Gato-himalayo-saltando

El himalayo es una de las razas de gatos más apreciadas en Europa y Asia. No en vano, su belleza y carácter cariñoso conquistan a cualquiera. Fruto del cruce del persa y del siamés ha heredado lo mejor de cada una de estas razas. Es, por tanto, un minino corpulento con patas cortas y anchas. Todo ello redunda en una apariencia robusta.

Sus ojos azules y el patrón colorpoint corresponden a los genes recibidos del siamés, así como su inteligencia y curiosidad. Pese a reclamar más cuidados que otras razas su belleza y cordial compañía bien merecen la pena. En las siguientes líneas resumimos todo lo que deberías tener en cuenta si te interesa esta preciosa raza.

Características del gato Himalayo

Como decimos, su cuerpo es corto al igual que sus extremidades. Su nariz es pequeña y chata, como la del persa, lo cual les comporta ciertas complicaciones de salud como abordaremos más adelante. Su corpulencia se ve aumentada por la concurrencia de un pecho ancho y por la longitud de su manto.

icono-mundo25Origen Europa (Suecia)
icono-gato25Tamaño mediano
icono-peso25Peso de 6 a 10 kg machos y de 5 a 8 kg hembras
icono-peine25Pelo corto, suave y tupido. Color Gris o plata azulado, suave y con brillo. El patrón colorpoint del siamés tiñe de azul, lila, rojo o marrón chocolate sus patas, cola, cara y orejas. El resto del manto es blanco o de un crema claro. También pueden darse ejemplares tortie o tricolor
icono-cabeza-gato-25Cabeza en forma de prisma triangular, ancha en la zona de los ojos
icono-orejas-25Orejas pequeñas y bien separadas
icono-ojo-25Ojos grandes, redondos y de un azul intenso
icono-cola-25Cola corta, peluda y con la punta redondeada
icono-longevidad-25Longevidad estimada de 18 años
icono-casa-25Dificultad para cuidarlo media

 

gato-del-himalaya

Carácter y comportamiento del gato Himalayo

Estos felinos son sumamente dóciles y afectuosos. Sin duda, un rasgo que comparten con sus predecesores persas. Se llevan de maravilla con los niños, con los desconocidos y con el resto de mascotas que habitan en el hogar. Son tranquilos y juguetones. Por tanto, no se desenvuelven a sus anchas en los ambientes ruidosos.

De los siameses han heredado su temperamento curioso y su inteligencia. Son gatos que aprenden rápido aquello que se les enseña. No son maulladores y disfrutan del juego con los humanos. No son excesivamente activos y destacan por su destreza como cazadores. Se adaptan a la perfección a los pisos pequeños.

Cuidados que requiere el gato Himalayo

Estos mininos necesitan más cuidados y atenciones que otras razas. Esto es debido a su morfología. El acortamiento de su cara y la longitud de su pelo exigen cuidados semanales y una periódica supervisión del veterinario. Por su tendencia a la obesidad deberás procurarle una dieta de calidad y racionada en 2 tomas a lo largo del día.

Deberás cepillar su manto, como mínimo, 3 veces por semanas. En los meses de muda deberás hacerlo a diario utilizando un cepillo de cerdas blandas. De este modo, evitarás los nudos y la acumulación de pelo muerto que provoca tricobezoares. Será necesario bañarlo cada 2 meses para prevenir los enredos, así como un corte profesional de pelo.

Si no tolera los baños utiliza champús de lavado en seco o toallitas húmedas. Limpia sus ojos con suero fisiológico a diario y mensualmente con una infusión templada de manzanilla. Sécaselos con una gasa estéril. Sus orejas deben ser higienizadas cada mes para prevenir irritaciones con un tisú estéril. Limpia sus dientes con una pasta específica.

Salud del la raza

Esta raza tiende a desarrollar ciertas enfermedades hereditarias. Es el caso de la enfermedad poliquística del riñón que causa insuficiencia renal. Al presentar una cara aplanada pueden surgir deformidades que cursan dificultades respiratorias, así como afecciones oculares y mandibulares.

Para prevenirlo se recomienda acudir al veterinario de forma regular a partir de los 12 meses de edad para practicarle ultrasonidos y así mantener controladas las posibles alteraciones. Si no cepillas su largo pelo con asiduidad, al acicalarse se tragará las bolas de pelo muerto y estas podrían obstruir su aparato digestivo.

Si observas que trata de regurgitarlas ofrécele aceite de parafina o malta para gatos. En los casos más graves, si aprecias un posible atragantamiento deberás acudir cuanto antes al especialista e incrementar la frecuencia del cepillado. Las visitas anuales son más que aconsejables en esta raza para impedir que las patologías prevalentes se agraven.

Historia de la raza y datos curiosos

¿Sabes que pese a que su nombre pueda sugerir otra cosa esta raza es oriunda de Suecia? En 1924 la criadora Virginia Cobb y el Dr. Clyde Keeler, investigador de la facultad de medicina de Harvard, sentaron las bases al estudiar el gen responsable del patrón colorpoint en los gatos. El resultado obtenido no fue el esperado.

En 1930 se retomaron los estudios en Suecia. De este modo, nació Debutante una gatita de pelo largo que fue cruzada con su padre. La camada resultante fueron unos gatitos de pelo largo con los ojos azules y las patas, la cola, las orejas y la cara oscurecida. En 1957 la raza fue reconocida en EE.UU.

En Europa lo hizo algo más tarde, a finales de la década de los 60, donde es considerada una variedad del persa. Su nombre se lo debe a su parecido con el pelaje del conejo himalayo. No cabe duda de que se trata de gatos hermosos, amigables e inteligentes que se hacen querer, ¿no lo crees?