Cómo limpiar los ojos de un gato con manzanilla

Sus múltiples y beneficiosas propiedades hacen de la manzanilla un recurso a tener en cuenta al abordar la higiene ocular de tu mascota. Por ello, en esta entrada te explicamos cómo limpiar los ojos de un gato con manzanilla.

Sin embargo, nunca debes otorgar un poder celestial a la infusión de manzanilla. Si tu gato permanece con los ojos inflamados o con secreciones durante varios días deberías acudir al veterinario. La manzanilla se puede utilizar como complemento al tratamiento prescrito, no cómo un medicamento.

La importancia de la limpieza ocular en gatos

Los ojos de los gatos son especialmente sensibles y, dado que su naturaleza aventurera les lleva a husmear en lugares no precisamente pulcros, resulta determinante que te ocupes de su higienización.

Además, existen ciertas razas, las llamadas braquicéfalas por su cabeza ancha y nariz chata, que presentan un continuo lagrimeo. Persas, himalayos y Devon Rex son proclives a padecer una obstrucción nasolacrimal por su gran volumen de lágrimas.

En estos casos, conviene intensificar la frecuencia de la limpieza ocular de las 2-3 convenidas para el resto de razas, a todos los días. A su vez, la manzanilla te ayudará a revertir el tono amarillo o marrón producido por este lagrimeo fulminado todas las bacterias.

vaso-de-manzanilla

Manzanilla, un colirio natural

Entre los componentes de la manzanilla destacan el alfa bisabolol, el chamazuleno y los flavonoides (luteolo, apigenol y quercetol). El primero de ellos es un aceite viscoso e incoloro con potentes poderes regenerantes, cicatrizantes y antiinflamatorios.

Las cumarinas presenten en la manzanilla la facultan para aminorar los edemas, por lo que no es de extrañar que esta planta sea utilizada como colirio natural en el cuidado ocular por sus propiedades calmantes, antiinflamatorias y anti-bacterianas.

¿Sabes que también logra reducir la presión ocular cuando esta se halla desequilibrada?

Cualidades que justifican su uso como antiséptico y humectante en la rutina de higiene ocular de tu felino. Recuerda que las legañas tienden a endurecerse si no son retiradas.

Por tanto, con el paso de los días pueden llegar a obstruir el lagrimal y favorecer la aparición de enfermedades, además de provocarle una sensación desagradable a tu mejor amigo.

Enfermedades como la conjuntivitis, la uveítis o el glaucoma felino se evidencian a través de secreciones persistentes, que conviene tener controladas practicando una diligente limpieza. Práctica para la que esta planta se postula como una completa aliada.

gato-mirando-con-ojos-azules

Cuándo aplicar manzanilla a un gato

La limpieza regular de los ojos de tu gato con manzanilla está indicada en los supuestos que detallamos a continuación, ya que mantendrá la zona limpia, aliviará la molestia y contribuirá a reducir la hinchazón:

  • La eliminación de legañas o secreciones adheridas a los ojos.
  • La limpieza del lagrimeo persistente.
  • Tu gato tiene los ojos enrojecidos y/o con picor como es el caso de la conjuntivitis.
  • Los párpados están hinchados, incluso el tercer párpado o la membrana nictitante.
  • Tu gato está aquejado de una oftalmia producida por la proliferación de hongos, virus o bacterias. Eso sí, siempre como coadyuvante del tratamiento oftalmológico pautado por el veterinario.

preparación-de-manzanilla

¿Cómo preparar la manzanilla?

Para preparar un colirio natural a base manzanilla necesitarás una proporción de 1 litro de agua por 2 cucharillas de flores secas de esta planta.

Sin embargo, puedes ajustar la cantidad si te resulta excesiva respetando esta equivalencia. No conviene guardar el preparado, dado que con el paso de los días la infusión se fermenta y pueden desarrollarse bacterias nocivas para ciertas patologías ya existentes.

Por tanto, y sobre todo si tu gato ya tiene diagnosticada una enfermedad ocular debes reponer la infusión de manzanilla preparándola cada vez que la necesites y dejándola enfriar antes de aplicarla.

Para elaborar una infusión de manzanilla deberás seguir estos pasos:

  • Poner a hervir el agua con la manzanilla en un recipiente con la medida antes indicada.
  • Retirarlo del fuego y taparlo cuando haya roto a hervir para que libere sus propiedades.
  • Dejarlo enfriar sin tapa.
  • Colarlo y conservarlo en el frigorífico no más de 48 horas.

Consejos para limpiar los ojos de un gato con manzanilla

Tan importante como respetar los pasos para realizar una buena infusión resulta tener presentes ciertos aspectos al limpiar los ojos de tu gato con manzanilla.

Nos referimos a:

  • Utilizar una gasa estéril para empaparla en la infusión.
  • Sujetar la cabeza del felino y no ejercer excesiva presión. Tu gato debe permanecer relajado para que no asocie esta práctica con algo desagradable. No debes tocar el globo ocular, solo el lagrimal.
  • Debes emplear 2 tazas, una para cada ojo. De este modo, evitarás propagar la infección de un ojo al otro.
  • Puedes ayudarte de una toalla para envolver a tu gato e impedir que se revuelva.
  • Rehúsa la infusión de manzanilla si tu mascota tiene una herida en el ojo o en la zona próxima. En ese caso, deberás administrarle el suero o la solución oftalmológica que el veterinario le haya prescrito.
  • No excedas su administración en 2 o 3 veces por día porque, posee un potente efecto. No le des de beber la infusión, ya que podría intoxicarse.
  • Conserva la manzanilla en un tarro hermético protegido de la radiación solar y la infusión, una vez atemperada, en el frigorífico en un envase de vidrio.

Ahora que ya sabes cómo limpiar los ojos de un gato con manzanilla, no dudes en utilizarlo con asiduidad como un efectivo limpiador, anti-bacteriano, antiinflamatorio y cicatrizante. Eso sí, nunca obvies el tratamiento ocular de tu gato si se lo han prescrito.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí