Problemas y trastornos

Por qué mi gato estornuda y tiene los ojos llorosos

 
María Besteiros
Por María Besteiros, Auxiliar Técnico Veterinario. 16 octubre 2023
Por qué mi gato estornuda y tiene los ojos llorosos

Los gatos pueden sufrir diferentes patologías que cuenten entre sus signos clínicos con estornudos y lagrimeo. En un primer momento, podemos pensar que se trata de enfermedades respiratorias, pero, aunque estas son bastante comunes en esta especie, detrás de esta sintomatología puede haber otras causas. Así pues, si te preguntas por qué tu gato estornuda y tiene los ojos llorosos, puede deberse a distintos desencadenantes, que repasaremos en este artículo de SoyUnGato.

Es importante acudir al veterinario, ya que es el único profesional que puede diagnosticar la causa concreta que afecta a nuestro ejemplar y, en consecuencia, administrarle el tratamiento más adecuado para su pronta recuperación.

Índice
  1. Infecciones respiratorias
  2. Cuerpos extraños
  3. Sustancias irritantes
  4. Alergias
  5. Tumores
  6. Problemas dentales

Infecciones respiratorias

Si tu gato estornuda y tiene los ojos llorosos, es probable que se deba a alguna enfermedad de las vías respiratorias. Popularmente, se conocen como gripes o resfriados y cursan de forma similar que en los seres humanos, es decir, con malestar general, fiebre, apatía, anorexia, etc., además de los estornudos y el lagrimeo mencionados. Estos signos clínicos pueden presentarse de forma más o menos leve.

Son patologías causadas normalmente por virus, pero también pueden encontrarse bacterias u hongos. En gatos adultos y sanos y casos leves la recuperación puede ser espontánea en cuestión de unos días, es decir, sin necesidad de acudir al veterinario ni medicar. Podemos ayudar manteniendo al gato controlado en un lugar cálido y confortable y asegurándonos de que come y bebe.

Tratamiento

Si el gato es todavía joven, muy mayor, tiene alguna enfermedad previa diagnosticada o se encuentra debilitado por algún motivo, habrá que acudir al veterinario, pues este tipo de afecciones respiratorias pueden agravarse al punto de impedir la alimentación y la hidratación.

Esta situación puede darse tanto en rinitis, que afecta solo a la mucosa nasal, como en rinotraqueítis. Estos gatos van a necesitar tratamiento veterinario, usualmente antibióticos e incluso hidratación intravenosa e ingreso hospitalario en los ejemplares más graves. Por fortuna, si se trata a tiempo, el animal suele recuperarse. Además, existen vacunas contra algunos de estos virus respiratorios, como los herpesvirus o los calicivirus, que se incluyen en el calendario de vacunaciones felinas y que constituyen una vía de prevención.

Por qué mi gato estornuda y tiene los ojos llorosos - Infecciones respiratorias

Cuerpos extraños

Distintos tipos de cuerpos extraños pueden alojarse en la nariz del gato, lo que va a provocar la reacción del organismo, que intentará expulsarlos mediante los estornudos. Un episodio repentino de estornudos recurrentes en un gato sano puede indicar la presencia de algunos de estos cuerpos extraños, como espigas u otros pequeños fragmentos vegetales, en las vías respiratorias. A veces, estos estornudos son tan intensos que llegan a romper vasos sanguíneos en la cavidad nasal. Podremos ver entonces gotitas de sangre tras cada estornudo y, por supuesto, que le lloran los ojos debido al esfuerzo.

Tratamiento

En esta situación podemos estar ante dos escenarios. En el primero, el gato conseguirá deshacerse del cuerpo extraño y volverá a la normalidad. Pero también existe la posibilidad de que el objeto no salga, caso en el que tendremos que contactar con el veterinario. Si es necesario, dormirá al gato para extraerlo.

En cualquier caso, si sospechamos de la presencia de algún cuerpo extraño, es recomendable hablar con este profesional. De quedar alojado en el interior de las vías respiratorias puede acabar por originar una infección.

Sustancias irritantes

Los estornudos y los ojos llorosos en gatos también pueden deberse a la exposición a sustancias que provocan la irritación de las mucosas, como puede ser el humo, aerosoles de productos químicos, etc. En estos casos, podremos observar que existe una causa-efecto. En otras palabras, el gato estará sano hasta que se vea expuesto a la sustancia irritante, desapareciendo su malestar de evitar el contacto con ella.

