menu
Compartir

¿Los gatos pueden dormir afuera en invierno?

 
Por María Besteiros, Auxiliar Técnico Veterinario. Actualizado: 15 enero 2024
¿Los gatos pueden dormir afuera en invierno?

En el hemisferio norte, los meses de invierno acostumbran a ser los más fríos del año. No solo descienden las temperaturas, incluso por debajo de los cero grados, sino que el tiempo empeora con la aparición de lluvia, viento, niebla, hielo, granizo, etc.

En estas circunstancias, las personas que conviven con gatos que disponen de acceso al exterior es posible que se pregunten si es adecuado dejarlos salir y pasar la noche fuera o, al contrario, las malas condiciones climatológicas pueden llegar a resultar perjudiciales para la salud de su ejemplar. En este artículo de SoyUnGato explicamos si los gatos pueden dormir afuera en invierno o no.

También te puede interesar: ¿Los gatos quieren a sus dueños?

¿Un gato puede dormir afuera?

En principio, los gatos están preparados para una vida en el exterior, pero hay algunas circunstancias que desaconsejan exponerlos a las condiciones climatológicas, no solo al mal tiempo, ya que las altas temperaturas y la incidencia directa de los rayos del sol también pueden resultar perjudiciales para su salud. Estos gatos no deberían estar en el exterior sin control:

En todos estos casos, sus condiciones de salud pueden empeorar si se ven expuestos a la acción de los elementos. No es solo que no deban dormir en la calle, sino que tampoco deberían salir sin vigilancia. Además, no deberíamos permitir el acceso al exterior de gatos en circunstancias como las siguientes:

  • Gatos y gatas sin castrar.
  • Gatas recién castradas mientras el veterinario no les haya dado de alta.
  • Ejemplares diagnosticados con leucemia o inmunodeficiencia felina aunque no tengan sintomatología.
  • Gatos que están siguiendo un tratamiento.
  • Gatas a término si queremos que el parto suceda dentro del hogar por algún motivo.
  • Si el entorno no es seguro porque hay mucho tráfico, se sabe de casos de envenenamientos, ataques de otros animales, maltratos, etc.

En estas circunstancias, los gatos no deberían estar ni dormir fuera, no solo por el riesgo potencial que pueden correr, sino porque ellos mismos ponen en peligro a otros ejemplares a los que podrían contagiar o atacar. Estos riesgos se dan con independencia de las condiciones climatológicas, es decir, hay que tenerlas en cuenta a lo largo de todo el año.

¿Un gato puede dormir a la intemperie?

Un gato puede dormir a la intemperie o, en general, pasar tiempo fuera una vez hayamos valorado sus características y las del entorno en el que se encuentra. De esta forma, podremos evaluar las ventajas y los inconvenientes antes de tomar una decisión y podremos cambiarla si así lo hacen las condiciones del gato. Hay que señalar que un gato con acceso al exterior tiene que seguir escrupulosamente el calendario de desparasitaciones, vacunaciones y revisiones pautado por el veterinario. Aquí te explicamos cómo desparasitar a un gato: "Guía para desparasitar gatos".

Por otra parte, un gato puede dormir en el patio o en cualquier espacio exterior que tengamos bajo nuestro control, como una terraza o un balcón, siempre que le proporcionemos un lugar donde refugiarse y protegerse del frío, la lluvia o el sol.

Además de tomar en consideración todos estos aspectos, debemos conocer el pronóstico del tiempo. Si hay avisos por temporal, frío extremo o cualquier otra circunstancia que desaconseje incluso a las personas permanecer en el exterior, tampoco deberíamos dejar que nuestro gato saliese. Por tanto, en estos casos no se aconseja que un gato duerma afuera en invierno ni en otra estación. Igualmente, conviene consultar las normas o la legislación vigente en nuestro lugar de residencia, pues los gatos no siempre pueden deambular sin control por espacios públicos.

Por último, si te preocupan los callejeros y es por ello por lo que te preguntas si los gatos pueden dormir afuera en invierno, siempre puedes fabricarles refugios y distribuirlos por tu zona para que puedan estar protegidos. En este artículo encontrarás "Cómo hacer una casa para gatos de madera".

¿Los gatos pueden dormir afuera en invierno? - ¿Un gato puede dormir afuera?

