Comportamiento

Por qué los gatos se asustan con los pepinos

 
Miren Azurmendi
Por Miren Azurmendi, Periodista especializada en el mundo animal. 21 junio 2022
Por qué los gatos se asustan con los pepinos

Son muchos los vídeos en Internet que se han convertido en virales por las sorprendentes reacciones de los gatos al toparse con un pepino. Precisamente por ello, para despejar todas las dudas sobre este tema, desde SoyUnGato queremos explicarte por qué los gatos se asustan con los pepinos y por qué no debes asustar a los gatos con pepinos.

Por su curiosidad innata y psicología imprevisible, los felinos tienden a meterse en problemas al satisfacer su necesidad de explorar todo cuanto se cruza en su camino. Las consecuencias, en cambio, a veces, son traumáticas, como veremos más adelante. Al igual que los pepinos, existen otros objetos y conductas humanas que asustan a los gatos. Como tutor, te recomendamos que tengas en cuenta las distintas cosas que asustan a los gatos a fin de no estresar a tu compañero felino.

También te puede interesar: Cosas que asustan a los gatos
Índice
  1. ¿Los gatos le tienen miedo a los pepinos o no?
  2. Por qué los gatos le tienen miedo a los pepinos
  3. Por qué no hay que asustar a un gato con los pepinos

¿Los gatos le tienen miedo a los pepinos o no?

El terror a los pepinos es un tema algo polémico, del que los expertos en conducta felina se han pronunciado. Desde SoyUnGato vamos a compartir contigo las conclusiones de los profesionales más destacados en esta materia. Y es que no se ponen de acuerdo sobre si los gatos le tienen miedo los pepinos en sí o si intervienen otros factores en su abrupta reacción. En lo que están de acuerdo es en lo inapropiado de estas travesuras.

Si no has visto alguno de estos vídeos, te diremos que en la mayoría de ellos se ve a gatos comiendo que de pronto se encuentran con un pepino en el suelo. No pueden evitar saltar o salir corriendo despavoridos, presas de un evidente pánico. De acuerdo con el etólogo Roger Mugford, los gatos no le tienen miedo al pepino en sí. Lo que los aterra es toparse con un objeto desconocido que ha irrumpido en su territorio de forma inesperada. Este miedo a lo desconocido (si nunca antes ha visto un pepino) y lo inesperado del caso son las condiciones perfectas para que el minino tema por su supervivencia y necesite alejarse para ponerse a salvo. Desde allí, reevaluará la situación.

Sabrás que tu gato está asustado por su lenguaje corporal: sus pupilas se dilatan, sus orejas se repliegan hacia atrás, su cola pendulea de forma incesante y su pelo se eriza.

Por qué los gatos le tienen miedo a los pepinos

No debes olvidar que los gatos son animales sumamente territoriales que necesitan mantener el control sobre lo que los rodea y sobre cómo suceden los acontecimientos. De ahí que no sean amigos de los cambios de rutina, por pequeños que sean. Aunque, claro está, algunos mininos son más sensibles que otros a estas variaciones. El biólogo Jerry Coine y el conductista felino John Brandshow comparten la teoría del miedo al depredador.

Según esta teoría, los gatos les tienen miedo a los pepinos por su innegable parecido con las serpientes (un depredador a considerar), porque el pepino está en el suelo mientras comen y porque ha surgido de la nada, de forma totalmente imprevista. ¿Sabes que los felinos han aprendido a través de la selección natural a huir de los objetos alargados y finos? Es un mecanismo de subsistencia al que están predispuestos genéticamente.

Encontrarse de bruces y de repente con un depredador fatal, como una serpiente, supone una potente amenaza ante la que deben reaccionar. El hecho de que lo vean mientras comen tiene un valor significativo, ya que el momento de comer para los mininos es un instante de relajación y bienestar. Solo comen cuando se sienten seguros. Por tanto, el shock al que se les somete con esta broma no es menor.

Por qué no hay que asustar a un gato con los pepinos

Ahora que ya conoces las distintas teorías que hoy en día se estudian para explicar por qué los gatos se asustan con los pepinos, probablemente te estarás cuestionando si es una broma que debas hacerle a tu felino, y la respuesta es no. Sentir que un posible depredador irrumpe de forma tan imprevisible en su territorio los alarma de un modo muy intenso. Al margen de que al saltar y salir corriendo pueden romper algo y hacerse mucho daño, si están comiendo pueden experimentar trastornos digestivos o incluso, atragantarse y ahogarse. Sin embargo, hay otras razones más profundas que justifican por qué no debes asustar a los gatos con pepinos.

Su hogar ya no será un lugar seguro para tu gato. Esa sensación de amenaza persistirá en el tiempo, causándole estrés y en los casos más severos, si el minino es muy sensible, un trastorno de ansiedad permanente que requerirá tratamiento. No debería extrañarte que se comportara de un modo asustadizo o que huyera de ti. El vínculo que hayas establecido con él, si has sido tú quien lo ha asustado, se verá inmediatamente deteriorado.

Por tanto, parece sensato no gastar este tipo de bromas a los gatos con el fin de preservar su salud física y mental. Si deseas presentarle nuevos juguetes, recuerda hacerlo de forma gradual y premiando sus avances. De hecho, variar su enriquecimiento ambiental es más que recomendable para mantenerlo correctamente estimulado y equilibrado. ¿Ahora ya sabes por qué los gatos le tienen miedo a los pepinos? ¡Compártelo para que otras personas lo sepan y no asusten a sus mininos!

Si deseas leer más artículos parecidos a Por qué los gatos se asustan con los pepinos, te recomendamos que entres en nuestra sección de Comportamiento.

Escribir comentario
Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
Por qué los gatos se asustan con los pepinos