Tratamiento

En principio, bastaría con dejar de exponer al animal a dicha sustancia, pero para ello hay que descubrir de cuál se trata, lo que no siempre es sencillo.

En líneas generales, a modo de prevención se recomienda no fumar al lado del gato, vigilar su contacto con productos químicos como los que utilizamos para la limpieza del hogar, etc.

Por qué mi gato estornuda y tiene los ojos llorosos - Sustancias irritantes

Alergias

Otras veces, las sustancias a las que está expuesto el gato acaban por hacer reaccionar a su sistema inmune. Hablamos entonces de alergia, que es una reacción exagerada del organismo ante una sustancia, el alérgeno, en principio no dañina para el animal. Por ejemplo, entre los alérgenos más habituales nos encontramos el polen o el polvo.

Descubre en este post "Cómo saber si tu gato tiene alergia".

Tratamiento

La solución sería que el gato no entrase en contacto con la sustancia que le provoca la reacción, pero esto no siempre va a ser posible. En primer lugar, porque no en todos los casos es posible determinar cuál es. En segundo, porque es difícil evitar, por completo, el contacto con el alérgeno, que, además, puede ser más de uno.

Si sospechamos que nuestro gato es alérgico, debemos acudir al veterinario para confirmarlo. El tratamiento se dirige a controlar la sintomatología, pero también a intentar reducir la reacción del sistema inmune. Es la inmunoterapia.

Tumores

Más frecuentes en ejemplares de edad avanzada, hay tumores que, según van creciendo, pueden afectar a diferentes zonas de la cabeza del gato, como la nariz, los ojos o la boca. Son, sobre todo, linfomas, carcinomas y, en menor medida, sarcomas. Dependiendo de su extensión, se manifestarán distintos signos clínicos.

Cabe señalar que, si hasta ahora ambos ojos se veían afectados por el lagrimeo, cuando hay un tumor es posible ver que el gato estornuda y tiene un ojo lloroso, el del lado en el que se localiza la neoplasia. Esto puede darnos una pista a la hora de diagnosticar. Además, los gatos afectados también pueden presentar secreción nasal, problemas respiratorios, hemorragias nasales (epistaxis), anorexia e incluso deformidades en la cara.

Tratamiento

En función del tipo de tumor, de su extensión y de las condiciones en las que se encuentre el gato, el veterinario escogerá el tratamiento más adecuado, que puede incluir quimio y radioterapia. El pronóstico es reservado.

Por qué mi gato estornuda y tiene los ojos llorosos - Tumores

Problemas dentales

Por último, puede suceder que algún problema dental, como abscesos y fístulas, desencadene también trastornos oculares como la epífora, es decir, el lagrimeo excesivo, en este caso por obstrucción del conducto nasolagrimal. Al igual que en los tumores, se verá afectado, normalmente, un único ojo. La afectación puede llegar también a la cavidad nasal.

Tratamiento

Por supuesto, se hace necesario consultar con el veterinario, ya que es imprescindible que examine al gato para dar con el diagnóstico y poder iniciar el tratamiento adecuado. Este puede incluir la extracción de alguna pieza dental, la administración de antibióticos, la intervención quirúrgica, etc.

Como ves, son varias las causas que pueden explicar por qué tu gato estornuda y tiene los ojos llorosos, algunas de ellas graves y de atención inmediata. Por ello, la recomendación siempre es acudir al centro veterinario cuanto antes.

Este artículo es meramente informativo, en SoyUnGato.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu gato a un centro veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Por qué mi gato estornuda y tiene los ojos llorosos, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas y trastornos.

Bibliografía
  • Blanco Sampedro, M. Alteraciones en cavidad nasal, disponible en https://www.imavet.es/archivos/articulos/20380848805cffbc4787ec75.15354707.pdf
  • GEMFE: Problemas orales en gatos, disponible en https://www.avepa.org/articulos/Problemas_orales.html
  • González Pérez, J., Sarmiento Quintana, D., & Morales Fariña, I. (2015). Sistema lagrimal felino. Argos (Zaragoza).
Escribir comentario
Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 de 4
Por qué mi gato estornuda y tiene los ojos llorosos