menu
Compartir

Cuál es la temperatura normal de un gato

 
Por María Besteiros, Auxiliar Técnico Veterinario. 12 diciembre 2023
Cuál es la temperatura normal de un gato

La salud de los felinos domésticos es una de las principales preocupaciones de los cuidadores. Por este motivo, incluso antes de adoptar, es recomendable informarse de aspectos básicos para que sepamos cuáles son los signos de alerta que nos deben llevar con urgencia al veterinario o cómo tenemos que actuar en situaciones de emergencia.

Dentro de estos conocimientos fundamentales para cualquier cuidador se encuentra el control de la temperatura corporal, para lo que debemos saber cuáles son los valores normales y qué temperaturas se consideran alarmantes, no solo por estar elevadas, sino, también, demasiado bajas, al punto de constituir un riesgo para la vida del animal. ¿Quieres saber cuál es la temperatura normal de un gato? Lo explicamos en este artículo de SoyUnGato.

También te puede interesar: Cómo tomar la temperatura a un gato

Cuál es la temperatura normal en gatos pequeños

La temperatura normal de los gatos, con independencia de su edad, oscila entre los 38 y los 39,2 ºC. Como vemos, es un poco más elevada que la que se considera normal para las personas. Pero hay que señalar que los gatitos pequeños, durante sus primeras semanas de vida, no son capaces de termorregularse, es decir, no tienen todavía desarrollados los mecanismos que les permiten mantener estable su temperatura y dentro de los parámetros considerados normales.

Esto quiere decir que estarán a la temperatura del ambiente en el que se encuentren, por eso son gatitos que tienen que estar en un ambiente cálido, pegados a su madre o, en su ausencia, con calefacción para garantizar la conservación de su temperatura. Los gatitos en ambientes fríos pueden sufrir problemas de salud e incluso fallecer.

Cuál es la temperatura normal en gatos adultos

Como hemos apuntado, la temperatura que se considera normal en los gatos oscila entre los 38 y los 39,2 ºC. Temperaturas por encima o por debajo de estos parámetros pueden indicar un problema de salud, como veremos con más detalle en el siguiente apartado.

Por otra parte, hay que tener en cuenta que la temperatura de los gatos se mide por vía rectal. Popularmente, existe la creencia de que el estado de su nariz, en concreto una nariz seca y caliente, puede darnos el dato de si tiene o no fiebre, pero es un mito sin base científica. La nariz puede estar seca y caliente por circunstancias que nada tienen que ver con la salud del animal.

Por este motivo, es importante hacerse con un termómetro para el botiquín de nuestro felino. Si sospechamos que tiene fiebre o, al contrario, está demasiado frío, la forma de salir de dudas es midiendo su temperatura corporal con el termómetro. Con cuidado, incluso con ayuda de otra persona, debemos sujetar al gato e introducirle la punta del termómetro en el ano durante el tiempo necesario para que se efectúe la medición. Esta punta puede untarse con vaselina o aceite para facilitar su deslizamiento. Tras sacar el termómetro tendremos que desinfectarlo antes de guardarlo de nuevo. Si no podemos o no nos atrevemos a ponerlo nosotros en casa, tendremos que acudir al veterinario.

Qué pasa si la temperatura de un gato está por encima o por debajo

Ahora que sabemos cuál es la temperatura normal de un gato, ¿qué ocurre cuando la tiene alterada? Como hemos dicho, que el gato tenga una temperatura superior o inferior a la que se considera normal, que oscila entre los 38 y los 39,2 ºC, puede indicar que está enfermo. Solemos pensar que solo la temperatura elevada es peligrosa, pero un gato con una temperatura por debajo de lo normal también está en riesgo.

Temperatura por encima del valor normal

La temperatura alta se conoce con el nombre de fiebre o hipertermia. La fiebre se debe a una reacción del sistema inmune, mientras que la hipertermia se produce por un fallo en los mecanismos de control de la temperatura. Un gato puede tener una temperatura por encima de los 39,2 ºC cuando padece alguna enfermedad infecciosa, como una panleucopenia o una rinotraqueítis, un golpe de calor, etc.

Un gato con fiebre es probable que no coma, que esté inactivo, deshidratado o que muestre signos clínicos provocados por la patología que padece. Estos casos requieren acudir al veterinario, pues es necesario descubrir qué enfermedad padece el animal y comenzar a tratarla lo antes posible. Muchas de las enfermedades que cursan con fiebre en los gatos son tratables y recuperables, pero si el animal no recibe atención, podría llegar a fallecer, sobre todo si se encuentra en un grupo de riesgo, es decir, es un ejemplar muy joven o anciano, sufre ya alguna otra patología o está debilitado por algún otro motivo.

Por otra parte, la hipertermia no indica una enfermedad infecciosa, sino procesos como el golpe de calor. Este, como su nombre permite adivinar, se produce cuando el gato está expuesto a altas temperaturas ambientales y no consigue refrigerarse. Es una situación de urgencia que puede llevar a su fallecimiento. Se necesita inmediata atención veterinaria.

Temperatura por debajo del valor normal

Al contrario, temperaturas por debajo de la considerada normal pueden ser igualmente peligrosas. Se habla entonces de hipotermia. Por ejemplo, gatos muy enfermos, en lugar de tener fiebre, pueden mostrar hipotermia. Cuanto más baja sea la temperatura corporal, lógicamente, mayor riesgo habrá y más difícil será conseguir recuperar al ejemplar.

Este enfriamiento peligroso puede darse también si el gato está expuesto a temperaturas muy bajas, por ejemplo si se queda en el exterior, se cae en agua fría o si es tan pequeño que todavía no regula su temperatura corporal. Un gato frío debe ser abrigado de inmediato y trasladado al veterinario. Podemos detectar en él otros signos clínicos como la deshidratación, la anorexia, la disminución de la frecuencia cardiaca, etc. Por supuesto, la hipotermia es una urgencia veterinaria.

Cuál es la temperatura normal de un gato - Qué pasa si la temperatura de un gato está por encima o por debajo

Si deseas leer más artículos parecidos a Cuál es la temperatura normal de un gato, te recomendamos que entres en nuestra sección de Cuidados básicos.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
Cuál es la temperatura normal de un gato
1 de 2
Cuál es la temperatura normal de un gato

Volver arriba