Comportamiento

Por qué los gatos se lamen

 
Miren Azurmendi
Por Miren Azurmendi, Periodista especializada en el mundo animal. 31 enero 2023
Por qué los gatos se lamen

¿Sabes que los gatos dedican cerca de 10 horas al día al acicalamiento? La necesidad de limpiarse es la principal causa de este comportamiento. Sin embargo, cuando veas a tu gato lamiéndose existen otros posibles desencadenantes. En este artículo de SoyUnGato, te explicamos por qué los gatos se lamen. Así, sabrás qué señales deberían hacerte pensar que algo no va bien para visitar cuanto antes al veterinario.

La falta de acicalamiento, el lamido compulsivo y el lamido social son diferentes manifestaciones que dejan entrever la riqueza de la psicología felina. Igualmente, fijarnos en dónde lo hace puede indicarnos que no se siente cómodo o que incluso está dolorido. Por ejemplo, si lame con insistencia sus genitales, puede tratarse de una infección, de la presencia de parásitos internos si lo hace en el ano o de una cistitis en el caso del vientre.

También te puede interesar: Por qué los gatos se lamen entre ellos
Índice
  1. Por qué se lamen los gatos
  2. Por qué los gatos se lamen entre ellos
  3. Por qué los gatos se lamen cuando los tocas
  4. Qué pasa si mi gato se lame mucho
  5. Qué pasa si un gato no se lame

Por qué se lamen los gatos

Por qué los gatos lamen su manto es uno de sus comportamientos más estudiados. Por ello, podemos saber que las causas principales que les llevan a realizar este comportamiento son principalmente las siguientes:

Higiene

Se estima que los gatos dedican el 30 % de la jornada a acicalarse, lo que equivale a unas 7-12 horas al día, siendo la necesidad de despojarse de la suciedad y del pelo muerto la principal de sus motivaciones. Su lengua está provista de varias filas de púas curvadas en forma de U que administran la cantidad justa de saliva para despegar la suciedad adherida.

Igualmente, a través de la lengua pueden eliminar pequeños parásitos y desenredar el pelo, previniendo posibles nudos. Eso sí, que los mininos sean tan escrupulosos con su higiene no significa que no requieran una ayuda adicional, como la del cepillado de su tutor, para evitar que las bolas de pelo acaben obstruyendo su sistema digestivo. Este grooming también les permite regular la temperatura corporal, aislar la humedad y refrescarse. Así mismo, la presencia de parásitos es algo que se debe tratar de inmediato con productos antiparasitarios adecuados al tipo de parásito en sí. El veterinario te indicará cómo proceder en este caso.

Regular la temperatura corporal

Cuando el ambiente es caluroso, la evaporación de la saliva da como resultado una bajada en su temperatura corporal y favorece que el manto se ahueque para que el aire fresco circule con mayor facilidad y acceda a la piel. De este modo, el gato se termoregula y recupera el bienestar, sin olvidar que el acicalamiento activa el retorno sanguíneo y permite que los aceites, naturalmente presentes en su pelo, se expandan y mantengan sana la piel.

Por qué los gatos se lamen entre ellos

El grooming social o aloacicalamientoobedece a un protocolo de cuidado mutuo que los mininos practican cuando reconocen sus huellas olorosas y conviven en armonía. Se consideran sujetos en igualdad de condiciones en ese territorio. Cuando se tienen afecto cuidan los unos de los otros, lamiéndose para crear un olor de grupo y fortalecer su vínculo. Esta es una de las razones por la que tu gato no dudará en lamerte el pelo para evidenciar su cariño hacia ti.

Por qué los gatos se lamen - Por qué los gatos se lamen entre ellos

Por qué los gatos se lamen cuando los tocas

¿Sabes que tus caricias son percibidas por tu minino como una forma de acicalamiento social? En línea con lo que acabamos de comentar, puede suceder que en ese momento no le apetezca impregnarse de tu olor. En un intento por anularlo, se lamerá allí donde lo tocaste para recuperar su olor. Esta conducta está enraizada en su instinto de supervivencia. Se acicalan para desprenderse de olores ajenos y pasar desapercibidos ante los depredadores.

