Comparativas

Razas de gatos británicos

 
Miren Azurmendi
Por Miren Azurmendi, Periodista especializada en el mundo animal. 20 julio 2023
Razas de gatos británicos

Del centenar de razas felinas reconocidas es natural que sientas cierta predilección por las consideradas como más aptas para la vida en pisos debido a su talante calmado. Sin embargo, esto no significa que no requieran de estimulación cognitiva para mantenerse equilibrados. En este artículo de SoyUnGato queremos hablarte de razas de gatos británicos, precisamente porque la mayoría de ellos son muy felices haciendo vida de interior.

Si deseas acoger a un minino en casa, desde SoyUnGato te recomendamos que te decantes por una raza acorde a tu personalidad, estilo de vida y disponibilidad de tiempo. Todo para asegurarte de que le provees de los cuidados y atenciones que reclama y prevengas posibles trastornos del comportamiento. Los gatos mestizos o sin pedigrí también deben ser tenidos en cuenta. De hecho, tienden a adaptarse a la perfección al nuevo hogar.

También te puede interesar: Razas de gatos americanos
Índice
  1. Británico de pelo corto (british shorthair)
  2. Británico de pelo largo (british longhair)
  3. Manx
  4. Cymric
  5. Burmilla
  6. Scottish fold
  7. Devon rex
  8. Cornish rex
  9. Habana brown
  10. Burmés
Ver más >>

Británico de pelo corto (british shorthair)

No podíamos iniciar esta selección de british cats sin nombrar al británico de pelo corto. Este minino de cuerpo robusto y formas redondeadas es todo un símbolo en Inglaterra, y es que gracias a los programas de cría del primer criador profesional, Harrison Weir, estos gatos comunes alcanzaron la categoría de raza. Sin duda, el rasgo más distintivo de la raza es el color de sus ojos, de un cobre anaranjado precioso.

En cuanto al carácter, son dóciles, cariñosos y fáciles de educar. Toleran la soledad, aunque siempre es aconsejable ofrecerles un adecuado enriquecimiento ambiental. Por último, ganan peso rápido, por lo que conviene moderar sus raciones.

Razas de gatos británicos - Británico de pelo corto (british shorthair)

Británico de pelo largo (british longhair)

Al igual que los british de pelo corto, los británicos de pelo largo son gatos grandes. De hecho, los machos adultos alcanzan con facilidad los 8 kg de peso y llegan a medir de 28 a 30 cm de alto. De pecho ancho, patas fornidas y cola gruesa, los británicos de pelo largo son auténticas bolas de ternura, siempre dispuestos a jugar, especialmente con los más pequeños de la casa. Su instinto cazador está muy arraigado, por lo que los juguetes suspendidos les encantan.

Razas de gatos británicos - Británico de pelo largo (british longhair)

Manx

Originarios de la isla de Man, entre Gran Bretaña e Irlanda, los gatos manx sufren una mutación genética que motiva que carezcan de cola, total o parcialmente. Pese a que esta característica no compromete su supervivencia, está prohibido cruzar ejemplares de esta raza. Presentan una alta probabilidad a padecer parálisis en la columna vertebral, que cursa con cojera, a edades avanzadas. Con una adecuada supervisión médica, gozan de una buena calidad de vida. Estos gatos británicos son alegres, cariñosos e inquietos.

Razas de gatos británicos - Manx

Cymric

El gato cymric es la versión de pelo largo del manx. Por tanto, es un gato sin cola, circunstancia que recomienda seguir de cerca el desarrollo de su columna vertebral durante el primer año de vida. Su complexión, robusta y musculosa, recuerda al british de pelo corto.

Existen cymric de todos los patrones reconocidos a excepción del color point de los siameses. Son mininos afectuosos y tranquilos, que disfrutan de los ratos de soledad.

Razas de gatos británicos - Cymric

Burmilla

Emparentados con los burmés y los chinchilla, los gatos burmilla son gatos británicos originarios de Reino Unido. Hacen gala de un carácter despierto, inteligente y ávido de experiencias al aire libre. Pueden resultar maulladores si se sienten frustrados o si no acaparan las atenciones de su humano favorito. Son gatos delicados de cabeza pequeña y redondeada, con el típico tipping de los chinchilla.

Razas de gatos británicos - Burmilla

Scottish fold

Sus orejas dobladas los delatan, y es que esta es la característica más notable de los scottish fold. Son pequeñas y están replegadas hacia abajo, lo que les confiere un gracioso e inconfundible aspecto. Este atributo físico, unido a su temperamento apegado y cariñoso, explica que se encuentren entre las razas de gato más comunes.

Estos gatos británicos originarios de Escocia no toleran la soledad y requieren compañía constante. Se adaptan a la perfección a las dimensiones de cualquier hogar, así como a la convivencia con otros animales.

Razas de gatos británicos - Scottish fold

Devon rex

Otros de los gatos británicos que merecen tu atención son los devon rex, originarios de Devon, Inglaterra. De pelo corto y rizado, apenas mudan y, por ello, se les considera una raza hipoalergénica. De orejas grandes y puntiagudas y ojos expresivos, estos simpáticos mininos son muy vitales y disfrutan trepando. Si te decantas por esta raza de gatos británicos, deberás proveerle de recursos con los que pueda ejercitarse y entretenerse. Son muy apegados, vocales e inteligentes.

Razas de gatos británicos - Devon rex

Cornish rex

Recuerdan a los devon, con los que están emparentados, y son originarios de Cornualles, Inglaterra. Sin embargo, los cornish rex tienen una mayor envergadura. Su pelo también es fino y ondulado, y por ello, al carecer de subcapa, son especialmente vulnerables al frío y a las corrientes. Son muy inteligentes y aprenden rápido, por ejemplo, a abrir puertas. Les encanta jugar a traer objetos y curiosamente muchos tutores de cornish afirman que huelen a un aroma que recuerda al queso.

Razas de gatos británicos - Cornish rex

Habana brown

Procedentes de Inglaterra, los babana brown lucen un lustroso manto de un marrón oscuro con matices caoba, exclusivo de la raza. El contraste con sus ojos verdes los convierten en unos preciosos gatos de origen británico, pese a lo que puede sugerir su nombre. Son muy juguetones y tienden a forjar un fuerte vínculo con su tutor o humano de referencia hasta el punto de dejarse morir cuando este desaparece de su vida.

Razas de gatos británicos - Habana brown

Burmés

Originalmente, los gatos de esta raza provienen de Brimania y se acabaron de desarrollar en Estados Unidos. Sin embargo, se distinguen dos variedades: el americano y el inglés. Por tanto, el burmés inglés sí que formaría parte de la lista de gatos británicos.

De tamaño mediano y cuerpo compacto, los gatos burmés son más pesados de lo que aparentan. Gracias a los programas de cría selectiva, el abanico de tonalidades se ha ampliado. Sin embargo, un alto porcentaje de estos gatos británicos son marrón oscuro (sable). A medida que van cumpliendo años se van haciendo más perezosos y observadores. Por tanto, conviene controlar su dieta para prevenir la obesidad. Prefieren a los gatos de su raza.

Ahora que conoces a las razas de gatos británicos, si estás pensando en adoptar alguna recuerda que los mestizos procedentes de los cruces de ellas también merecen una oportunidad, ¡por lo que no los descartes!

Razas de gatos británicos - Burmés

Si deseas leer más artículos parecidos a Razas de gatos británicos, te recomendamos que entres en nuestra sección de Comparativas.

Escribir comentario
Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 de 11
Razas de gatos británicos