Problemas y trastornos

Epilepsia en gatos: síntomas, causas y tratamiento

 
Laura García Ortiz
Por Laura García Ortiz, Veterinaria especializada en gatos. 23 noviembre 2022
Epilepsia en gatos: síntomas, causas y tratamiento

La epilepsia en los gatos suele tener una causa definida, generalmente intracraneal debido a alguna malformación, enfermedad o traumatismo, aunque en un pequeño porcentaje la epilepsia puede ser idiopática, sin origen aparente y con cierto componente genético. La epilepsia felina debe ser controlada pues aunque tu gato no es consciente durante los ataques epilépticos, su cuerpo se resiente y el peligro es directamente proporcional a la duración de la convulsión. Para controlar la epilepsia se deben utilizar unos fármacos específicos a la vez de tratar la causa desencadenante en el caso de que la encontrásemos. Si quieres saber más sobre los síntomas de la epilepsia en gatos, sus causas y tratamiento, continúa leyendo este artículo de SoyUnGato.

También te puede interesar: Convulsiones en gatos: causas y tratamiento
Índice
  1. Qué es la epilepsia en gatos
  2. Tipos de epilepsia en gatos
  3. Síntomas de la epilepsia en gatos
  4. Causas de la epilepsia en gatos
  5. Diagnóstico de la epilepsia en gatos
  6. Tratamiento para la epilepsia en gatos
  7. Cuidados de un gato con epilepsia
  8. Prevención de la epilepsia en gatos

Qué es la epilepsia en gatos

La epilepsia felina es un problema neurológico que puede aparecer en gatos y que consiste en unos ataques convulsivos que se repiten de forma periódica debido a una sobreexcitación de un músculo o grupo muscular del pequeño felino por activación brusca de un grupo neuronal. En algunos casos puede ser generalizado por todo el cuerpo (epilepsia generalizada).

En un gato con epilepsia ocurre que el umbral de excitación de las neuronas se encuentran por debajo de lo normal, por lo que se produce de forma más rápida la despolarización de la membrana neuronal y la descarga de neurotransmisores, extendiéndose este proceso de una neurona a otra.

No se debe confundir la epilepsia propiamente dicha con las convulsiones, pues la epilepsia tiene un origen intracraneal mientras que las convulsiones se pueden producir por diferentes motivos extracraneales.

Tipos de epilepsia en gatos

La epilepsia en los gatos puede ser de tres tipos distintos: idiopática, criptogénica o secundaria a alguna enfermedad o proceso patológico.

  • Epilepsia idiopática: aquella que aparece sin ninguna causa clara que la genere, empezando de manera espontánea. Suele aparecer en los gatos de 1 a 3 años y no presentan sintomatología entre las crisis epilépticas, siendo normal el examen neurológico. Puede tener un origen genético, transmitiéndose a la descendencia de los gatos afectados por esta enfermedad.
  • Epilepsia secundaria a alguna enfermedad: en este caso la epilepsia tiene una causa identificable, generalmente intracraneal debido a lesiones craneales, trastornos metabólicos, intoxicaciones, neoplasias, entre otras causas. Es más frecuente en gatos de mayor edad, a partir de los 8 años.
  • Epilepsia criptogénica: aunque debe existir una causa que explique los ataques epilépticos del gato, esta no se puede o se consigue determinar claramente.

Síntomas de la epilepsia en gatos

¿Cómo saber si mi gato tiene epilepsia? Los síntomas de la epilepsia en los gatos son más llamativos que en los perros. La fase de ictus, o convulsión propiamente dicha, puede prolongarse durante más de un minuto, produciéndose convulsiones o movimientos tónico clónicos de las extremidades o la cabeza con pérdida de consciencia.

Pueden llegar hasta a la relajación de los esfínteres con evacuación espontánea de las heces y la orina aunque, pasado el episodio, suelen volver a la total normalidad dirigiéndose rápido a reponer glucosa mediante la alimentación.

Otros signos que caracterizan la epilepsia en la especie felina son:

  • Los maullidos.
  • Los correteos.
  • El estiramiento de los miembros.
  • Los movimientos masticatorios.
  • El aumento de la salivación.
  • Los movimientos oculares incontrolados.
  • La dilatación pupilar (midriasis).

Los gatos, además, pueden padecer convulsiones en racimo, lo que equivale a dos o más ataques epilépticos en un intervalo de 24 horas. Esto se convierte en una urgencia, pues pueden derivar a un estatus epiléptico en el que el gato pierde la consciencia durante el ataque por más de cinco minutos, siendo un peligro de muerte.

Epilepsia en gatos: síntomas, causas y tratamiento - Síntomas de la epilepsia en gatos

Causas de la epilepsia en gatos

No podemos establecer una única causa que explique qué provoca la epilepsia en gatos. Si bien la gran mayoría de las epilepsias en perros son idiopáticas, en los gatos no superan el 25%, por lo que generalmente presentan una causa justificable de los ataques. Entre las causas que pueden producir epilepsia en los gatos encontramos las siguientes:

Diagnóstico de la epilepsia en gatos

Llegados a este punto te estarás preguntando cómo se diagnóstica la epilepsia en gatos. Lo primero que tenemos que hacer es acudir al veterinario con nuestro pequeño felino donde nos harán preguntas para describir cuáles han sido los síntomas que hemos visto.

