorrágica producida por un parvovirus que se manifiesta con vómitos y diarrea profusa con sangre. Causa deshidratación, anorexia, fiebre y, en un porcentaje considerable de casos, la muerte. Además, los supervivientes pueden padecer secuelas neurológicas de por vida. Afecta a gatitos no vacunados.
  • Calicivirus: este virus causa resfriado en gatos con síntomas como conjuntivitis, úlceras en la boca, fiebre, secreción nasal, cojeras o anorexia. Puede aparecer combinado con herpesvirus causando rinotraqueítis . Además, algunos calicivirus son especialmente virulentos y pueden originar un cuadro que acabe con la vida del gato con rapidez.
  • Rinotraqueítis: este enfermedad está causada por herpesvirus y por calicivirus. Sus síntomas son como los de un resfriado con abundante secreción nasal y ocular, fiebre, deshidratación o úlceras oculares. Si se trata puede curarse aunque, en ocasiones, el daño en los ojos produce lesiones tan graves que es necesario extraerlos. Otros gatos pueden incluso llegar a fallecer.
  • Leucemia: esta enfermedad va a afectar al sistema inmunitario del gato, provocando daños que se manifestarán con variedad de síntomas como anemia o cáncer. El gato puede fallecer.
  • Rabia: aunque en muchos países se considera una enfermedad erradicada, en otros es de vacunación obligatoria, por lo que debemos informarnos en nuestro veterinario para saber en qué caso nos encontramos. También tenemos que tener en cuenta si vamos a viajar. Es una enfermedad para la que no hay tratamiento, por lo que la vacuna es la mejor prevención. Resulta mortal. Te hablamos más sobre la Vacuna contra la rabia en gatos: dosis, efectos y obligatoriedad en el siguiente artículo.
  • Vacuna trivalente: se trata de una vacuna para gatos que tiene triple efecto. Es decir, actúa contra la panleucopenia, el calicivirus y la rinotraqueítis a la vez.

Vacunas para gatos opcionales en España

Otras vacunas para gatos opcionales en España son:

  • Peritonitis infecciosa felina o PIF: los profesionales pueden mencionar también la posible aplicación de la vacuna contra la peritonitis infecciosa felina o PIF. Se trata de una enfermedad originada por coronavirus felino y es responsable de una considerable mortalidad en gatos, aunque el porcentaje de protección que confiere no es muy elevado. La aplicación de esta vacuna para gatos debe realizarse a partir de las 16 semanas de vida.
  • Clamidiosis felina: se manifiesta en forma de conjuntivitis tanto unilateral como bilateral. Se puede producir por la convivencia entre diversos gatos y, además, hay que tener en cuenta que se trata de una zoonosis, es decir, que es una enfermedad que la pueden transmitir a humanos. Como las anteriores vacunas para gatos, esta debe aplicarse a partir de las 8 semanas de vida del gato.

Ahora que ya sabes qué vacunas necesita un gato, vamos a ver cómo es el calendario de vacunación para gatos.

Calendario de vacunas para gatos en España

Para sorpresa de muchos tutores de felinos, en España no existen vacunas para gatos obligatorias sujetas a ley. Por este motivo, el calendario de vacunación de nuestro gato estará basado en las recomendaciones del veterinario, que habrá examinado el estado en el que se encuentra el felino y tendrá en cuenta la zona geográfica en la que vivimos. Para ello, le realizará un test de enfermedades, entre las que encontraremos la inmunodeficiencia felina y la leucemia felina.

A grosso modo el calendario de vacunación en gatos que se suele seguir en España es el siguiente, para que puedas hacerte una idea:

  • Un mes y medio: como hemos mencionado en el anterior apartado, antes de iniciar cualquier tipo de vacunación, primero tendremos que haber llevado a cabo una buena desparasitación. Sino, el resultado no será eficiente.
  • Dos meses: a partir de esta edad ya podemos empezar a vacunar a nuestro gato, pero para ello el veterinario deberá realizarle los test de leucemia e inmunodeficiencia. Después, se aplicará la primera dosis de la vacuna trivalente contra la panleucopenia, la calicivirus y la rinotraqueitis.
  • Dos meses y medio: primera dosis de la vacuna contra la leucemia felina.
  • Tres meses: revacunación de la vacuna trivalente. Cuando el gato ya es más adulto, hace falta volver a vacunarlo cada año o cada tres, dependiendo de la salud de tu gato y la composición de la vacuna. Por ello, lo mejor es consultarlo con tu veterinario.
  • Tres meses y medio: revacunación de la vacuna de la leucemia.
  • Cuatro meses: se puede aplicar la primera vacuna contra la rabia.
  • Cada año: para que los efectos de las vacunas para gatos puedan mantenerse activos, se debe revacunar anualmente al pequeño felino. De esta manera, repetiremos cada año la vacuna contra la leucemia, la de la rabia y la vacuna trivalente.

