Comportamiento

Por qué mi gato se acuesta encima de mi pecho

 
Eduarda Piamore
Por Eduarda Piamore, Técnica en psicología, educación y adiestramiento felino y canino. 28 febrero 2023
Por qué mi gato se acuesta encima de mi pecho

Si siempre que te acuestas por las noches no tienes que esperar mucho para que tu gato trate de infiltrarse entre las sábanas o tome la iniciativa de acostarse justo encima tuyo, puede que te hagas preguntas como ¿por qué mi gato quiere dormir conmigo?” o “¿por qué mi gato se acuesta encima de mi pecho?”. Si es así, te encantará saber que, por lo general, esta es una señal muy positiva que indica un vínculo de confianza entre el minino y su tutor. No obstante, este comportamiento felino puede estar influenciado por otros factores del día a día. Y si quieres conocerlos, ¡sigue leyendo este artículo de SoyUnGato!

También te puede interesar: Por qué mi gato se baña encima mío
Índice
  1. Te quiere
  2. Se siente seguro
  3. Tiene miedo y busca protección
  4. Tiene frío
  5. Está más cómodo sobre tu pecho
  6. Tiene un mayor control
  7. Está estresado
  8. Siente dolor o está enfermo
  9. Quiere que te despiertes
  10. Para que te sientas mejor
Ver más >>

Te quiere

Cuando queremos a alguien, es natural que nos guste disfrutar de tiempo de calidad en su compañía, ¿verdad? Bueno, lo mismo sucede con los mininos. Los gatos son capaces de experimentar emociones básicas, como el amor y el miedo, y las expresan a su manera, a través de su comportamiento y de su lenguaje corporal.

Por todo lo anterior, que tu gato duerma a tu lado o encima de tu pecho es un claro signo de amor y confianza. Para él formas parte de su grupo social, de su familia, y le encanta estar contigo. Sin duda, esto refleja un vínculo afectivo muy fuerte, por lo que, ¡enhorabuena!

Por qué mi gato se acuesta encima de mi pecho - Te quiere

Se siente seguro

También debes tener en cuenta que el sueño es indispensable para la recuperación del organismo y los gatos pueden dormir varias horas al día. Pero dormir no supone solo un momento de relajación para ellos, sino de máxima vulnerabilidad porque, al estar dormidos, no pueden estar tan atentos a su entorno ni reaccionar con tanta agilidad y destreza como en el estado de vigilia. Entonces, si tu gato quiere dormir encima de tu pecho, probablemente es porque se siente seguro junto a ti y, además, puede sentirte al estar totalmente pegado y notar los latidos de tu corazón. Esto le permite disfrutar de su descanso sin preocuparse tanto por las posibles amenazas de su entorno y es una de las señales de que tu gato te quiere.

Tiene miedo y busca protección

Algunos mininos desarrollan un vínculo de tanta confianza con sus tutores que pueden acudir a ellos no solo a la hora de dormir, sino también en diferentes circunstancias que les producen miedo. Aunque la mayoría de los felinos prefieran esconderse en un refugio seguro y permanecer allí algo aislados para evitar exponerse a cualquier circunstancia desfavorable, algunos pueden buscar en la compañía de sus tutores la protección que necesitan cuando se sienten temerosos o ansiosos por alguna razón. Entonces, si tu gato se acuesta sobre tu pecho cuando percibe ruidos fuertes, un estímulo extraño u otras cosas que asustan a los gatos, probablemente es porque te ha elegido como su protector!

Igualmente, es importante que estés atento en caso de que tu minino muestre un comportamiento muy miedoso ante diferentes factores, ya que esta podría ser una señal de una mala o nula socialización, de problemas de salud que lo mantienen en un estado de elevada y constante vulnerabilidad, o bien de experiencias traumáticas que lo hacen comportarse de forma insegura. En todos estos casos, la ayuda de un educador felino o un experto en etología felina es muy recomendable para identificar la causa exacta de una conducta excesivamente temerosa y las pautas de manejo más apropiadas según los requerimientos de tu minino.

Tiene frío

Te habrás dado cuenta de que los gatos no son muy amantes del frío y prefieren disfrutar de sus siestas al sol o sobre algún elemento que les transmita calor. Dado que en las noches tu minino no puede contar con la fuente natural de calor de los rayos solares, y que junto a ti logra tener una mayor sensación de seguridad, esto puede explicar por qué tu gato se acuesta encima de tu pecho…, y es que nuestro cuerpo tiene una temperatura promedio muy agradable y el calor que nuestro metabolismo produce naturalmente se emite al ambiente de diferentes formas. Entonces, no es extraño que los gatos busquen el calor corporal de sus tutores para disfrutar de unas buenas siestas.

Así mismo, vale la pena revisar el sistema de calefacción de tu hogar, sobre todo en invierno, para asegurarte de que las temperaturas se mantengan estables durante todo el año. Aquí te contamos Cómo saber si tu gato tiene frío y qué hacer para evitar que esto suceda.

Está más cómodo sobre tu pecho

Otra razón por la que tu gato puede querer dormir en tu cama o directamente encima de ti es porque su zona de descanso no cumple con sus estándares de calidad. Hay muchos factores que pueden hacer que un minino rechace su cama o el espacio donde la ubicaste. Hemos hablado de uno de ellos, que es el frío, y una buena estrategia para solucionar este problema sería elegir una cama con un buen relleno de lana y/o de tipo cueva y ubicarla en un ambiente con buena disponibilidad de luz solar. Si necesitas ayuda, en SoyUnGato te contamos Cuáles son las mejores camas para gatos.

