gato-comiendo-comida-con-paté

Los veterinarios coinciden en la idoneidad de la comida casera, y en especial de los patés, para incrementar la dosis de agua que los gatos necesitan consumir a diario. No obstante, esta no debe convertirse en la base de tu minino si se halla en su edad adulta, ya que a medio plazo podría propiciar la aparición de patologías de índole odontológica.

En esta entrada vamos a proporcionarte las pautas recomendadas por los especialistas, así como 3 deliciosas y nutritivas recetas caseras con paté para gatos a las que podrás recurrir en determinadas situaciones. ¿Nos acompañas?

¿Cuándo y cómo deben tomar paté los gatos?

La comida casera con textura de paté resulta muy apetecible y nutritiva para los felinos. Es una saludable manera de ingerir las proteínas, vitaminas, minerales, fibra y agua que reclaman para mantenerse sanos. Al tratarse de carnívoros estrictos la fuente de proteína no puede faltar a diario.

Esta puede provenir de la carne o de las vísceras del pollo, del pavo, de la ternera, del cerdo o del cordero. En el caso del pescado, puedes optar por el atún o por el salmón fresco o enlatado al natural. Los vegetales, principalmente la calabaza, el calabacín y la espinaca, son excelentes fuentes de hidratación, de minerales y de fibra.

Eventualmente, puedes añadir a tus preparaciones huevo, bebida vegetal, arroz, pasta integral o queso fresco. De este modo, ampliarás la palatabilidad de tus recetas y la introducción de nuevos sabores le será más grata a tu mejor amigo. Eso sí, siempre que te plantees modificar su alimentación consúltalo antes con tu veterinario.

Primera opción para cachorros y gatos ancianos

En el caso de los mininos adultos los patés no deben constituir el plato principal de su dieta. Resulta preferible reservarlos para ocasiones especiales, por ejemplo, si deseas reforzar alguna conducta positiva, si quieres tener un detalle con él porque está decaído o si necesitas camuflar la medicación prescrita que debe tomar por vía oral.

Existen situaciones, como los trastornos digestivos provocados por el pienso, en las que la comida casera a base de paté puede erigirse en la dieta principal de tu minino si así te lo ha recomendado su veterinario. En ausencia de este tipo de trastornos, los gatos adultos solo deben comer patés 2 o 3 veces por semana.

Sus dientes están diseñados para ejecutar la acción mecánica de masticar. Por ello, si deseas que los mantenga limpios y sanos lo apropiado es ofrecerle pienso seco o alimento sólido. Por contra, los cachorros que han finalizado la lactancia y los gatos sénior con problemas dentales deben consumir patés. No precisan masticación y son fáciles de digerir.

gato-degustando-comida-casera

3 Recetas apetitosas de comida casera con paté para gatos

Las preparaciones de paté para gatos siguen una misma lógica. Se trata de cocinar en la sartén con un poco de aceite de oliva, o en el horno si prefieres prescindir de la fritura, la proteína. Después, habrá que triturarla con la ayuda de un tenedor y mezclar el resultado con el puré de verdura elegido hasta obtener una masa consistente y uniforme.

Si lo deseas, al finalizar puedes añadir un huevo batido para que adquiera la consistencia de una tortilla o puedes incorporarle guisantes o zanahoria en crudo, cortada en pequeños dados, para que pueda masticar. De este modo, aprovecharás los beneficios de ambos tipos de cocinado (de la comida húmeda y de la sólida).

Paté de salmón para gatos

Este pescado es excelente también para nuestros amigos peludos. Provee de una proteína de alto valor biológico, es rico en ácidos grasos Omega 3 y es fuente de vitaminas y minerales.

Para cocinar este paté precisarás:

  • 300 gramos de salmón, preferiblemente fresco y sin piel.
  • Media zanahoria rallada.
  • 1 cucharada sopera de queso fresco.
  • Perejil fresco, picado muy fino.

Elaboración

Su elaboración es muy sencilla. Basta con que cocines el salmón por ambos lados y los dejes enfriar. Desmenúzalo con un tenedor y añade el queso, la zanahoria y el perejil hasta que queden bien integrados en una pasta homogénea. Estará listo para ser servido.

Tarrinas de pollo para gatos

Los envases de la margarina de 500 gramos te servirán como molde de presentación. En este caso, la fuente de proteína la proporciona el pollo que, como sabes, resulta muy digestiva e hipocalórica. Por tanto, se trata de una receta válida para todos los gatos, sin importar su edad y su condición física.

Necesitarás:

  • 300 gramos de pollo, cortado en pequeños dados.
  • 1 zanahoria.
  • 1 calabacín.
  • 2 láminas de gelatina.

Elaboración

Para cocinar esta nutritiva tarrina deberás cocer en agua el pollo y las verduras previamente peladas. Cuando haya cocido, escúrrelo todo y córtalo. Deja que la gelatina se hidrate en un bol aparte con agua fría. En otro bol vierte 250 gramos de agua e introdúcelo en el microondas para que se temple.

Vierte todos los ingredientes, también la gelatina, en ese bol con el agua templada. Remueve para que se vayan mezclando y repártelo en las tarrinas. El último paso es dejarlo enfriar para que cuaje. A tu gato le encantará. ¡Garantizado! Si conservas las tapas las podrás conservar en el frigorífico durante 1 o 2 días.

Paté de carne y calabaza para gatos

La carne, de ternera o cordero, ve amplificado su aporte proteínico y de minerales si está acompañado de las vitaminas y la fibra de la calabaza. Se trata de una combinación más que aconsejable para los mininos que padecen episodios de estreñimiento.

Para cocinarlo deberás hacer acopio de:

  • 300 gramos de carne, de ternera o de cordero, cortada en pequeños trozos o picada.
  • Media taza de puré de calabaza (o de calabacín).
  • Media taza de caldo (sin cebolla, ya que es toxica para los felinos).
  • 1 cucharadita de queso fresco rallado.

Elaboración

Cocina la carne por ambos lados en una sartén con una pizca de aceite de oliva o al horno. Si quieres, puedes echarle un poco del caldo para impedir que se seque. Añade el puré de calabaza y el resto del caldo y mézclalo bien hasta obtener la textura de un paté. Por último, incorpora el queso y ¡buen provecho!

Como ves, las opciones de recetas con patés para gatos son muy variadas y todas ellas serán bien recibidas por tu mejor amigo al tiempo que incrementa la dosis de macronutrientes que requiere y explora nuevos sabores y texturas. ¿Has elegido ya tu receta favorita?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí