Comida casera

¿Los gatos pueden comer pepino?

 
Laura García Ortiz
Por Laura García Ortiz, Veterinaria especializada en gatos. 29 diciembre 2022
¿Los gatos pueden comer pepino?

El pepino es un alimento que otorga mucha hidratación debido a que el 95 % de su composición es agua. Además, su contenido en vitaminas, minerales y antioxidantes lo convierten en una hortaliza realmente interesante para la dieta por sus beneficios nutricionales. Sin embargo, nuestros gatos no están diseñados para ingerir este tipo de alimentos debido a su naturaleza carnívora, por lo que nunca debe ofrecerse pepino a diario, sino más bien de forma ocasional y en pequeñas cantidades, y especialmente para otorgarles un extra de hidratación, algo que a los gatos generalmente no les suele sobrar en su dieta debido, una vez más, a su naturaleza alimentaria.

Sigue leyendo este artículo de SoyUnGato para conocer más en profundidad si los gatos pueden comer pepino o no y cómo ofrecerlo.

También te puede interesar: ¿Los gatos pueden comer pan?

Índice

  1. ¿El pepino es bueno para los gatos?
  2. Beneficios del pepino para los gatos
  3. Dosis de pepino para gatos
  4. Cómo dar pepino a mi gato
  5. Efectos secundarios del pepino en los gatos
  6. Contraindicaciones del pepino para gatos

¿El pepino es bueno para los gatos?

Los pepinos son una hortaliza muy nutritiva, saludable y llena de beneficios para la salud, entre los que destacan el fortalecimiento del sistema inmune, la buena digestión y las propiedades antiinflamatorias y antioxidantes. Sin embargo, se trata de un alimento que los gatos no están acostumbrados a ingerir.

Los gatos son carnívoros estrictos, presentan un metabolismo y un diseño del organismo adaptado a obtener todos los nutrientes que necesitan de los tejidos animales compuestos fundamentalmente por proteínas y grasas, algo muy lejano a la composición que presenta el pepino, una verdura más rica en hidratos de carbono y con escasa cantidad de proteínas y mucho menos de grasas. Es más, los gatos requieren ser alimentados con tejido animal, pues solo este les proporciona nutrientes esenciales como la taurina, la arginina o el ácido araquidónico, no pudiendo adaptarse a dietas vegetarianas o veganas de ningún modo. Esto no quiere decir que un poco de pepino de vez en cuando sea malo para los gatos, pero tampoco es el alimento más beneficioso para esta especie animal debido a su naturaleza alimentaria.

Beneficios del pepino para los gatos

El pepino es una verdura muy rica nutricionalmente hablando, pues contiene un buen aporte de vitaminas y minerales, así como antioxidantes, fibra y mucha humedad. Dentro de las vitaminas, destaca la vitamina C, un antioxidante natural y fortalecedor del sistema inmune a la vez que promueve la producción de colágeno; la vitamina K, importante para la coagulación sanguínea; y las vitaminas del complejo B, destacando el ácido fólico y la vitamina B5 o ácido pantoténico.

Dentro de los minerales y oligoelementos destacamos el potasio, importante para la regulación de la presión arterial y la transmisión del impulso nervioso, el cobre, el silicio, el manganeso y el molibdeno, que son esenciales para formar algunos antioxidantes del organismo. El pepino es un alimento diurético y depurador, antiinflamatorio y antioxidante y muy rico en agua, pues el 95 % de su composición corresponde a la humedad. Por ello, es un refuerzo de hidratación para los gatos, que tienden a estar algo deshidratados por consumir poca cantidad de agua.

¿Los gatos pueden comer pepino? - Beneficios del pepino para los gatos

Dosis de pepino para gatos

Los pepinos deben de ser ofrecidos como un complemento alimenticio a la dieta principal, que debe ser un alimento seco y/o húmedo completo para la especie felina, pues solo este le va a otorgar todos los nutrientes que necesitan en sus proporciones correctas. También es totalmente válido establecer una dieta casera, aunque en este caso recomendamos contar con el asesoramiento de un veterinario especializado en nutrición felina.

En caso de querer ofrecer pepino a tu gato, debes saber que no le puedes dar más de dos o tres rodajas a la semana para evitar riesgos y efectos secundarios como diarrea o malestar estomacal.

Cómo dar pepino a mi gato

El pepino se puede dar tanto cocido como crudo, pero siempre debe estar sin piel para evitar cualquier tipo de pesticidas que pueda tener. Además, la rodaja debe estar cortada en trozos pequeños en forma de cubito y nunca se le debe dar condimentado, sazonado o encurtido. También se debe evitar ofrecer pepinos en conservas y tampoco se debe echar sal antes de ofrecerle un trozo.

Es decir, el pepino debe estar al natural o ligeramente cocido, pelado y cortado en pequeños trozos para facilitar su ingestión y evitar que el gato se asuste con el nuevo alimento. En este sentido, seguro que habrás visto vídeos de gatos que se asustan con los pepinos y esto te preocupe a la hora de darle un trozo. Pues bien, lo que realmente asusta al animal no es el alimento en sí, sino encontrarlo de sorpresa, tal y como explicamos en este artículo: "Por qué los gatos se asustan con los pepinos".

Por último, no olvides estar cerca de tu pequeño felino en el momento en el que vaya a ingerirlo para así poder observar con detenimiento cualquier problema, alergia o atragantamiento que pueda surgir.

¿Los gatos pueden comer pepino? - Cómo dar pepino a mi gato

Efectos secundarios del pepino en los gatos

Aunque el pepino es un alimento muy seguro para los gatos, el contenido tan elevado que contiene de agua podría ser dañino en cantidades moderadas a elevadas por el riesgo de producir diarrea o aumento del peristaltismo intestinal, además de por su contenido en fibra, que también facilita este proceso.

Es importante retirar bien la piel para evitar que el gato ingiera sustancias tóxicas presentes en la misma, como pueden ser los pesticidas que se usan en la agricultura de los pepinos, y porque la digestión de la piel es mucho más complicada para un gato que la digestión de la pulpa.

Otro posible efecto secundario, que aunque es raro puede aparecer en los gatos, es las reacciones alérgicas. Deben hacerte sospechar síntomas como sarpullidos cutáneos, ojos llorosos, estornudos o hinchazón de la boca o la garganta tras la ingestión del pepino.

Contraindicaciones del pepino para gatos

No deberías ofrecer pepino a tu gato si está padeciendo algún problema digestivo, especialmente alguno relacionado con un aumento del tránsito o peristaltismo intestinal, pues su contenido en fibra y agua solo aumentará este proceso, empeorando o produciendo signos clínicos como heces blandas, poco consistentes o diarrea.

También estaría contraindicado su consumo si se conoce una alergia o intolerancia a este alimento, o si se le ofrece con piel o sin cortar en pequeños trozos por el riesgo de alergias, intoxicaciones y asfixias.

Lo mejor es ofrecer pepino con moderación. Siempre y cuando le guste a tu gato, puede ser una buena opción para añadir un extra de hidratación a su dieta, pero no todos los días, sino una o dos veces a la semana y no más de dos o tres rodajas. Si el gato es cachorro o pertenece a una raza pequeña, la cantidad debería ser aún menor.

En este vídeo compartimos los alimentos más tóxicos y que, por tanto, no debes ofrecer a tu gato nunca:

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Los gatos pueden comer pepino?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Comida casera.

Escribir comentario
Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 de 3
¿Los gatos pueden comer pepino?