Gatos Savannah, puro magnetismo africano

De aparición reciente, los Savannah surgieron tras el cruce de una gata con un felino salvaje, el serval. Actualmente se considera que ésta es la raza de gatos domésticos más grande del mundo, ya que pueden llegar a pesar más de 20 kilos y alcanzar los 60 centímetros de altura.

Son mininos afectuosos y leales con quienes comparten su vida; además tienen mucha energía. Sigue leyendo para conocer más acerca de los gatos Savannah, unos verdaderos leopardos en miniatura.

Características del gato Savannah

icono-mundo25 Origen Estados Unidos
icono-gato25 Tamaño grande
icono-peso25 Peso de 10 a 20 kg machos y hembras
icono-peine25 Pelo corto, fino y aterciopelado. Color
atigrado / Café / naranja /azul / gris con manchas oscuras
icono-cabeza-gato-25 Cabeza en forma triangular
icono-orejas-25 Orejas grandes / puntiagudas
icono-ojo-25 Ojos grandes y expresivos de color verde, pardo o amarillo
icono-cola-25 Cola fina / larga / Con “aros” oscuros
icono-longevidad-25 Longevidad estimada de 12 a 20 años
icono-casa-25 Dificultad para cuidarlo alta

 

gato-Savannah

Temperamento del gato Savannah

Pese a sus antecedentes salvajes los Savannah suelen comportarse de forma muy cariñosa con los humanos. Con su familia son gatos leales y tiernos; también toleran muy bien la presencia de niños y pueden pasar tiempo con ellos sin problema.

Tampoco tendrán inconveniente en compartir el hogar con otros perros o gatos, aunque en ocasiones pueden comportarse de forma dominante por su herencia genética. Las características de su personalidad estarán marcadas, en gran parte, por el porcentaje de serval que tengan en su sangre.

Son, por otro lado, felinos muy juguetones y activos. Extremadamente ágiles, adoran saltar y trepar hasta los rincones más altos de la casa. Son cazadores por naturaleza y estarán atentos a cualquier cosa que pueda ser atrapada, ya sea un ratoncito, una pequeña ave o un pez. Además son muy inteligentes y curiosos. Aprenden rápido y les encanta explorar los alrededores.

Principales cuidados que precisa un gato Savannah

Los gatos Savannah tienen el pelo corto, por lo que no requieren de grandes cuidados. Un cepillado semanal será más que suficiente para mantenerlos aseados.

En ocasiones esta raza muestra un comportamiento algo “canino”. Le gustan los juegos de perros y salir a pasear con correa. A diferencia de otros miembros de su especie, adoran jugar en el agua. Por ello, llevarlos a excursiones a lagos o ríos es una buena idea para que liberen su energía y que su comportamiento en el hogar sea más calmado.

Al ser felinos tan activos necesitan grandes dosis de ejercicio. Su hiperactividad hace que tengan tendencia al escapismo, por lo que hay que tomar algunas precauciones en este sentido. Además, los individuos que llegan a la madurez sexual pueden ser más reacios al contacto humano si no están esterilizados.

pareja-de-gatos-Savannah

Salud de los ejemplares de esta raza

No se conocen patologías de gravedad asociadas a esta raza, aunque al ser de creación reciente no se puede asegurar que no aparezcan más adelante. Al ser una especie híbrida pueden tener el hígado más pequeño, lo que hace que sean más sensibles a ciertos medicamentos. Un veterinario podrá solucionar cualquier duda sobre esta cuestión.

Los Savannah también pueden ser más resistentes a la anestesia, algo que los especialistas siempre tienen en cuenta antes de una cirugía. Por otro lado, se sabe que en esta raza existe un riesgo de parto prematuro más elevado, por un desfase entre el periodo de gestación del gato y del serval. Los primeros gestan durante 60 días, mientras que en los segundos este proceso lleva unos 75 días.

Historia del gato Savannah y datos curiosos

El gato Savannah surge en 1986, tras el apareamiento de una gata doméstica con un serval, una especie de felinos salvajes originaria de la sabana africana. El resultado fue una cría que compartía características de ambos progenitores y que fue llamada Savannah en honor a su origen.

Este híbrido tuvo tanto éxito que despertó el interés de una gran cantidad de criadores norteamericanos. La variedad se popularizó y pronto adoptó el nombre del primer ejemplar conocido.

Esta raza fue registrada oficialmente por la TICA (Asociación Internacional de Gatos) en 2002. Al ser una variedad de reciente creación, pocos hogares cuentan con individuos Savannah. De hecho, aún es poco frecuente verlos fuera de los EE.UU.