menu
Compartir

¿Los gatos pueden comer manzana?

 
Por Laura García Ortiz. 6 diciembre 2022
¿Los gatos pueden comer manzana?

La manzana se encuentra en la lista de frutas que pueden comer los gatos, pues se trata de un alimento muy rico en fibra, antioxidantes y compuestos beneficiosos para la salud. Es un alimento que mejora la digestión y puede ayudar en algunos procesos digestivos, pero tiene un cierto peligro: las semillas. Esto es debido a que contienen cianuro, por lo que debemos retirarlas siempre a la hora de ofrecer pequeñas porciones a nuestros gatos.

Si quieres saber más sobre cómo dar manzana a tu gato, sus beneficios, riesgos y contraindicaciones, continúa leyendo este artículo de SoyUnGato.

También te puede interesar: ¿Los gatos pueden comer kiwi?

¿La manzana es buena para los gatos o no?

Las manzanas son una fruta cultivada en todo el mundo cuyo origen se encuentra en la región de Asia Central. Primero se extendieron por Europa y posteriormente llegaron a América gracias a los colonos europeos. El árbol de la manzana puede alcanzar los 4,5 metros de altura en cultivo y hasta los 9 metros en la naturaleza; se trata de una planta caducifolia y la floración es en primavera, coincidiendo con la aparición de las hojas, y los frutos consiguen la maduración a final de verano o en otoño.

Ahora bien, ¿los gatos pueden comer manzana? La manzana es una fruta bastante digestiva y astringente y con numerosos beneficios para la salud, por lo que no se trata de una fruta indeseable para los gatos, sino todo lo contrario, es de las mejores frutas que puedes dar a tu gato. Sin embargo, esto debe realizarse con moderación, pues como frutas que son contienen cantidades de azúcar elevadas para un gato, cuyo organismo no está diseñado para digerir grandes cantidades de hidratos de carbono, sino que lo está para digerir carne y grasa animal, de la que obtienen todos sus nutrientes esenciales y la energía diaria requerida.

Beneficios de la manzana para los gatos

Las manzanas poseen numerosos beneficios nutricionales, ya que son unas frutas que aportan mucha hidratación por su elevado porcentaje de agua y contienen numerosas vitaminas, entre las que destacan la vitamina C y las del grupo B, en concreto la vitamina B1, B2 y B6.

También es una fruta con numerosos minerales como calcio, fósforo y potasio, y destaca por su contenido en flavonoides, antioxidantes y polifenoles. Así mismo, contiene un fitoquímico llamado "quercetina", que previene enfermedades como el asma, los trastornos cardiovasculares, musculares y la artritis. También contiene ácidos que facilitan la digestión de las grasas: el ácido tartárico y el ácido málico.

Además, las manzanas son astringentes y poseen una gran cantidad de fibra insoluble y soluble en su composición, lo que mejora el tránsito del intestino y por tanto facilita la deposición de las heces, previniendo el estreñimiento. Por ello, están indicadas en gatos con este problema e incluso, aunque parezca contradictorio, en gatos con diarrea, ya que tienen efecto astringente, por lo que reducen la inflamación del intestino y el exceso de humedad, y favorecen que los gatos creen unas heces de buena consistencia. Hablamos de ello en este artículo sobre Remedios caseros para el estreñimiento en gatos.

Dosis de manzana para gatos

Los gatos pueden comer manzana, sí, pero con moderación. Es decir, si alimentas a tu gato con comida seca y/o húmeda completa, ya cuenta con una buena proporción de todos los nutrientes que necesita, por lo que los alimentos extra no deben superar el 10 % de su ingesta calórica diaria. Así mismo, en caso de seguir una dieta casera, el consumo de frutas y verduras tampoco debería superar este porcentaje.

Este porcentaje es muy bajo, por lo que debes ofrecer muy poca cantidad de manzanas. Dependiendo del tamaño de tu gato, podrás dar más o menos, pero en general el 10 % equivale a muy pocos trozos cortados en pequeñas porciones. Si hablamos de números, lo ideal sería no ofrecer más de seis o siete trozos de manzana en gatos de mayor tamaño.

¿Los gatos pueden comer manzana? - Dosis de manzana para gatos

Cómo dar manzana a mi gato

La forma de ofrecer a tu gato manzana es sencilla. Debes retirar completamente su piel debido al contenido que posiblemente tiene de productos químicos usados en su agricultura, así como eliminar las semillas debido a que contienen cianuro. Luego, deberás cortarla en pequeños trozos para que tu gato no se asuste por la nueva textura del alimento ni se pueda atragantar.

Puedes ofrecer la manzana partida en pequeñas porciones a modo de premio o snack. Así mismo, puedes triturar los trozos y mezclar el puré con su comida húmeda habitual u ofrecérselo en otra toma, pero evita mezclarlo con le pienso seco.

Si es la primera vez que das manzana a tu gato, debes permanecer a su lado para controlar que no le produce ningún tipo de reacción alérgica, como hinchazón de la boca, vómitos o diarrea. Así mismo, comprueba que no se atraganta ni se le queda ningún trozo atorado en la garganta.

Efectos secundarios de la manzana para gatos

Hemos comentado que es importante retirar las semillas de las manzanas a la hora de ofrecérselas a nuestros pequeños felinos. Esto es debido, además de para evitar asfixias o atragantamientos, al cianuro que contienen. Otros huesos o semillas de frutas como los melocotones, las peras, las ciruelas o las nectarinas también lo contienen, por lo que se debe tener el mismo cuidado.

El cianuro presenta un claro problema: su capacidad de unión al ion de hierro presente en las enzimas mitocondriales responsables de la respiración celular, haciendo que esta se imposibilite por no poder usar el oxígeno, por lo que se produce una anoxia tisular (falta de oxígeno en los tejidos del gato) que provoca síntomas importantes como dilatación pupilar, hipersalivación, mucosas especialmente rojas y brillantes, dificultad respiratoria, caídas, inestabilidad, temblores, relajación de los esfínteres, convulsiones, shock y finalmente puede acabar con la muerte.

Contraindicaciones de la manzana para gatos

Las manzanas estarían contraindicadas en todos los gatos con problemas de azúcar en sangre, es decir, si tienen resistencia a la insulina o diabetes. Además, están contraindicadas en los siguientes casos:

  • Se deben evitar en los gatos con sobrepeso u obesidad, para que no aumenten de peso con mayor facilidad.
  • Tampoco estarían indicadas en procesos de diarrea grave o megacolon pese a sus beneficios para mejorar las heces y favorecer su evacuación, pues estos gatos tienen un problema importante que requiere de un tratamiento médico en el centro veterinario y no darles manzana.
  • También está totalmente contraindicado ofrecer trocitos de manzana con semillas por el riesgo que tiene el contenido de cianuro que acabamos de comentar.
  • En casos de alergia a la manzana, tampoco debe ofrecerse.

Ahora que sabes que la manzana es buena para los gatos, cuándo ofrecerla y cuándo no, no te pierdas este artículo en el que hablamos de las Frutas tóxicas para gatos.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Los gatos pueden comer manzana?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Comida casera.

Bibliografía
  • J. D. Rode. Manual de toxicología veterinaria. Disponible en: http://www.rednacionaldeveterinarias.com.uy/articulos/farmacologia%E2%80%8F/Manual_de_toxicolog_a_veterinaria.pdf

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
¿Los gatos pueden comer manzana?
1 de 2
¿Los gatos pueden comer manzana?

Volver arriba