Otro factor que puede hacer que tu gato no quiera dormir en su propia cama tiene que ver con la higiene de la zona de descanso. Ten en mente que los mininos son naturalmente muy limpios, y si su zona de descanso está ubicada muy próxima a las zonas de alimentación y/o de eliminación, es probable que el rechazo se deba a la presencia de olores desagradables o residuos en los alrededores de su cama. Por ello, te recomendamos asegurarte de ubicar la cama de tu gato a una distancia razonable del arenero, del comedero y del bebedero, así como no descuidar la limpieza de cada uno de estos espacios y sus correspondientes elementos.

Por qué mi gato se acuesta encima de mi pecho - Está más cómodo sobre tu pecho

Tiene un mayor control

En relación con lo que acabamos de comentar sobre la ubicación, cabe la posibilidad de que tu gato se acueste encima de tu pecho por el simple hecho de estar más alto. Hay gatos que no quieren dormir a ras de suelo y prefieren los lugares altos. Por ende, durante la noche es normal que busque una zona alta, cómoda, segura y, a la vez, que le permita controlarlo todo. ¿Se te ocurre un sitio mejor que tu propio pecho?

Está estresado

Si recientemente has hecho algunas reformas en el hogar o te has mudado a un nuevo domicilio, debes saber que tu minino necesitará algo de tiempo para adaptarse a su nueva zona de descanso y su nueva realidad. Y es posible que te busque a ti, que eres su fuente de protección y seguridad, para sentirse menos estresado con todos estos cambios. Por ello, querrá dormir sobre tu pecho, sintiendo tus latidos y tu calor.

Ten en cuenta que los gatos se aferran a una rutina y un ambiente para sentirse seguros y evitar exponerse innecesariamente o circunstancias desfavorables. Es por ello que tienen cierta mala fama de ser muy exigentes con su alimentación, sus hábitos, sus objetos y posesiones en general. Entonces, cuando hacemos cambios en nuestro hogar, por más pequeños y sencillos que puedan parecernos, para nuestro gato esto significa una perturbación del equilibrio al que se ha acostumbrado para preservar su bienestar.

Todo cambio requiere de un proceso de adaptación, que cada minino vivirá de una manera y en un tiempo distintos. Pero no te preocupes, pues en este otro artículo hablamos en profundidad sobre el Estrés en gatos.

Siente dolor o está enfermo

Aunque esta no sea la razón más común por la que un gato quiere dormir en el pecho de su tutor, puede suceder que una enfermedad o cualquier condición que genera dolor, haga que tu minino se sienta más vulnerable y busque confort y protección en ti. En estos casos, es muy probable que observes otros cambios en su comportamiento habitual, así como signos de dolor u otras señales de que un gato está enfermo. Y lo primero que deberías hacer para ayudarlo es llevarlo al veterinario para llegar a un diagnóstico preciso e iniciar el tratamiento más recomendable.

Además, recuerda que la manera más eficiente de prevenir enfermedades en los gatos es brindándoles una adecuada medicina preventiva. Por ello, te recomendamos llevar a tu minino al menos una o dos veces al año al centro veterinario para constatar su estado de salud, así como mantener al día sus vacunas y las desparasitaciones internas y externas.

Quiere que te despiertes

Si en las primeras horas de la mañana tu gato suele acostarse o revolcarse sobre tu pecho, morder suavemente los dedos de tus pies o si te lame el rostro mientras duermes, estas pueden ser estrategias muy eficientes para despertarte y pedirte algo. Recuerda que los gatos son animales crepusculares, es decir, que se muestran más activos al atardecer y al amanecer, por lo que es muy probable que tu minino esté lleno de energía, ganas de jugar y, quizás, tenga hambre justo cuando el día está amaneciendo y tú aún sigues algo dormido/a.

Esto es natural, pero sabemos que puede convertirse en un obstáculo para conciliar tu sueño y es por ello que hemos preparado algunos consejos útiles para modular los patrones de actividad de los gatos en el siguiente artículo: "Por qué mi gato me despierta por la noche".

Por qué mi gato se acuesta encima de mi pecho - Quiere que te despiertes

Para que te sientas mejor

A pesar de que no hablan como nosotros, los gatos dominan perfectamente medios de comunicación visuales, olfativos, táctiles y auditivos, y utilizan todo su cuerpo para expresarse e interactuar con otros individuos (incluso con los humanos). Es por ello que tu gato puede darse cuenta rápidamente de que estás estresado o enfadado, de que tienes miedo o te sientes triste por alguna razón, incluso cuando no le has dicho ni una sola palabra. Tu cuerpo emite una serie de señales químicas que tú no percibes porque no tienes el olfato tan desarrollado como el de los gatos, y tu lenguaje corporal evidencia las emociones que estás experimentando, aunque no siempre quieras o sepas cómo verbalizarlas.

Los gatos no necesitan palabras para entendernos y comunicarse con nosotros, y si has construido un vínculo afectivo fuerte con tu minino, él te hará saber con sus acciones que está allí para ti, para apoyarte y para hacerte sentir mejor. Y una de estas demostraciones puede ser acostarse junto a ti o encima de tu pecho para darte la misma sensación de protección y confort que tú le brindas cuando él tiene miedo o se siente mal.

Ahora que sabes las razones que explican por qué tu gato duerme en tu pecho, cuéntanos cuáles identificas con tu minino.

Si deseas leer más artículos parecidos a Por qué mi gato se acuesta encima de mi pecho, te recomendamos que entres en nuestra sección de Comportamiento.

Escribir comentario
Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 de 4
Por qué mi gato se acuesta encima de mi pecho