menu
Compartir

¿Los gatos pueden comer patata?

 
Por María Besteiros, Auxiliar Técnico Veterinario. 6 diciembre 2023
¿Los gatos pueden comer patata?

La alimentación de los gatos es una de las cuestiones que más preocupan a los cuidadores. No es de extrañar, ya que una buena nutrición es una de las claves del bienestar animal, con repercusiones directas sobre la salud. Esta preocupación de los cuidadores los motiva a buscar las mejores opciones y a preguntarse si deben o no ofrecer determinados alimentos.

En numerosas ocasiones, los gatos muestran interés por lo que comen las personas o estas pueden querer compartir con ellos su comida como muestra de afecto o de celebración. Y es en este punto en el que surgen las dudas sobre la pertinencia de dar determinados alimentos, pues se desconoce si pueden ser perjudiciales. En este artículo de SoyUnGato nos centramos en examinar un ingrediente muy habitual en las cocinas, como son las patatas. ¿Los gatos pueden comer patata? Respondemos esta pregunta a continuación.

También te puede interesar: ¿Los gatos pueden comer jícama?

¿Es mala la patata para los gatos?

La patata es uno de los alimentos aptos para los gatos, es decir, no es tóxico para ellos, por lo que sí podrían consumirla. Pero hay que tener en cuenta que los gatos son animales carnívoros. Esto quiere decir que su dieta tiene que estar basada en la proteína de origen animal, por lo tanto, procedente del tejido de otros animales. En otras palabras, el menú del gato debe estar compuesto por carne o pescado, que puede complementarse con otros ingredientes, como pudiera ser la patata, siempre en pequeña proporción.

Pero los gatos podrían vivir perfectamente sin comer patatas, pueden prescindir por completo de ellas. Como veremos con más detalle en los siguientes apartados, la patata podría ofrecerse de forma ocasional como parte de una dieta saludable, siempre y cuando el gato tenga algún interés por este tubérculo. Y esta es la clave: ¿a los gatos les gusta la patata? Habrá ejemplares a los que sí, mientras que otros pasarán por completo de este alimento. Además, también puede depender de la presentación, pues no es igual una patata cocida que una frita, por poner un ejemplo. En cualquier caso, si nuestro gato no quiere patata, no tenemos por qué forzarlo a que se la coma.

¿Los gatos pueden comer patata? - ¿Es mala la patata para los gatos?

Beneficios de la patata para los gatos

La patata es un tubérculo que destaca por su contenido en hidratos de carbono, además de agua, fibra, vitaminas como la C y minerales tan conocidos como el calcio, el sodio, el fósforo o el potasio. Los hidratos de carbono proporcionan energía para realizar las distintas funciones del organismo, funciones a las que contribuyen, fundamentalmente, micronutrientes como las vitaminas o los minerales que hemos mencionado. Por su parte, tanto la fibra como el agua favorecen el buen tránsito digestivo.

Pero los gatos son capaces de obtener energía de las proteínas, por lo que no necesitan consumir hidratos, como sí deben hacer los seres humanos. Por lo tanto, la patata puede necesitarse en algunas dietas felinas si se presentan reacciones a otros ingredientes que acompañan la carne, como las legumbres. Igualmente, en casos de diarrea o descomposición, la patata cocida ayuda a endurecer las heces. A estos gatos podemos prepararles un plato con patata y pollo cocidos, sin sal ni ningún otro condimento.

Contraindicaciones de la patata para los gatos

Hemos visto que los gatos pueden comer patata pero, ¿en todos los casos es buena? La cantidad de hidratos de carbono que contienen las patatas puede resultar contraproducente para gatos que padecen diabetes, pues aumentan la glucemia. Por eso es mejor no ofrecérselas ni siquiera de forma ocasional. Es muy importante que los gatos con esta enfermedad sigan una dieta estricta, pautada por el veterinario.

Por supuesto, como los gatos deben alimentarse básicamente de carne, en ningún caso podremos darles un menú donde la patata sea el ingrediente principal. En pocas palabras, esto haría que el gato se llenase de un alimento que no cubre sus necesidades nutricionales, por lo que estaría mal alimentado, pudiendo llegar a desarrollar problemas de salud si la dieta incorrecta se prolonga.

Además, hay que tener en cuenta que los gatos no están diseñados para digerir grandes cantidades de hidratos de carbono, por eso algunos pueden tener problemas estomacales si toman patatas. Si es lo que le sucede a nuestro gato, mejor no volver a dárselas. Tampoco es la mejor idea ofrecerle patatas fritas a gatos con problemas de obesidad o sobrepeso o que deban reducir su consumo de grasas, por ejemplo, por alteraciones del páncreas o del hígado.

¿Los gatos pueden comer patata? - Contraindicaciones de la patata para los gatos

Cómo dar patata a un gato

Si queremos darle patata a nuestro gato a modo de premio o porque él muestra interés por probarla, esta siempre debe estar cocinada. La patata cruda puede resultar perjudicial, pues contiene solanina, capaz de provocar problemas de salud en los gatos y también en las personas. Nos referimos a vómitos, diarreas, molestias estomacales, descoordinación, arritmia, etc. Esta sustancia desaparece con el cocinado.

Así, los gatos pueden comer patata hervida, al horno o cocinada al microondas, que podemos acompañar de un chorrito de aceite de oliva. La podemos trocear o hacer puré y mezclar con otros alimentos o darla directamente, si el gato la quiere. Es importante no añadirle sal ni ningún condimento.

¿Los gatos pueden comer patatas fritas?

Respecto a si los gatos pueden comer patatas fritas, no sería la presentación más adecuada por su contenido en calorías y grasas. Lo mismo sucede con las patatas fritas de bolsa. Por comer una patata frita un día no les va a pasar nada, pero no deberíamos convertirlo en costumbre.

Por último, y en relación con la pregunta anterior, si te preguntas si los gatos pueden comer tortilla de patata, la respuesta es la misma que hemos dado para las patatas fritas: un trocito un día es aceptable, un consumo frecuente no. Por cierto, mejor que la tortilla no lleve sal.

Cuánta patata puede comer un gato

Los gatos pueden comer patata cocida en su justa medida. Si alimentamos a nuestro gato con una dieta casera, será el experto en nutrición que nos la haya elaborado quien nos paute las cantidades de patata que podemos incluir, si es que queremos recurrir a este alimento. A los gatos con menú comercial a los que queramos ofrecer patata a modo de premio porque presenten un interés especial en ella, podemos darles un trozo de patata o una patata pequeña, como mucho, una vez a la semana. No hay una cantidad fija, ya que depende de las características de cada gato.

Ahora que sabes que los gatos pueden comer patata y de qué manera, no te pierdas este vídeo con más verduras y frutas buenas para estos animales:

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Los gatos pueden comer patata?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Comida casera.

Bibliografía
  • Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. Patata. Disponible en https://www.mapa.gob.es/es/ministerio/servicios/informacion/patata_tcm30-102520.pdf

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
¿Los gatos pueden comer patata?
1 de 3
¿Los gatos pueden comer patata?

Volver arriba