Este gato rivaliza con el patinegro, que vive al sur de África, como la especie felina más pequeña del mundo. Su envergadura oscila entre los 35 y los 48 centímetros y pesa algo más de 1 kg. Se halla en estado salvaje en los bosques de Sri Lanka y del sur de la India, donde es una especie casi amenazada por la destrucción de su hábitat.

Su manto recuerda, por sus manchas y rayas, al del leopardo. Es de color gris con manchas de color óxido en la edad adulta. El abdomen es blanco con grandes manchas, más oscuras. Al nacer las manchas de los lomos y de la espalda son de color negro. ¿Deseas conocer más sobre esta curiosa especie felina?

Características del gato herrumbroso

El Prionailurus rubiginosus o gato herrumbroso es considerado el gato más pequeño del mundo, y es que sus 48 centímetros de longitud y su 1,5 kg de peso evidencian su minúsculo tamaño. De hecho, cabe perfectamente en la palma de la mano de cualquier humano. Una característica que le hace ser muy escurridizo y valiente para subsistir.

icono-mundo25Origen Asia (Sri Lanka y la India)
icono-gato25Tamaño enano
icono-peso25Peso de 1 a 1.5 kg machos y de 0.9 a 1.3 kg hembras
icono-peine25Pelo corto, muy tupido y suave. El cuerpo es de color gris con rayas y manchas de color cobre que recuerdan al manto de un leopardo
icono-cabeza-gato-25Cabeza triangular y con 6 rayas oscuras a cada lado
icono-orejas-25Orejas proporcionadas, bien separadas y puntiagudas
icono-ojo-25Ojos grandes, almendrados y de color azul, verde o ámbar
icono-cola-25Cola larga y fina. Suele medir unos 15-30 centímetros, lo que supone casi la mitad de la longitud de su cuerpo. Es de una tonalidad más oscura
icono-longevidad-25Longevidad estimada de 8 a 12 años
icono-casa-25Dificultad para cuidarlo baja

 

Herrumbroso-saltando-sobre-una-hoja

Carácter y comportamiento del gato herrumbroso

Estos diminutos gatos se muestran muy escurridizos escondiéndose en cuevas o en troncos de árbol huecos para evitar ser presa de depredadores mayores, por ejemplo, cuando duermen. Les gusta permanecer en los árboles y bajan al suelo por la noche para cazar. Se alimentan de pequeños roedores y pájaros, así como de lagartijas, ranas e insectos.

Por el día duermen. Poseen una depurada técnica de caza y son muy rápidos. Recurren al marcaje con orina y de acuerdo con un reciente estudio, realizado en el parque Port Lympne Wild Animal Park de Kent (Inglaterra) donde los crían en cautividad, al nacer creen que son tigres y se desenvuelven con gran valentía creyéndose más grandes de lo que son.

Cuidados que requiere el gato herrumbroso

Apenas existen unos 40 o 50 ejemplares de gato herrumbroso en cautividad. En el santuario de animales salvajes de Porfell (Reino Unido), al que acuden animales abandonados, lo saben bien. Aunque no participan activamente en su cría, como sí lo hace el parque Port Lympne Wild Park de Kent, acaban de ver nacer a dos cachorros.

A principios de mayo de este 2020 nacieron las dos crías de su pareja de gatos herrumbrosos. El ciclo reproductivo suele durar unos 5 días y la gestación de 65 a 70 días. Suelen dar a luz a 1 o a 2 crías. Alcanzan la madurez sexual a las 68 semanas de vida, cuando las manchas de su cuerpo se tornan de color óxido.

Salud del gato herrumbroso

La vida en la naturaleza puede resultar dura. Los herrumbrosos deben permanecer escondidos durante las horas de sueño y actuar con rapidez cuando cazan para poder alimentarse. Por eso, prefieren actuar de noche cuando sus principales amenazas están durmiendo.

De los escasos ejemplares que existen en cautividad poco se sabe sobre sus patologías, siendo las causas más usuales de muerte o enfermedad las lesiones derivadas de sus lances con otros animales de su mismo hábitat.

Historia de la raza y datos curiosos

El Prionailurus rubiginosus es oriundo del sur de la India mientras que las subespecies Prionailurus koladivinus y phillipsi habitan en los bosques tropicales de Sri Lanka. En la India su distribución es poco homogénea y están más presentes en los pastizales, montes y bosques abiertos. Sin embargo, también se les ha visto en el Nepal.

Son parientes cercanos del gato leopardo (Prionailurus bengalensis) en la India continental y del gato de la selva (Felis chaus) en Sri Lanka. Dado que su continuidad como especie está amenazada, son varios los parques británicos y asiáticos que están llevando a cabo sus respectivos programas de cría para evitar su extinción con prósperos resultados.