Medicamentos

Cómo dar una pastilla a un gato

 
María Besteiros
Por María Besteiros, Auxiliar Técnico Veterinario. 4 octubre 2023
Cómo dar una pastilla a un gato

Es muy posible que nuestro gato, a lo largo de su vida, en algún momento necesite tomar una pastilla, por supuesto siempre recetada por el veterinario. Puede ser para una desparasitación regular, para tratar alguna enfermedad aguda o crónica, para suplementar la dieta, etc. El problema es que muchos gatos se resisten a ingerir las pastillas, lo que puede complicar mucho el seguimiento correcto del tratamiento y, en consecuencia, comprometer su salud.

Dependiendo de las características del comprimido, su posibilidad de administración con o sin comida, su dilución en agua, etc., podremos recurrir a distintos trucos para conseguir que nuestro gato se trague las pastillas sin excesiva lucha. Así, en el siguiente artículo de SoyUnGato hablaremos de cómo dar una pastilla a un gato de una manera sencilla y efectiva.

También te puede interesar: Meloxicam para gatos: dosis y para qué sirve
Índice
  1. Formas de dar una pastilla a un gato
  2. Cómo darle una pastilla a un gato con jeringa
  3. Cómo dar una pastilla a un gato agresivo
  4. Mi gato escupe las pastillas, ¿qué hago?

Formas de dar una pastilla a un gato

En primer lugar, el veterinario tendrá que explicarnos cuáles son las posibilidades de administración de la pastilla que deba tomar nuestro gato. Es decir, no todas las pastillas siguen las mismas pautas a la hora de garantizar su correcta absorción. Esto significa que algunas pastillas tendrán que darse solas, sin poder mezclar con la comida, pero, por suerte, serán muchas las que sí puedan camuflarse con el alimento, trocearse, convertirse en polvo o incluso diluirse en agua.

Una vez conocidas las posibilidades que nos ofrece la pastilla, el método más sencillo es el de abrirle la boca al gato, introducirle la pastilla hacia la garganta y cerrar de nuevo la boca para evitar que la expulse. Esta opción puede ser la más fácil en gatitos más jóvenes o ejemplares dóciles. Se trata de:

  1. Sujetarlos contra nuestro cuerpo (puede ser envueltos en una toalla o similar).
  2. Abrirles la boca poniendo la mano sobre el hocico, con el pulgar y el índice presionando detrás de los colmillos y la cabeza un poco inclinada hacia arriba.
  3. Introducir la pastilla con la otra mano lo más atrás que podamos.
  4. Inmediatamente, cerraremos la boca y masajearemos arriba y abajo la garganta para estimular la deglución o le introduciremos una pequeña cantidad de agua con una jeringuilla que tendremos preparada. La jeringa siempre se apoya detrás de uno de los colmillos, aprovechando ese hueco. El agua o comida que podamos ofrecer ayuda a que la pastilla se trague y no se quede en el esófago. En cualquier caso, espera a ver que el gato trague antes de soltarlo.

El problema es que muchos gatos se resistirán, se moverán y será imposible conseguir introducir la pastilla sin que la expulsen. Para ellos, lo más sencillo será intentar camuflarla entre la comida con el objetivo de que la ingieran sin darse cuenta. Muchos gatos la tragarán sin problema solo con que la metamos en el plato, pero otros la detectarán a través del olfato y la dejarán sin comer o incluso se negarán a probar la comida. Un truco puede ser camuflar la pastilla para el gato metiéndola en alguno de sus alimentos favoritos, mejor con fuerte olor, que ayude a que pase desapercibida. Un ejemplo muy usado es el atún o las latitas de comida húmeda.

También se puede introducir la pastilla en algún snack, dando primero un trozo sin pastilla, otro con ella y, para terminar, otro trozo sin nada. Aun así, es posible que el gato distinga la pastilla y no la coma. En estos casos, tenemos la posibilidad de trocear la pastilla o machacarla hasta convertirla en un polvillo que impida al gato separarla del alimento. Esto lo podemos hacer en un mortero o, con cuidado, con el mango de un cuchillo. Vale poner la pastilla en comida o en malta.

