Razas de gatos

Gato kohana

 
Equipo editorial de SoyUnGato
Por Equipo editorial de SoyUnGato. 27 septiembre 2022
Gato kohana

El gato kohana es uno de los felinos domésticos más curiosos porque pertenece al grupo de los gatos sin pelo. Pero, además de llamar la atención por su aspecto, también resulta un excelente gato para la compañía gracias a su buen carácter. La falta de pelaje puede hacernos pensar en que serán gatos más delicados, pero lo cierto es que tan solo tendremos que estar más pendientes de proteger su piel. Por lo demás, en general, no existe tanta diferencia con los gatos con pelo.

Si te interesa conocer más información sobre el gato kohana, en el siguiente artículo de SoyUnGato compartimos todo lo que necesitas saber sobre él, su origen, sus principales características tanto físicas como psicológicas, los cuidados que necesita para su bienestar, los problemas de salud que puede sufrir, su esperanza de vida, su educación y, en definitiva, todos aquellos aspectos relevantes que permiten conocer al gato kohana.

Índice
  1. Origen del gato kohana
  2. Características del gato kohana
  3. Carácter del gato kohana
  4. Cómo cuidar a un gato kohana
  5. Educación del gato kohana
  6. Problemas de salud del gato kohana
  7. Cuánto vive un gato kohana
  8. Dónde adoptar un gato kohana
  9. Curiosidades del gato kohana

Origen del gato kohana

El origen del gato kohana se encuentra en las islas Hawái y es muy reciente, ya que el primer ejemplar se encontró en el año 2002. En un primer momento, se pensó que se trataba de una mutación producida en un gato con pelo de los que vivían en libertad por la isla. Pero enseguida se abrió paso la hipótesis de que era el resultado de un cruce entre un gato donskoy y otro sphynx. Lo cierto es que ninguna de estas hipótesis era la correcta.

Los análisis de ADN revelaron que, al contrario de lo que se postulaba, era una mutación, sí, pero del mucho más conocido gato sphynx o esfinge, con el que comparte su aspecto y la ausencia de pelo, su característica más distintiva. Con esta información en la mano, las asociaciones internacionales felinas que se encargan de validar las razas y reconocer las nuevas, decretaron que, por lo tanto, no se trataba de una raza, sino de una variedad de la sí reconocida raza sphynx. Quizás por ello son pocos los gatos kohana que se pueden encontrar.

Características del gato kohana

Estos gatos, obviamente, destacan por su falta de pelo, pero, además, cuentan con otras características reseñables, como su talla pequeña, su pecho ancho y su cuerpo musculado y bien definido, como podemos apreciar precisamente gracias a la falta de pelaje. Esta ausencia de pelo también nos permite ver las arrugas que la piel forma en distintas partes del cuerpo, sobre todo en la frente.

En cuanto al peso, oscila entre unos 3 y 5 kg. La cabeza tiene forma de cono y en ella destacan unas grandes orejas que se curvan en las puntas. Los ojos son también grandes y de forma almendrada. El hocico, por su parte, cae recto y los pómulos están bien marcados. Las patas traseras son un poco más largas que las delanteras. Finalmente, la cola es larga y describe una curvatura.

Colores del gato kohana

Al carecer de pelo, cuando hablamos de coloración en el gato kohana nos estamos refiriendo a la de su piel. Normalmente, nos la vamos a encontrar en tres colores, que son:

  • Blanco
  • Negro
  • Crema

Carácter del gato kohana

El gato kohana es una buena compañía en el hogar gracias a su carácter. Así, son gatos dóciles, cariñosos y juguetones, lo que suele ayudar a su integración en distintos hogares, también en aquellos con otros animales o niños pequeños, con los que puede compartir ratos de juegos. Son sociables, por lo que se adaptan mejor a distintas situaciones y aceptan la presencia de extraños. Pero la sociabilidad también puede ser un pequeño inconveniente, pues van a necesitar del contacto con sus cuidadores, especialmente del que hayan elegido como su favorito.

No son, por tanto, gatos que puedan dejarse solos durante horas día tras día. Les encanta el contacto con las personas y su compañía, así como recibir atenciones. También destaca en ellos su inteligencia, otro rasgo con ventajas e inconvenientes, ya que pueden aprender con facilidad, pero, a la vez, necesitarán de mayor estimulación para no aburrirse.

Cómo cuidar a un gato kohana

Un punto imprescindible de atención en estos gatos es su piel, ya que, al estar desprovista de pelo, se ve expuesta a factores climatológicos, lesiones, etc., con mucha más intensidad que si estuviese cubierta por el manto. Por lo demás, sus cuidados no difieren en exceso de los que necesita cualquier otro gato, con o sin pelo.

Alimentación del gato kohana

Estos gatos tienen unas necesidades energéticas algo mayores que los demás, lo que quiere decir que van a requerir más cantidad de comida. Por supuesto, debe ser de calidad y contar con la proteína animal, procedente de la carne o del pescado, como ingrediente fundamental. Es conveniente ofrecérsela en varias raciones al día y tampoco debemos descuidar el aporte de agua.

No te pierdas este otro artículo en el que explicamos Cómo alimentar a un gato dependiendo de su edad.

Higiene del gato kohana

Lógicamente, no son gatos que tengamos que cepillar ni van a correr riesgos por la formación de bolas de pelo, pero esto no quiere decir que no haya que cuidar su piel. Al contrario, van a necesitar que les apliquemos protección contra la radiación solar específica para gatos, sobre todo durante los meses de mayor insolación del año, y, con el frío, habrá que mantenerlos en un lugar bien caliente e incluso ponerles prendas de abrigo.