El precio de las vacunas para gatos varía dependiendo de cuál apliquemos, pero todas ellas oscilan entre los 20€ y los 50€.

Por qué hay que revacunar a nuestro gato

Frecuentemente una sola dosis no va a conseguir una protección completa, por eso, para alcanzar el nivel de anticuerpos adecuado, los gatitos deben revacunarse en dosis separadas por un mes. Esta repetición les garantiza elevados niveles de protección, aunque en ningún caso es posible conseguir el 100 %. Pasada la etapa de gatito con todas las vacunas, para los gatos adultos tan solo se necesitan dosis de recuerdo anuales destinadas a mantener la inmunidad que hemos conseguido a lo largo del tiempo.

Vacunas para gatos: calendario y obligatorias - Por qué hay que revacunar a nuestro gato

Qué pasa si no vacuno a mi gato casero

Aunque tengas un gato casero que no está en contacto con el exterior, existen otras enfermedades que pueden llegar a tener y transmitir sin estar en contacto estrecho con otros felinos. Por ejemplo, pueden desarrollar la panleucopenia y la rinotraqueítis. Así, las vacunas para gatos que no salen de casa son importantes.

Por otro lado, aunque el gato no pueda salir de casa nosotros mismos, sin darnos cuenta, podríamos transportar hasta el hogar virus o parásitos externos, capaces de enfermar al felino, en nuestra ropa o en nuestros zapatos. De esta manera, el veterinario recomendará vacunar al gato, lo que no exime tu obligación y responsabilidad de ofrecer a tu felino los mejores cuidados.

Ahora que ya sabes que hay que vacunar a los gatos caseros, vamos a ver qué pasa si no vacunas a un gato que sí que sale al exterior.

¿Y si no vacuno a mi gato pasa algo?

Cuando un gato no ha sido vacunado y entra en contacto con algún virus, su cuerpo no tiene ninguna defensa contra él. Para crearlas necesita un tiempo que el virus no va a darle, ya que inmediatamente empezará a replicarse, desarrollando la enfermedad. Las patologías para las que se vacuna no tienen ningún tratamiento específico.

Se tratan simplemente manteniendo vivo al animal administrando fluidos y medicación para controlar los síntomas a la espera de que el sistema inmunitario sea capaz de vencer al virus. Pero en algunas de estas enfermedades el porcentaje de mortalidad es muy elevado e incluso los gatos que consiguen sobrevivir lo hacen con secuelas permanentes.

Los tratamientos son costosos económicamente hablando, el gato sufre y, por desgracia, no todos los casos van a tener final feliz. Por lo tanto, teniendo en cuenta los datos científicos de los que disponemos, en la actualidad forma parte de una tenencia responsable mantener vacunados a nuestros gatos. Prevenir siempre es mejor que curar.

Efectos secundarios de las vacunas para gatos

Si bien es cierto que las vacunas nos ayudan a prevenir que nuestro gato padezca según qué infecciones y enfermedades, también hay que considerar que pueden sufrir efectos secundarios, en ocasiones puntuales. No hay que generar alarma ya que los síntomas suelen desaparecer a las pocas horas, pero hay que tener a nuestro gato bajo vigilancia por si acaso.

Los efectos secundarios de las vacunas para gatos más comunes son:

  • Tiene la zona inflamada y enrojecida.
  • Presenta problemas respiratorios.
  • Está más cansado y atípico de lo normal.
  • Tiene la temperatura corporal más elevada.
  • Se muestra sin apetito.

Este artículo es meramente informativo, en SoyUnGato.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu gato a un centro veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Vacunas para gatos: calendario y obligatorias, te recomendamos que entres en nuestra sección de Vacunación.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
Vacunas para gatos: calendario y obligatorias
1 de 3
Vacunas para gatos: calendario y obligatorias

Volver arriba