Qué pasa si mi gato se lame mucho

Al margen del aseo y de la termorregulación, el acicalamiento excesivo o compulsivo nos alerta de posibles trastornos psicológicos o de patologías físicas. Conozcamos a continuación los casos más habituales:

Estrés o aburrimiento

Si un gato o unagata se lame mucho y este comportamiento inusual concurre con un cambio en su vida, podría tratarse de estrés. Los mininos son muy susceptibles a cualquier cambio que sucede en su territorio, por pequeño que sea, de manera que tienen tendencia a desarrollar estrés y ansiedad con relativa facilidad. Una mudanza, la llegada de un nuevo animal sin una correcta presentación o algo tan simple como cambiar de lugar un mueble hacen que el gato sienta que ha perdido el control. El animal se halla en un proceso incómodo que detona sus miedos y le hace perder el control sobre su aseo, de manera que es común observar que el gato se limpia compulsivamente. También puede manifestar el estrés mediante otros comportamientos, como mostramos en este post: "Síntomas de estrés en gatos".

Por otro lado, la falta de estimulación provoca aburrimiento, y puede recurrir al lamido como forma de entretenimiento. Esto es especialmente común cuando vemos que los gatos se lamen mucho las patas. Revisa tu hogar y proporciona a tu minino un adecuado enriquecimiento ambiental.

Parásitos

¿Tu gato se lame mucho y se le cae el pelo? Precisamente por las características de su lengua, este contacto reiterado sobre el pelo acabará produciendo alopecia, y eventualmente también heridas cutáneas. De igual modo, te recomendamos que tengas presente dónde se lame, ya que nos da pistas de qué puede estar experimentado. Por ejemplo, el lamido insistente en la base de la cola podría apuntar a una infestación de pulgas.

El intenso picor que siente puede llevarlo a morderse, y si es alérgico a sus picaduras será necesario que el veterinario le inyecte un antiinflamatorio que rebaje el prurito y limite las secuelas de la dermatitis.

Heridas o cuerpos extraños

Si el lamido se produce en una pata, podría deberse a una herida o a un cuerpo extraño que lo está molestando. Deberás revisarlo para desinfectar la herida o llevarlo a la consulta del veterinario.

Problemas bucales

Si afirmas que tu gato se relame mucho la boca, puede deberse a la necesidad de eliminar una sustancia untuosa o grasienta que haya ingerido. Afecciones bucales, como la gingivitis o las llagas en las mucosas, pueden provocar que se lama con insistencia la boca porque se siente incómodo o le duele. Observa si concurren halitosis y salivación excesiva. Las náuseas o la dificultad para deglutir son otros posibles desencadenantes.

Como ves, los gatos se lamen por varios motivos y prestar atención a su frecuencia, intensidad y lugar, así como al conjunto de su comportamiento te ayudará a acertar en lo que verdaderamente le sucede. Saber lo que necesita, y actuar en consecuencia, no hará sino aumentar la confianza que él tiene en ti mientras disfrutas de su compañía por más tiempo.

Por qué los gatos se lamen - Qué pasa si mi gato se lame mucho

Qué pasa si un gato no se lame

La falta de interés por el aseo es, al igual que el acicalamiento excesivo, una conducta anormal que conviene supervisar para atajarlo cuanto antes y evitar su agravamiento. Por lo general, la falta de aseo nos alerta de una enfermedad física, algo habitual en los gatos ancianos aquejados de artrosis. Las articulaciones les duelen y prefieren mantenerse inactivos. Su interés por la comida, el juego y por el acicalamiento descienden.

En estos casos, lo más recomendable es acudir al centro veterinario.

Si deseas leer más artículos parecidos a Por qué los gatos se lamen, te recomendamos que entres en nuestra sección de Comportamiento.

Escribir comentario
Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 de 3
Por qué los gatos se lamen