Lo importante es utilizar una pequeña cantidad de alimento para asegurarnos de que el gato se lo coma todo. Después, podemos darle más cantidad a modo de premio. Si incluso así, el gato se niega a tomar la comida y, por lo tanto, la pastilla, podemos recurrir a diluirla en agua, como veremos con más detalle en el siguiente apartado.

En cualquier caso, de los trucos para dar una pastilla a un gato debemos dar con el que resulte menos estresante para nuestro ejemplar, comenzando siempre por las opciones más sencillas. Al ser diferentes las pastillas y las condiciones del gato en cada caso, puede darse la situación de que se coma una pastilla determinada entera con su comida sin ningún problema, mientras que rechace otra y sea necesario deshacerla para conseguir que la ingiera.

Puede que te interese saber más sobre el "Estrés en gatos: síntomas y tratamiento".

Cómo dar una pastilla a un gato - Formas de dar una pastilla a un gato

Cómo darle una pastilla a un gato con jeringa

Si ya hemos probado todas las opciones explicadas en el apartado anterior, nos queda convertir la pastilla en polvo y añadirle una pequeña cantidad de agua o de caldo hecho en casa. De esta manera, podremos introducirla en una jeringuilla. Debemos asegurarnos de que el líquido sale de ella sin dificultad antes de acercarla al gato. Por supuesto, hay que retirar la aguja. Las jeringas se compran en farmacias o se las podemos pedir al veterinario.

Para dar una pastilla con jeringa, una vez preparada la mezcla, debemos sujetar al gato contra nuestro cuerpo, con o sin toalla para reducir su movilidad, y meter la jeringa por el lateral de la boca, justo poniéndola detrás del colmillo, algo girada hacia la garganta. Es importante que, nada más introduzcamos el líquido, mantengamos cerrada la boca del gato para evitar que lo escupa. Si masajeamos la garganta, favorecemos que la trague. Algunos gatos comenzarán a babearse para expulsar el líquido.

Por otra parte, existen jeringas especiales que funcionan como dispensadores de pastillas. No se adquieren en farmacias, sino en establecimientos especializados en animales de compañía. Sirven para introducir la pastilla hacia el fondo de la boca sin tener que meter los dedos, con el consiguiente riesgo de mordisco. La pastilla se sujeta en la punta de la jeringa, se introduce en la boca y se presiona el émbolo para que caiga el comprimido lo más al fondo posible.

Cómo dar una pastilla a un gato agresivo

A un ejemplar de gato agresivo no podremos acercarnos con seguridad como para introducirle una pastilla en la boca, ni siquiera con jeringuilla o dispensador. Por lo tanto, si necesitas saber cómo dar una pastilla a un gato que muestra agresividad, solo es posible hacerlo si la podemos mezclar con el alimento y el animal acepta ingerirla de esta manera por propia voluntad.

Puede que te interese el siguiente post de SoyUnGato sobre "Cómo calmar a un gato enfadado".

Mi gato escupe las pastillas, ¿qué hago?

Como hemos visto, los gatos pueden ingeniárselas para escupir las pastillas que les metemos en la boca o mezclemos con la comida. Si nos resulta por completo imposible conseguir que las traguen, debemos comunicárselo al veterinario para que nos pueda recetar un formato alternativo, ya que no es opción dejar al animal sin medicación.

Hay jarabes, pipetas o inyecciones que pueden sustituir a las pastillas. Habrá que escoger la opción más adecuada para el tratamiento de nuestro gato, ya que hay que tener en cuenta no solo el principio activo necesario, sino que la administración no suponga un estrés excesivo para él.

Tienes la representación de cómo dar medicamentos a mi gato en el siguiente vídeo de ExpertoAnimal.

Este artículo es meramente informativo, en SoyUnGato.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu gato a un centro veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo dar una pastilla a un gato, te recomendamos que entres en nuestra sección de Medicamentos.

Escribir comentario
Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 de 2
Cómo dar una pastilla a un gato