¿Qué pasa si los gatos duermen afuera en invierno?

En general, un gato estaría preparado para dormir en el exterior con independencia de las condiciones climatológicas, salvo que sean extremas, pues dispone de un manto que lo protege de los elementos y cuenta con la capacidad de buscar un refugio en el que mantenerse caliente y seco.

Pero estamos hablando de gatos adultos sanos y bien adaptados al clima de sus lugares de residencia, además de acostumbrados a salir al exterior y conocedores de su entorno. Ejemplares en los casos que hemos mencionado en el apartado anterior, es decir, muy jóvenes o muy mayores, con alguna enfermedad o característica física especial, como la falta de pelo, no deberían dormir fuera durante el invierno, al menos en los días más fríos, lluviosos o de temporal. Estos gatos, por los motivos que hemos señalado, podrían no ser capaces de soportar unas condiciones climatológicas adversas. El frío y la humedad pueden conducir a una hipotermia, que es un descenso de la temperatura corporal por debajo del rango que se considera normal. En los gatos está en los 38-39,2 ºC. En este artículo encontrarás los "Síntomas de hipotermia en gatos".

Cuanto más baja sea la temperatura, más puede comprometer la salud del animal, incluso poniendo en riesgo su vida. En casos extremos también podría producirse congelación, sobre todo en las partes más distales del cuerpo, como las orejas o la cola. Son situaciones en las que hay que procurar inmediata atención veterinaria.

Por otra parte, pasar frío o mojarse puede repercutir en el sistema inmune, haciendo que el gato enferme con más facilidad o que comience a mostrar sintomatología de alguna enfermedad de la que era portador, como puede ser la rinotraqueítis. Además, el mal tiempo puede agravar algunos problemas ya existentes, por ejemplo, la artrosis, que acostumbra a afectar más a los gatos de edad avanzada y que empeora con el frío y la humedad, causando dolor y dificultando la movilidad del animal.

Para prevenir este tipo de riesgos es conveniente que no dejemos al gato salir en las circunstancias que hemos mencionado y que le proporcionemos un refugio cálido y seco en el que pueda protegerse, si lo necesita, mientras está fuera de casa.

¿Cómo acostumbrar a un gato a dormir afuera?

Como hemos explicado, los gatos pueden dormir afuera en invierno, salvo en determinadas circunstancias como las que hemos descrito en los apartados anteriores. En general, la naturaleza curiosa y territorial de estos animales los impulsa a querer conocer y explorar el entorno que les rodea, por lo que no suelen necesitar que los animemos a la hora de salir y pasar tiempo en el exterior.

El problema con el que nos podemos encontrar en las salidas nocturnas es que el gato pretenda entrar en casa a mitad de la noche y comience a rascar o a maullar para pedirnos que le abramos. Disponer de una puerta gatera puede ser la solución. Si no es posible su instalación, hay que saber que los gatos son animales de costumbres, lo que quiere decir que se suelen adaptar a una rutina que podremos establecer según nuestras necesidades.

Esto incluye darle de comer, jugar o permitirle que salga y entre a las mismas horas. Si mantenemos unos horarios con pocas variaciones, el gato acabará por salir y volver a las horas que decidamos, siempre que seamos coherentes y mantengamos la rutina que queremos fijar.

Casetas de exterior para gatos

Como hemos comentado a lo largo del artículo, para que un gato duerma afuera en invierno y esté bien protegido es preciso ofrecerle un refugio. Este refugio puede ser una casita que construyamos nosotros con madera o que compremos ya fabricada. Hoy en día disponemos de muchos modelos resistentes y adaptados a las necesidades de los gatos, es decir, con varias alturas e incluso estantes sobre los que tumbarse o calefacción. Si no sabes cuál elegir, destacamos las siguientes casetas de exterior para gatos en invierno de Amazon:

Además, recuerda incluir un colchón cómodo y mantas para que tu gatito esté lo mejor posible.

¿Los gatos pueden dormir afuera en invierno? - ¿Cómo acostumbrar a un gato a dormir afuera?

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Los gatos pueden dormir afuera en invierno?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Qué necesitas saber.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
¿Los gatos pueden dormir afuera en invierno?
1 de 3
¿Los gatos pueden dormir afuera en invierno?

Volver arriba