menu
Compartir

¿Los gatos pueden comer kiwi?

 
Por Laura García Ortiz. 17 enero 2023
¿Los gatos pueden comer kiwi?

Sí, los gatos pueden comer kiwi, una refrescante y deliciosa fruta llena de beneficios nutricionales y efectos antioxidantes. Sin embargo, este consumo debe ser esporádico y en pequeñas cantidades, puesto que el sistema digestivo de los gatos no está diseñado para ingerir frecuentemente este tipo de alimentos más ricos en hidratos de carbono. Al ser carnívoros estrictos, su dieta debe estar basada en la proteína animal para obtener todos los nutrientes que necesitan sin alterar su metabolismo.

En este artículo de SoyUnGato te explicamos los beneficios del kiwi para los gatos y, lo que es más importante, cómo ofrecerles esta fruta correctamente, sus efectos secundarios y sus contraindicaciones. ¡Sigue leyendo!

También te puede interesar: ¿Los gatos pueden comer pan?

¿El kiwi es bueno para los gatos o no?

El kiwi es una fruta ácida que nada tiene que ver con otras frutas de sabor más dulce, como la sandía o el melón, por lo que suele gustar más a los gatos porque estos no pueden detectar el sabor dulce de los alimentos al carecer de las papilas gustativas que lo interpretan. Además, los kiwis son la fruta con mayor contenido en vitamina C que existe, lo que junto con sus grandes beneficios nutricionales y su fresco sabor pueden hacer que sea buena para los gatos, eso sí, con moderación.

Pese a que no es de las frutas más ricas en azúcares, sí contienen muchos más hidratos de carbono de lo que un gato suele ingerir, por lo que su consumo debe ser circunstancial. Los gatos están acostumbrados a ingerir tejido animal en forma de pienso seco, comida húmeda o casera, pues la proteína y la grasa de esta carne es la que les va a otorgar todos los nutrientes que necesitan, incluidos los esenciales como la taurina, la arginina y el ácido araquidónico. Por este motivo, debes alimentar a tu gato con un alimento completo para su especie, dejando el kiwi y otros snacks para ocasiones especiales.

Beneficios del kiwi para los gatos

Una sola pieza de kiwi ya proporciona más del 100 % de los requerimientos diarios de vitamina C para el ser humano, por lo que un pequeño trozo de esta fruta también otorgará buenas cantidades de esta vitamina a nuestros pequeños felinos. Esta vitamina va a reforzar el sistema inmunitario de tu gato, la síntesis de neurotransmisores, la cicatrización y la síntesis de colágeno. También contiene una maravillosa cantidad de fibra soluble, que favorece el tránsito intestinal e interviene en la regulación del colesterol, los triglicéridos y los niveles de azúcar. El tránsito intestinal también se ve favorecido por el contenido en humedad tan alto de esta fruta, lo que ofrecerá un extra de hidratación para tu compañero felino.

El kiwi también es una fuente importante de ácido fólico o vitamina B9, importante para la prevención de defectos del tubo neural en nuestras gatas gestantes. Con respecto a los minerales, destacan el potasio y el magnesio. Por otro lado, sus semillas contienen ácidos grasos omega 3, unas grasas saludables que protegen el sistema cardiovascular y el cerebro, así como antioxidantes como clorofilas, carotenos, luteína o xantofilas, que ayudan en la prevención del envejecimiento de las células, los problemas de visión, el cáncer o la obesidad.

Por todo esto, el kiwi es una gran fuente de antioxidantes y vitaminas, a la vez que contiene gran cantidad de agua y de fibra, mejorando el tránsito intestinal y previniendo el estreñimiento. Para este último caso, puedes consultar este artículo: "Remedios caseros para el estreñimiento en gatos".

Cantidad de kiwi que puede comer un gato

Nuestros gatos no deben ingerir grandes cantidades de kiwi pese a sus grandes beneficios nutricionales. Por ello, lo ideal es ofrecer un tercio de kiwi o, como mucho, medio kiwi a un gato adulto, una vez a la semana. Esta cantidad corresponde con unos pequeños trozos que puedes ofrecer una vez a la semana como mucho, o repartidos a lo largo de la semana.

Es importante no pasar la cantidad mencionada, pues se trata de un snack dulce que puede predisponer a que los gatos aumenten de peso, se descompensen en caso de enfermedades como la diabetes o la resistencia a la insulina, o coman menos debido a la sensación de saciedad que produce la fruta.

Cómo dar kiwi a un gato

Debes retirar completamente la piel del kiwi para evitar que pueda ingerir cualquier residuo de productos químicos utilizados en la agricultura de esta fruta y porque su palatabilidad no es la mejor y puede hacer que tu gato rechace el alimento. También es conveniente retirar las semillas de su interior pese a su contenido en omega 3, ya que pueden sufrir cierta fermentación en el intestino de los gatos. Esto no quiere decir que si ingiere alguna vaya a sufrir una intoxicación, simplemente que es mejor evitarlas.

Luego, es conveniente partir la cantidad de fruta indicada anteriormente en trozos pequeños o aplastarla y mezclarlo con su dosis de ración casera (no con el pienso seco). Te recomendamos que permanezcas al lado de tu gato mientras le ofreces este nuevo alimento para poder valorar reacciones adversas, alergias o atragantamientos.

¿Los gatos pueden comer kiwi? - Cómo dar kiwi a un gato

Efectos secundarios del kiwi para gatos

Debido a su contenido en fibra y humedad, si un gato se pasa en la ingestión de esta fruta pueden aparecer efectos laxantes manifestados con síntomas digestivos como diarrea y dolor abdominal, o empeorar a los gatos que estén pasando por un proceso de peristaltismo o tránsito intestinal aumentado, así como alguna enfermedad o trastorno infeccioso gastrointestinal.

Otros efectos secundarios del consumo de kiwi en gatos podrían ser los derivados de una alergia al kiwi, como náuseas, vómitos, dolor abdominal, urticaria, estornudos, pupilas dilatadas, irritabilidad y tos, incentivados por la enzima proteolítica que esta fruta contiene: la actinidina. Debido a su contenido en azúcar, si das a tu gato más cantidad de kiwi de la mencionada, puedes predisponer a que sufra caries, resistencia a la insulina, diabetes y aumento de peso. Descubre los Síntomas de la diabetes en gatos en este otro artículo.

Contraindicaciones del kiwi para gatos

Debido a su contenido en azúcares, su consumo está contraindicado en gatos con sobrepeso, muy sedentarios, con resistencia a la insulina o diabetes mellitus, pues solo empeorarían estas condiciones. Tampoco estaría indicado en los gatos con problemas gastroentéricos con aumento del tránsito intestinal o síntomas como heces blandas o diarrea, pues agravarían los síntomas debido a su contenido en fibra.

Por otro lado, no se recomienda dar tampoco en los gatos con enfermedad renal debido a su contenido en potasio y tampoco a los gatos sensibles o alérgicos a la enzima que contiene el kiwi (actinidina) porque pueden dar lugar a síntomas como urticaria, hinchazón bucal o de garganta y vómitos.

Aunque los gatos pueden comer kiwi con moderación, si tu minino presenta cualquiera de los síntomas mencionados, acude rápidamente al centro veterinario.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Los gatos pueden comer kiwi?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Comida casera.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
¿Los gatos pueden comer kiwi?
1 de 2
¿Los gatos pueden comer kiwi?

Volver arriba