A continuación, el veterinario le realizará una serie de pruebas a nuestro gato:

  • Una radiografía.
  • Un encefalograma.
  • Un análisis de sangre y de orina.

Tratamiento para la epilepsia en gatos

Para tratar la epilepsia en los gatos se suele recurrir a un fármaco llamado fenobarbital, con una dosis de 1.5 a 2.5mg/kg, cada 24 horas, a diferencia de la administración cada 12 horas de los perros. Esto se debe al metabolismo más lento que presentan los gatos, a la vez que es menos hepatotóxico, produciendo menores daños en el hígado que cuando son tratados los perros epilépticos con este fármaco.

Aun así, se recomienda que cada 6 meses se controle el nivel de fenobarbital y la funcionalidad del hígado mediante los niveles de ALT, ácidos biliares prepandriales y albúmina. En los gatos no se usan ni el diacepam ni el bromuro de potasio por su elevada toxicidad en los gatos, excepto en los casos de status epiléptico en los que será necesario inyectar diacepam.

En los casos en los que el fenobarbital no termine de controlar las convulsiones correctamente se puede usar Gabapentina u otro fármaco de nueva generación llamado Levetiracetam, ambos con una dosis tres veces al día combinados con fenobarbital.

En los casos de epilepsia secundaria se debe tratar la enfermedad que está produciendo las convulsiones en los gatos a la vez de tratarlos con anticonvulsivos para controlar los ataques epilépticos, por lo que acudir al centro veterinario cuando detectes epilepsia en tu gato es importante para controlar la enfermedad.

Ahora que ya sabes cómo se cura la epilepsia en gatos, sigue leyendo para saber qué tienes que hacer o no si tienes un gato con epilepsia.

Epilepsia en gatos: síntomas, causas y tratamiento - Tratamiento para la epilepsia en gatos

Cuidados de un gato con epilepsia

Si tu gato está teniendo un ataque epiléptico, debes mantener la calma. Tu gato se encuentra en un estado inconsciente y no hay nada que puedas hacer más que acudir al centro veterinario cuando pare para que diagnostiquen la causa y se ponga en tratamiento.

No debes tocar al gato, intentar calmarlo u ofrecerle agua o taparlo, pero lo que sí puedes hacer es evitar que se de golpes durante la convulsión, retirando muebles u objetos que puedan dañarlo pero sin movilizar al gato, debes dejar que el ataque epiléptico evolucione y termine con normalidad hasta que tu gato vuelva a recuperar la consciencia y los reflejos y esfínteres.

Si el gato ya ha acudido al centro veterinario y te han informado y enseñado sobre como medicarlo ante crisis largas o urgentes puedes aplicar la medicación para que la convulsión pare.

Qué no hacer cuando un gato convulsiona por epilepsia

No debes ponerte nervioso, intentar calmar a tu gato y menos balancearle para que pare, ya que eso no lo va a frenar y puede ser peligroso. Tampoco intentes sacarle la lengua de la boca como en las personas, ya que no se suelen morder y el que puede acabar mordido eres tú, pues tu gato está sufriendo un ataque epiléptico en el que no controla sus movimientos ni es consciente de nada, por lo que no está sufriendo.

Tampoco debes sujetar la cabeza de tu gato por el riesgo de que se pueda fracturar el cuello, tampoco debes ofrecer alimento ni agua pues tu gato no es consciente y ya irá por sí mismo cuando la convulsión termine. Tampoco tapes a tu gato con una manta pues suficiente calor está produciendo la contractibilidad de su musculatura.

Prevención de la epilepsia en gatos

La epilepsia idiopática no se puede prevenir, viene "de fábrica" con tu gato, solamente la puedes controlar con fármacos anticonvulsionantes como los indicados en el tratamiento. En el caso de las epilepsias secundarias se pueden llegar a prevenir evitando los desencadenantes, es decir, si la causa es una enfermedad infecciosa se pueden vacunar a los gatos para prevenir esas enfermedades, a la vez que debemos evitar que salgan al exterior donde pueden sufrir traumatismos o ser intoxicados.

Para prevenir las enfermedades orgánicas que pueden ocasionar epilepsia en los gatos estos deben acudir a revisiones periódicas en el centro veterinario a fin de controlar su estado de salud y actuar cuanto antes ante cualquier problema, solo así prevendremos sufrimiento y en muchos casos, la epilepsia en los gatos.

Te hablamos de las Vacunas para gatos: calendario y obligatorias en el siguiente artículo de SoyUnGato.

Este artículo es meramente informativo, en SoyUnGato.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu gato a un centro veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Epilepsia en gatos: síntomas, causas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas y trastornos.

Bibliografía
  • Dessal, F. (s.f). Epilepsia idiopática en gatos. Disponible en: https://www.gattos.net/images/Publicaciones/Flor/Epilepsiaenelgato.pdf
  • Pellegrino, F. (2005). Epilepsia y síndromes epilépticos en felinos. Disponible en: https://www.portalveterinaria.com/animales-de-compania/articulos/16921/epilepsia-y-sindromes-epilepticos-en-felinos.html
Escribir comentario
Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 de 3
Epilepsia en gatos: síntomas, causas y tratamiento