menu
Compartir

¿Los gatos pueden comer pan?

 
Por María Besteiros, Auxiliar Técnico Veterinario. 11 enero 2023
¿Los gatos pueden comer pan?

Los gatos son animales carnívoros, es más, se consideran carnívoros estrictos porque consiguen los nutrientes que necesitan, básicamente, de las proteínas de origen animal. No son como nosotros, de costumbres omnívoras. Por este motivo, alimentos que para las personas son de consumo habitual pueden ser inadecuados e incluso dañinos para los gatos.

En concreto, en este artículo de SoyUnGato vamos a hablar del pan. Veremos si a nuestros felinos domésticos les gusta y, en definitiva, explicaremos si los gatos pueden comer pan,o por el contrario les hace daño, si hay diferencias entre los distintos panes o qué es lo que sucede si incluimos este alimento en su dieta de forma habitual.

También te puede interesar: ¿Los gatos pueden comer kiwi?

¿A los gatos les gusta el pan?

De manera natural, los gatos no suelen sentirse atraídos por el pan. Como hemos dicho, son carnívoros que en la naturaleza se alimentan de las pequeñas presas que cazan, como roedores o aves. Así, la apetencia instintiva de estos animales irá orientada hacia la carne y el pescado, reconocidos por su alto contenido en proteínas. Precisamente, la proteína animal debe ser el componente principal de la dieta felina.

El pan, al contrario, es un producto elaborado a base de harina de cereal, agua, levadura, sal y, en función de la variedad, otros ingredientes como las semillas, los frutos secos, el azúcar, la leche, la mantequilla, etc. Destaca por su contenido en hidratos de carbono.

Por este motivo, aunque se considere un alimento básico para los seres humanos, no se encuentra entre los recomendados para los gatos, mucho menos cuando se trata de panes con componentes que, directamente, les pueden resultar tóxicos, como las uvas pasas o el chocolate.

Entre los alimentos que pueden comer los gatos nos encontramos con el pepino, por ejemplo. Para tener más detalles, no dudes en consultar el siguiente post sobre "¿Los gatos pueden comer pepino?".

¿El pan es malo para los gatos?

Como vemos, el pan no es un alimento que vaya a despertar la atracción de la mayoría de los gatos ni resulta recomendable ofrecérselo, pero no es tóxico para ellos. ¿Esto quiere decir que los gatos pueden comer pan blanco, integral o cualquier otra variedad?

Si comiesen un trozo no iba a pasar nada, pero si su dieta contuviese un exceso de pan, sí sería perjudicial porque estarían consumiendo un alimento que no cubre sus necesidades nutricionales, desplazando a otros, como la carne o el pescado, que sí son imprescindibles para el mantenimiento de su salud.

Como hemos dicho, los gatos no necesitan carbohidratos, pues pueden conseguir energía de las proteínas. Por eso no es necesario añadirlos a su dieta y, si lo hacemos, hay mejores opciones que el pan. Por otra parte, las calorías del pan lo hacen todavía menos recomendable para gatos con problemas de peso u obesidad.

¿Los gatos pueden comer pan de molde?

El pan de molde o de sándwich se diferencia del pan "normal" en que es un pan de corteza blanda y miga densa que se hornea en un molde rectangular, de ahí su denominación, y se comercializa, generalmente, cortado en rebanadas. Podemos considerarlo un pan especial porque contiene leche, azúcar, mantequilla, huevo, etc., en función de la receta que escojamos. Además, el pan de molde que se vende acostumbra a incluir diferentes conservantes y emulgentes.

Como vemos, sucede lo mismo que con el resto del pan: no es un alimento recomendable para los gatos. Su consistencia más blanda no debe hacernos pensar lo contrario, ya que lo que importa es su composición.

¿Los gatos pueden comer pan? - ¿El pan es malo para los gatos?

Qué pasa si un gato come pan

Como hemos explicado, que un gato coma un día un trozo de pan, salvo que justo contenga ingredientes tóxicos para él (pasas, chocolate, etc.), no le va a causar ningún daño. No es un alimento tóxico para esta especie, como tampoco está en la lista de los alimentos mortales para gatos. Aun así, hablamos en general, pues es posible que, si no está acostumbrado a ingerirlo, sufra algún desarreglo digestivo, como heces blandas. El problema está en darle pan a menudo y en cantidad.

El pan, así tal cual, ya hemos visto que no suele ser un alimento que atraiga a los gatos, pero hay cuidadores que lo ofrecen remojado en leche o alguna salsa. Estas prácticas son perjudiciales porque, para decirlo y que se entienda, estamos ocupando el estómago con unos nutrientes que no resultan básicos para el gato, en detrimento de los que sí necesita. Además, las sustancias en las que remojemos el pan también pueden ser dañinas para él.

En esta situación el gato puede acabar con kilos de más, pero a consecuencia de una mala alimentación. El sobrepeso no es una cuestión menor ni exclusivamente estética. Los gatos obesos tienen más riesgo de padecer enfermedades como la diabetes y de que se les agraven otras, como la artrosis. Además, manifiestan una menor resistencia al calor, al ejercicio y a la anestesia. Permitir que nuestro gato esté gordo es restarle calidad de vida.

Por lo tanto, como cuidadores debemos asumir que el gato es una animal carnívoro que debe alimentarse a base de proteína de origen animal (carne, pescado). Podemos optar por alimentos comerciales, buscando los de mayor calidad, o por una dieta casera que siempre tendrá que planificar un experto en nutrición felina, precisamente para evitar que se produzcan carencias nutricionales.

Ahora que ya sabes que no pueden comer los gatos pan, quizá te interese echarle un vistazo al siguiente post de SoyUnGato sobre "¿Los gatos pueden comer chocolate?". ¡No te pierdas la respuesta!

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Los gatos pueden comer pan?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Comida casera.

Bibliografía
  • GEMFE. Gatos y alimentación.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
¿Los gatos pueden comer pan?
1 de 2
¿Los gatos pueden comer pan?

Volver arriba