Comportamiento

Comportamiento de una gata recién esterilizada

 
Miren Azurmendi
Por Miren Azurmendi, Periodista especializada en el mundo animal. 30 octubre 2023
Comportamiento de una gata recién esterilizada

De acuerdo con la actual Ley de protección de los derechos y el bienestar de los animales, popularmente conocida como Ley de Bienestar Animal, las personas que acojan gatos en su casa a partir de su entrada en vigor, el 29 de marzo del presente año, están obligadas a esterilizarlos y a implantarles el microchip. Por ello, en este post de SoyUnGato te hablamos de los cambios que experimentan las gatas y de los cuidados que requieren.

Y es que tras esta rutinaria intervención quirúrgica para las clínicas veterinarias, no solo se ve alterado el comportamiento de una gata recién esterilizada, su metabolismo y, en consecuencia, su cuerpo también manifiestan cambios que, como tutor, te interesa conocer con anterioridad a fin de procurarle la atención que precisa. Estamos seguros de que si aplicas los cuidados que te proporcionamos aquí, todo irá genial.

También te puede interesar: ¿Puedo tocar las crías de mi gata?
Índice
  1. Qué cambios de comportamiento tiene una gata recién esterilizada
  2. Cuándo se notan los efectos de la esterilización en gatas
  3. Cuidados de una gata después de la esterilización
  4. Qué no debe hacer una gata recién esterilizada
  5. Por qué se muere una gata después de esterilizar

Qué cambios de comportamiento tiene una gata recién esterilizada

Los cambios de conducta que presenta una gata recién esterilizada son evidentes. Aun así, hay que tener en cuenta que dichos cambios de comportamiento en la gata esterilizada también van a depender de la edad en el momento de la esterilización, su personalidad individual, su estado de salud y su historial previo de comportamiento.

Dicho esto, los cambios de comportamiento de una gata recién esterilizada más comunes son:

  • Descendencia de su reclamo sexual de forma drástica: maullidos nocturnos persistentes, llanto, deseo de escapar o celo permanente. Esto es debido a que cesan las fluctuaciones hormonales y la gata se siente más calmada. Por otro lado, también influye en que haya menos riesgo de vagabundeo, es decir, las gatas esterilizadas cambian su comportamiento en el sentido de que no buscan a machos. Así, no salen tanto al exterior y se reducen las probabilidades de que sufran un accidente.
  • La anterior relajación trae consigo una mayor demanda de interacción o de mimos por parte de su humano favorito, más apetito y menos deseo de moverse.
  • Reducción de la agresividad en las gatas: esto resulta en que sean menos propensas a pelear con otros gatos.
  • Reducción del marcaje territorial: de esta forma, puede que evites que la gata marque el interior de tu casa. Aquí tienes más detalles sobre el "Marcaje en gatos: tipos y qué hacer".

Es importante recordar que cada gata es única, y los cambios de comportamiento pueden variar. Si tienes preocupaciones específicas sobre el comportamiento de tu gata después de la esterilización, es aconsejable consultar a un veterinario o a un profesional del comportamiento animal para obtener orientación específica.

Por otro lado, si tienes interés por este tema, no dejes de consultar nuestro post sobre si "¿Es obligatorio esterilizar a los gatos?".

Cuándo se notan los efectos de la esterilización en gatas

La extirpación de los ovarios y/o del útero imposibilita que la gata esterilizada tenga camadas de gatitos. Los efectos de esta operación quirúrgica son rápidos. Aunque las características particulares de la gata (edad, estado de salud general, peso, patologías previas o actuales, etc.) inciden, al mes o mes y medio de la intervención comienzan a hacerse notar los cambios de comportamiento de la gata recién esterilizada.

Algunos veterinarios recomiendan realizarla entre los 4 y los 6 meses de edad del animal, mientras que otros abogan por practicarla a partir de las 12 semanas de vida. En lo que todos coinciden es en que llevarlo a cabo antes del primer celo previene en un 95% el riesgo de padecer tumores mamarios. Igualmente, desaconsejan realizarlo durante el celo, puesto que el riesgo de sufrir desgarros y/o una severa hemorragia se acrecienta.

