Problemas del comportamiento

Cómo educar a un gato para que no se suba a la mesa

 
Eduarda Piamore
Por Eduarda Piamore, Técnica en psicología, educación y adiestramiento felino y canino. 29 diciembre 2023
Cómo educar a un gato para que no se suba a la mesa

Si cuando regresas a tu hogar siempre te encuentras con tu gato encima de la mesa y/ o percibes que ha tirado al suelo todo lo que estaba sobre ella, es muy probable que te preguntes cómo educar a un gato para que no se suba a la mesa. La buena noticia que te traemos desde SoyUnGato, es que lograrlo no es difícil cuando pones en marcha los métodos educativos más apropiados, pero deberás tener paciencia, porque cada gato llevará su propio tiempo en asimilar ciertos aprendizajes.

Para ayudarte, en este artículo, hablaremos de las principales causas porque los gatos se suben a la mesa y veremos el paso a paso para evitar que lo hagan o para que dejen de hacerlo. ¿Empezamos?

Índice
  1. Por qué los gatos se suben a la mesa
  2. Cómo enseñar a un gato a no subirse a la mesa
  3. Cómo evitar que un gato se suba a la mesa

Por qué los gatos se suben a la mesa

Teniendo en cuenta que el comportamiento de los gatos es muy diverso, no existe una única explicación de por qué los gatos suben a la mesa. Para entender esta conducta de tu gato será clave que pongas atención tanto a su comportamiento cuando la lleva a cabo, como al contexto y las circunstancias involucradas en su realización.

Por ello, vamos a ver algunas situaciones muy comunes que nos pueden ayudar a comprender cuándo y por qué un gato se sube a la mesa.

¿Por qué mi gato se sube a la mesa mientras comemos?

Si tu gato solo se sube a la mesa cuando hay comida disponible allí, tendrás que considerar dos principales causas:

  • Tu gato tiene hambre: y está pidiendo que le des de comer de una manera muy evidente. La solución, en este caso, pasa por revisar la dieta de tu minino para asegurarte de que es adecuada para suplir todos los requerimientos nutricionales de su edad y tamaño. Además, si recientemente has adoptado a un gato callejero que parece estar siempre hambriento, es importantísimo acudir al veterinario para constatar su estado de salud y descartar deficiencias nutricionales que debilitan su sistema inmune. En SoyUnGato te ofrecemos una guía completa de "Cómo alimentar a un gato dependiendo de su edad".
  • Lo ha aprendido involuntariamente: cuando tu gato era solo un cachorro, te parecía muy tierno que quisiera comer contigo y empezaste a permitir que estuviera en la mesa o incluso le ofrecías algún trocito de comida de tu plato. Si permites que un gatito se suba a la mesa y compartes las comidas con él, hay muchas posibilidades de que esto se convierta en un hábito que no desaparecerá.

Si te preguntas cómo educar a un gato para que no suba a la mesa, porque no te agrada esta conducta en un minino adulto, el primer paso es no fomentar este comportamiento en un gatito. Más adelante profundizaremos en qué hacer.

¿Por qué mi gato se sube a la mesa para dormir?

Cuando un gato duerme en la mesa, ello suele indicar un rechazo hacia su cama o su zona de descanso. Una razón muy frecuente tiene que ver con que los gatos naturalmente prefieren dormir en sitios altos, porque allí se sienten más seguros y protegidos de posibles ataques de depredadores.

También será importante que revises la ubicación de la zona de descanso de tu gato, asegurándote de que se está situada en un ambiente tranquilo, donde no haya un exceso de ruidos y estímulos que perturban el sueño de tu minino, y donde no haga mucho frío ni calor intenso.

Este espacio debe recibir una óptima higiene y encontrarse a una buena distancia de las zonas de alimentación y eliminación, para evitar un rechazo vinculado con el cumulo de residuos y malos olores.

Finalmente, asegúrate de que la cama tenga un tamaño adecuado a la contextura física de tu minino y le resulte cómoda. Para ayudarte, hemos preparado una selección con las "Mejores camas para gatos".

¿Por qué mi gato se sube a la mesa para jugar?

Existen dos motivos que explican por qué mi gato se sube a la mesa para jugar. Por ello, vamos a exponerlos detalladamente:

  • Por curiosidad: aquí la principal motivación de tu gato para subirse a la mesa puede ser satisfacer su natural curiosidad, la cual resulta clave para el óptimo desarrollo de sus habilidades cognitivas y sensoriales. Hay dos contextos donde es muy probable que esta conducta se manifieste. El primero y más fácil de solucionar, se da cuando los tutores tienen la costumbre de disponer sobre la mesa adornos, objetos o incluso comida que emiten olores, brillos o sonidos que llaman la atención de los gatos.
  • Falta de enriquecimiento ambiental: el segundo motivo, que infelizmente es bastante común, deriva de un bajo o nulo enriquecimiento ambiental. Si tu gato no encuentra en sus espacios recursos, juguetes y estímulos que le permitan gastar energía y expresarse de una manera adecuada y segura, es muy probable que recurra a otras conductas para cumplir con estos propósitos. En consecuencia, es muy probable que tu gato empiece a manifestar síntomas de estrés y una serie de conductas destructivas que están asociados a la necesidad de aliviar la tensión acumulada.
Cómo educar a un gato para que no se suba a la mesa - Por qué los gatos se suben a la mesa

Cómo enseñar a un gato a no subirse a la mesa

Más allá de los consejos que adelantamos en los apartados anteriores y que serán muy útiles para evitar que un gato se suba a la mesa, es esencial que sepas cómo transmitir a tu gato que esta conducta no resulta apropiada.

Por ende, es nuestra “tarea”, como tutores, enseñarles a nuestros gatos cuáles conductas son más o menos adecuadas o compatibles con una convivencia armoniosa en nuestro hogar. Por ello, te ofrecemos un paso a paso de cómo enseñar a un gato a no subirse a la mesa:

  • Empieza temprano: como vimos, la mejor manera de evitar que un gato se acostumbre a subirse a la mesa, es educarlo desde cachorro a que esta conducta no es aceptable. Para ello, evita permitir que tu gatito se suba a la mesa desde su llegada al hogar y muéstrale cuales son los sitios adecuados para llevar a cabo cada una de sus necesidades. Por ejemplo, en lugar de compartirle comida de tu plato mientras comes, sirve sus alimentos siempre en su comedero y en la zona de alimentación; en lugar de permitirle jugar arriba de mesa, capta su atención con un juguete e invítalo a jugar en un sitio seguro, etc. Si necesitas ayuda, aquí tienes nuestra guía de "Cómo educar a un gato desde cachorro".
  • Señala correctamente la “mala conducta”: para hacer que tu gato entiende que algo no está permitido, basta con decirle un firme “¡NO!” en el exacto momento en que realiza la conducta o acción que deseas señalar como inapropiada. El tiempo aquí es esencial porque si tratas de regañar a tu gato por algo que ha sucedido hace varios minutos o incluso horas, él no logrará entender por qué lo estás reprendiendo. Trata de mantener la calma al señalar una conducta inadecuada y evita estos errores al educar a un gato.
  • Enséñale a tu gato la alternativa correcta: si queremos educar a un gato para que no se suba a la mesa, no debemos limitarnos a señalar que esto está mal, sino que es fundamental proporcionarle una opción correcta de cómo debe comportarse. Cada vez que tu gato se suba a la mesa, en seguida de indicarle con el firme “¡NO!” que allí no es el sitio adecuado para que permanezca, muéstrale cuál es el sitio más adecuado para que juegue, coma o desfrute de sus siestas, y refuerza la “positividad” de estos sitios o acciones mediante premios.
  • Recompensa a tu gato por sus buenas conductas: tan o más importante que señalar las conductas inapropiadas, es reforzar las conductas apropiadas para que sean más fácilmente asimiladas por tu minino. El refuerzo positivo es una estrategia muy poderosa para educar a un gato, precisamente porque nos permite indicarles objetiva y oportunamente que algo que está haciendo es de nuestro agrado y le genera una recompensa.

Si quieres profundizar en estas estrategias para educar a tu minino, no dejes de echar un vistazo a nuestro artículo “Cómo hacer que un gato te haga caso”.

Cómo educar a un gato para que no se suba a la mesa - Cómo enseñar a un gato a no subirse a la mesa

Cómo evitar que un gato se suba a la mesa

Lo más importante es poner en marcha el paso a paso del anterior apartado para enseñar a tu gato a no subirse a la mesa. Aun así, hay otras buenas prácticas que puedes aplicar en el día a día y que serán útiles para evitar que tu minino asimile esta conducta como un hábito.

Estas son las medidas más recomendables para evitar que un gato se suba a la mesa:

  • Optimizar la estimulación física y mental de tu gato: un gato aburrido y sedentario está más predispuesto al desarrollo de síntomas de estrés y varios problemas de comportamiento. Si quieres evitar que tu gato se suba a la mesa para jugar y entretenerse, es fundamental que le ofrezcas un ambiente enriquecido con juguetes, rascadores, estímulos olfativos o visuales, y otros accesorios. Para ayudarte, hemos recopilado varias ideas de enriquecimiento ambiental para gatos y también te motivamos a conocer las propiedades de la catnip (o “hierba gatera”) que puede ser un interesante estímulo olfativo para tu minino.
  • Evita atraer la atención de tu gato para lo que está sobre la mesa: si sueles tener adornos brillantes o con colgantes encima de tu mesa, o cualquier otro objeto que pueda moverse o emitir luces u olores que atraen a los gatos, es muy probable que tu gato se sienta tentado a subirse a la mesa. Lo mejor que podemos hacer es adaptar nuestro hogar a la presencia de un gato para que podamos conciliar los recursos de embellecimiento estético que nos agradan con las necesidades y los instintos de nuestros compañeros.
  • Dedícale tiempo a tu gato: otra razón porque los gatos se suben a la mesa o tiran las cosas al suelo, es para llamar la atención de sus tutores, en especial cuando se sienten aburridos. Una vez más, el enriquecimiento ambiental será tu gran aliado para evitar que esto ocurra, pero también es fundamental que dediques al menos algunos minutos de cada día para compartir tiempo de calidad con tu minino y hacerle sentir que tú lo quieres. Aprovecha estos momentos para presentarle juegos de inteligencia y actividades que simulan el contexto de una cacería, porque ambos despiertan la curiosidad de los gatos y les permiten desplegar sus eximias habilidades de cazador. Aquí en SoyUnGato también te aportamos varias opciones de "Juegos para gatos en casa".

Por último, pero no menos importante, te recordamos la importancia de una buena medicina preventiva para preservar el bienestar físico y mental de tu gato. Además de prevenir numerosas enfermedades comunes en los gatos y deficiencias nutricionales, esto nos ayudará a detectar tempranamente cualquier problema de salud que puede mitigar la calidad de vida de nuestros mininos y repercutir negativamente en su comportamiento.

Por lo tanto, no olvides poner atención al calendario de vacunas para gatos, no descuides de la periodicidad de las desparasitaciones internas y externas, y trata de llevar a tu gato al veterinario al menos una o dos veces al año.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo educar a un gato para que no se suba a la mesa, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas del comportamiento.

Escribir comentario
Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 de 3
Cómo educar a un gato para que no se suba a la mesa