Por otra parte, con regularidad hay que higienizar la piel para eliminar grasa y suciedad, lo que se puede hacer pasando un trapo suave humedecido o una toallita específica para gatos por todo el cuerpo o, si lo tolera, dando un baño, siempre con productos aptos para felinos. Las orejas y los ojos también se deben revisar con frecuencia y limpiar las veces que sea necesario.

Enriquecimiento ambiental y ejercicio del gato kohana

A los gatos kohana les gusta jugar, lo que quiere decir que necesitan un hogar donde se les preste atención y tengan la posibilidad de desplegar las actividades que les son naturales, como saltar, trepar, rascar, correr, esconderse, etc. Esto es lo que conocemos como enriquecimiento ambiental, que no es más que la adaptación del hogar para que pueda cubrir las necesidades mencionadas.

Podemos ofrecerles rascadores verticales, disponer los muebles de manera que les permitan aprovechar el espacio en altura y, por supuesto, juguetes de distintos tipos para que jueguen tanto en soledad como en nuestra compañía. Es importante insistir en que, al ser gatos juguetones, van a necesitar tiempo de actividad a diario para no sentirse frustrados y estresarse, lo que podría dar lugar a diferentes problemas de comportamiento, como el marcaje con orina.

Otros cuidados

Como cualquier otro gato, es fundamental que realicemos una buena medicina preventiva. Esto quiere decir que, aunque no salga del hogar, debemos llevar al día las desparasitaciones internas y externas, las vacunas y las revisiones, según nos paute el veterinario. Por otra parte, en general, se recomienda la castración tanto de machos como de hembras. En este post te explicamos Cuándo se puede castrar a un gato.

Educación del gato kohana

La sociabilidad, la necesidad de atención y la inteligencia de estos gatos son rasgos que contribuyen a facilitar su educación. No nos referimos solamente a que manejen las rutinas básicas del hogar, como puede ser el uso del arenero, sino a que consigan aprender algunos trucos o juegos. Para lograrlo necesitaremos paciencia y educación en positivo, que consiste en centrarnos en premiar aquellas acciones que queremos que el gato repita para que las asocien con un elemento positivo. La educación es una forma de pasar tiempo con el gato y de crear y reforzar nuestro vínculo con él. Además, como el kohana es un gato activo y juguetón, adorará las sesiones de adiestramiento si las enfocamos en el juego.

No te pierdas este artículo en el que te explicamos Cómo educar a un gato.

Problemas de salud del gato kohana

Hemos señalado con anterioridad que existen pocos ejemplares de gatos kohana. Esto ha llevado a que se produzcan problemas relacionados con la endogamia, al tener que cruzarse entre esos pocos individuos. Además, en estos gatos es clave el cuidado de la piel, pues se encuentra expuesta, careciendo de protección ante las inclemencias del tiempo o los diferentes tipos de lesiones por contacto. Una piel que no esté lo suficientemente protegida puede verse dañada, quemada e incluso es posible que desarrolle cáncer, en concreto, es común el carcinoma de células escamosas, relacionado con la exposición directa a la luz solar.

Cuánto vive un gato kohana

La falta de pelo puede transmitir la sensación de que se trata de gatos más delicados que el resto, pero, en realidad, su esperanza de vida no se ve especialmente disminuida por esa característica, siempre que les ofrezcamos los cuidados que necesitan. De media viven unos 15 años, pero no es extraño encontrar ejemplares incluso más longevos, alcanzando hasta los 18 años. Eso sí, hablamos de individuos no aquejados por problemas relacionados con la endogamia.

Dónde adoptar un gato kohana

Hemos recalcado lo exigua que es la población de estos felinos, es decir, no van a sobrar ejemplares como para que exista un problema de abandono. Al contrario, los pocos gatos kohana serán rarezas y, como tal, lamentablemente, es posible que se encuentren a la venta. Una opción para la adopción puede ser contactar con asociaciones dedicadas al rescate de razas felinas, pues pudiera darse el caso de que tuviesen algún gato sin pelo o cruce, similar al kohana. De todas formas, de cara a la convivencia con un gato, más allá de nuestras preferencias personales en cuanto al aspecto físico, lo importante es que seamos capaces de cubrir todas sus necesidades para garantizar su bienestar y el éxito en la relación. Recuerda que son muchos los gatos que se encuentran en protectoras y refugios esperando recibir una segunda oportunidad, muchos de ellos con características muy similares a las del gato kohana.

Curiosidades del gato kohana

Para terminar este repaso a las características del gato kohana, podemos añadir que se le conoce por otros nombres, como gato calvo hawaiano o, en inglés, hawaiian hairless o rubber baby. Además, anotar que la ausencia de pelo no afecta solo al cuerpo, ya que son gatos que tampoco tienen pestañas.

Por último, aunque la falta de pelo hace que algunas personas consideren que estos gatos no pueden producir alergias, no es cierto, pues la alergia en las personas no se desencadena por el pelo, sino por el contacto con proteínas que el animal va a eliminar en la descamación de la piel, en la saliva o en la orina. Por lo tanto, no es correcto hablar del kohana como de un gato hipoalergénico. Si lo que buscas es adoptar un gato que no te produzca una reacción alérgica, no te pierdas este artículo: "Gatos hipoalergénicos".

Información del Gato kohana
Origen
  • América
  • Estados Unidos
Características físicas
Peso medio
  • 3-5
  • 5-6
  • 6-8
  • 8-10
  • 10-14
Esperanza de vida
  • 8-10
  • 10-15
  • 15-18
  • 18-20
Tipo de pelo

Fotos de Gato kohana

Artículos relacionados

Sube la foto de tu Gato kohana

Sube la foto de tu mascota
Escribir comentario
Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Cómo valorarías esta raza?
1 de 3
Gato kohana