Tienes más datos sobre "Cuándo se puede castrar a un gato" a continuación. Además, si quieres que tu gata se quede embarazada te invitamos a consultar el siguiente post de SoyUnGato sobre "Cuántas montas necesita una gata para quedarse preñada".

Comportamiento de una gata recién esterilizada - Cuándo se notan los efectos de la esterilización en gatas

Cuidados de una gata después de la esterilización

Si te preguntas cómo tratar a mi gata recién esterilizada, no podemos sino aconsejarte que sigas al pie de la letra las pautas que te indique tu veterinario. Te citará para una revisión de control y deberás administrarle analgésicos, antiinflamatorios y antibióticos con una determinada frecuencia. A su vez, deberás ajustar su ingesta calórica para evitar la obesidad y promover su correcta hidratación, por ejemplo, integrando fuentes para gatos.

Suele ser imperativo respetar el reposo durante los 5 primeros días tras la intervención, así como prepararle un espacio de descanso, silencioso, con una cama cómoda y la temperatura idónea (en torno a los 21º C). Es natural que las primeras horas en casa las pase durmiendo y que al despertar sienta náuseas. No te asustes. Ofrécele algo de jamón cocido o de pavo. Si lo rechaza, prueba con una cuarta parte de su pienso habitual.

Debes dejar a su disposición agua fresca y limpia y extremar el cuidado de la herida de una gata esterilizada para que no se infecte y cicatrice cuanto antes. Para ello, desde SoyUnGato te recomendamos que lleves a cabo 3 curas diarias con desinfectantes. El apósito debe permanecer seco en todo momento para prevenir que la piel se macere y la herida empeore. Fíjate en el olor, color de la piel, hinchazón y en las secreciones de alrededor.

Qué no debe hacer una gata recién esterilizada

Si dices "mi gata está recién castrada y no se queda quieta", tienes que tener cuidado. Lo que bajo ningún concepto debe hacer una gata recién esterilizada es trepar o saltar para impedir que los puntos se estiren y su herida sangre. Durante la primera semana no debería realizar ningún esfuerzo físico. Tampoco conviene que se lama la herida. Para no tener que lidiar con su instinto, puedes optar por colocarle un collar isabelino o un body. En el caso del primero, deberás quitárselo para comer o beber y volvérselo a poner.

No dejes de leer el post "Cuánto tardan en caerse los puntos de una gata esterilizada".

Por qué se muere una gata después de esterilizar

Pese a que el riesgo de fallecimiento durante una esterilización es casi nulo (en torno al 0,2%) entre las gatas sanas y jóvenes, no podemos obviar que, como sucede con cualquier intervención quirúrgica con anestesia, está ahí. Como cualquier otro fármaco, y en función de cuál sea el estado de salud general del animal, puede producirse una severa reacción alérgica[1] que termine en la muerte de la gata.

Igualmente, aunque es poco probable, pueden surgir complicaciones si la cicatriz de una gata esterilizada no es bien tratada durante la convalecencia. Esto es, si no se le practican las curas diarias antes indicadas, dejamos que la piel se pudra y proliferen los microorganismos, podría infectarse. Si el estado de salud de la gata no es bueno o existen contraindicaciones con la medicación que está tomando, podría morir (la probabilidad es baja).

Si deseas que tu gata no gane peso tras la esterilización y padezca obesidad, el artículo "Los mejores piensos para gatos esterilizados" te interesa.

Si deseas leer más artículos parecidos a Comportamiento de una gata recién esterilizada, te recomendamos que entres en nuestra sección de Comportamiento.

Referencias
  1. Asociación de Veterinarios Españoles Especialistas en Pequeños Animales. (2013). Informe AVEPA sobre la esterilización quirúrgica de perros, gatos y hurones.
Bibliografía
  • Morales, J.L., Arroyo Solera, P. (2004). Anatomía aplicada de los pequeños animales. Editorial independiente, pág. 233.
  • Fernández Álvarez, A. (2017). Guía básica para la esterilización canina y felina. Fundamentos de la práctica veterinaria. Editorial independiente.
  • Schulz, KS, Waldron DR, Smith, MM. (1996). Inadvertent prostatectomy as a complication of cryptorchidectomy in cats.
  • Medicina y cirugía del sistema endocrino y de la reproducción. AMVAC.
Escribir comentario
Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 de 2
Comportamiento de una gata recién esterilizada