menu
Compartir

Herida de esterilización de una gata infectada: causas y cómo curarla

 
Por María Besteiros, Auxiliar Técnico Veterinario. Actualizado: 20 febrero 2024
Herida de esterilización de una gata infectada: causas y cómo curarla

La esterilización o, mejor dicho, la castración de las gatas es una operación cada vez más habitual en las clínicas veterinarias. Y más lo será, pues la nueva legislación española relativa a los animales domésticos y aprobada en 2023 implanta la obligatoriedad de la esterilización de todos los gatos, machos y hembras, antes de cumplir los 6 meses de edad.

No es de extrañar el éxito de esta intervención, ya que contribuye al control de la superpoblación felina y reduce la aparición de distintas patologías asociadas a las hormonas del ciclo sexual. Pero que sea una operación frecuente y relativamente sencilla no implica que debamos descuidar el posoperatorio o que no puedan surgir algunas complicaciones.

Una de ellas está en la incisión que se practica para la extracción de los ovarios y del útero. Así, en este artículo de SoyUnGato hablamos de la herida de esterilización de una gata infectada, sus causas y cómo curarla.

Por qué la herida de esterilización de mi gata está infectada

Como hemos comentado, la castración de una gata implica la extracción de los ovarios y, en muchos casos, también del útero. Esto implica que hay que realizar un corte en el abdomen o en el costado. Con el desarrollo de las técnicas quirúrgicas esta incisión cada vez es más pequeña, lo que favorece la recuperación sin complicaciones.

De hecho, muchas veces ni siquiera se necesitan puntos o grapas en el exterior, sino que el corte se cierra desde dentro.

Todo esto hace que se minimicen problemas como las infecciones, pero, como con cualquier otra operación, podríamos encontrarnos con una herida de esterilización de una gata infectada. La infección puede deberse a diferentes motivos.

Las causas principales que explican por qué la herida de esterilización de mi gata está infectada son:

  • Limpieza deficiente durante el posoperatorio: ya sea porque no desinfectamos la herida o porque la gata se la ensucia o consigue lamérsela.
  • Error en la administración de la medicación prescrita.
  • Fallo en la asepsia del quirófano.

¿Es mejor castrar o esterilizar? Descubre la respuesta en el siguiente artículo que te recomendamos.

Herida de esterilización de una gata infectada: causas y cómo curarla - Por qué la herida de esterilización de mi gata está infectada

Cómo curar la herida de la esterilización de una gata infectada

Como nos dirá el veterinario, debemos vigilar la herida de nuestra gata hasta que la incisión esté curada y, por supuesto, seguir las indicaciones de este profesional en cuanto a curas, cuidados y tratamientos. En general, todo irá bien, pero debemos saber cómo actuar ante posibles complicaciones como una infección.

Estos son los signos de alarma:

  • Hinchazón.
  • Dolor, ardor o picor.
  • Supuración.
  • Mal olor.
  • Enrojecimiento.
  • Calor en la zona.
  • Fiebre.
  • Apatía.
  • Anorexia.

Si detectamos alguno de estos signos, es probable que la herida esté infectada. En este caso, hay que informar al veterinario de inmediato. Dependiendo de la gravedad de la infección, podemos tener que hacer curas aplicando algún desinfectante (como clorhexidina o yodo) o administrar antibióticos, si no lo estábamos haciendo ya. Si sí estábamos desinfectando o dando antibiótico, es posible que el veterinario cambie o modifique la posología.

Por supuesto, es imprescindible que nos aseguremos de que la gata no pueda tocarse la herida. Además, en función de la sintomatología, también es posible que tengamos que dar analgesia, antiinflamatorios o un alimento que anime a la gata a comer, si está inapetente. Hay que tener en cuenta que la infección de la incisión puede hacer que se abra, como veremos en el siguiente apartado.

Herida de esterilización de una gata infectada: causas y cómo curarla - Cómo curar la herida de la esterilización de una gata infectada

Qué hacer si la herida de la esterilización de mi gata está abierta

Hemos dicho que la infección puede llevar a que la herida se abra, pero una herida abierta de esterilización de una gata también se puede producir por un mal manejo durante el posoperatorio. Por ejemplo, si dejamos que la gata juegue, salte o, en general, realice movimientos bruscos que acaban por abrir la incisión o, simplemente, permitimos que acceda a ella con la boca hasta que se la abra.

La apertura de una incisión quirúrgica es siempre motivo de consulta con el veterinario, pero la gravedad es variable, ya que no es lo mismo que se abra por completo a que solo lo haga en un pequeño punto. En cualquier caso, una herida abierta es más fácil que se infecte e incluso que salga al exterior contenido interno.

Las aperturas más leves pueden solucionarse incidiendo en los cuidados posoperatorios adecuados (los repasaremos en el siguiente apartado), pero las más graves requerirán limpieza y nuevo cierre, lo que implica que hay que volver a anestesiar a la gata y comenzar de cero con el posoperatorio.

Tienes más detalles sobre la "Esterilización de gatos: cómo se hace y efectos secundarios" en el siguiente artículo que te recomendamos.

Cuidados para evitar que la herida de esterilización de una gata se infecte

El veterinario nos informará de todo lo que tenemos que hacer para que la recuperación de nuestra gata tras la castración sea exitosa y rápida. Conviene seguir sus consejos para prevenir infecciones y otras complicaciones. Destacamos los siguientes:

  • Dale a tu gata la medicación que te haya prescrito el veterinario: suele consistir en un analgésico durante los primeros días y un antibiótico unos cuantos días más.
  • Limpia la herida tal y como te lo indique este profesional: es una buena forma de revisar que está en buen estado.
  • Mantén a la gata dentro de casa, en un ambiente tranquilo: y sin la posibilidad de que realice saltos grandes o juegos bruscos, que puedan tirar de la zona y abrir la incisión, hasta que el veterinario le dé el alta. Esto incluye vigilar sus interacciones con otros animales del hogar y aislarla si fuese necesario. Puede que te interese consultar este post sobre "¿Es malo no dejar salir a mi gato de mi casa?".
  • Si busca lamerse o tocarse la herida, no te olvides de ponerle el collar isabelino para evitarlo: sobre todo durante el tiempo en el que esté sola en casa o por la noche.
Herida de esterilización de una gata infectada: causas y cómo curarla - Cuidados para evitar que la herida de esterilización de una gata se infecte

Este artículo es meramente informativo, en SoyUnGato.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu gato a un centro veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Herida de esterilización de una gata infectada: causas y cómo curarla, te recomendamos que entres en nuestra sección de Esterilización.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
Herida de esterilización de una gata infectada: causas y cómo curarla
1 de 4
Herida de esterilización de una gata infectada: causas y cómo curarla

Volver arriba