Cómo cortar las uñas a un gato

0

Las uñas constituyen una defensa natural para los gatos. Sin embargo, no mantenerlas adecuadamente puede ocasionarte lesiones al jugar con tu mascota o algún que otro percance en tu mobiliario. Por ello, resulta esencial saber cómo cortar las uñas a un gato.

Además del rascador que le ayudará a ejercitarse mientras apura sus garras, debes tomar la rutina de cortar sus uñas, como mínimo, cada 2 o 3 semanas. Descubre todo lo que debes tener en cuenta para convertir este trance en una experiencia llevadera para tu gato.

El rol de las uñas

¿Sabías que los gatos portan 18 uñas? 10 en las patas delanteras y 8 en las traseras, siendo estas últimas las que menos se desgastan. Les sirven para defenderse, para cazar, jugar o para comunicarse.

A través de las glándulas interdigitales localizadas en las almohadillas, al arañar depositan marcas olfativas que les permiten marcar el territorio y comunicarse con sus iguales.

También recurren a las uñas para liberar estrés y es que afilarlas en una actividad de lo más placentera para los gatos. Dado que están compuestas por varias capas resulta necesario cortarlas cada cierto tiempo para evitar que se partan.

El momento propicio lo identificaremos cuando observemos que en reposo sobresalen. Al ser retráctiles si no las necesita, por ejemplo, al caminar no deberían de ser visibles.

uñas de gato

Preparando al gato para cortarle las uñas

No es ningún secreto que la mayoría de gatos son completamente independientes, ellos deciden cuando quieren mimos o cuando quieren estar a su aire. Así que para poder cortarles las uñas, debemos enseñarles desde cachorros a estar sobre nuestro regazo, sobre nuestras piernas.

Podemos jugar con ellos, hacerles mimos, cualquier cosa que los tenga entretenidos, para que se habitúen a estar sobre nosotras y para que el contacto humano sea más natural. Los gatos acostumbrados a estar sobre humanos y los más mansos, son los que menos problemas nos darán a la hora de cortar o limar sus uñas.

Para la ocasión, debemos buscar un momento del día en el tanto el gato cómo tu estéis totalmente cómodas. De nada sirve intentar cortarle las uñas si el gato está a otra cosa… porque no nos hará ni caso y no se estará quieto.

No intentes nunca cortarle las uñas por la fuerza, porque no va a funcionar. Si hoy no es el día, no desesperes e inténtalo mañana.

cortando las uñas a un minino

Cómo cortar las uñas de un minino

La técnica para cortarle las uñas a tu felino es sencilla. Sin embargo, llevarla a la práctica no siempre resulta tan fácil, especialmente las primeras veces que debes afrontarlo.

Como sucede en otras áreas de adiestramiento no debes perder la calma. Ármate de paciencia y háblale con cariño a tu mascota. Recuerda que antes de aprender a cortarle las uñas debes saber cómo tranquilizarlo.

Debes ir preparándolo simplemente acariciando sus patas cuando esté relajado. Si observas que no quiere, no lo fuerces. Cuando consideres que necesita un corte y que lleva un tiempo familiarizado con esta rutina tómalo en tu regazo, con su trasero y su espalda hacia ti.

Toma una de sus patas y presiona una de las falanges hasta que salga la una. Deberás cortar solo la zona blanca, nunca la rosada, siguiendo la dirección de la uña. No debes alcanzar con el corte la zona vascularizada, porque sangraría y le dolería.

Una vez cortadas todas las uñas, aprovecha la ocasión para examinar el estado de sus almohadillas (que no existen cortes, bultos o cuerpos extraños adheridos), así como para complacer a tu mascota con algún capricho.

Siempre debes recompensar su buen comportamiento con una golosina o con su snack favorito. De este modo, el refuerzo positivo actuará a tu favor para la próxima vez.

  •  Mantén la calma y no dejes de acariciar a tu gato ni de hablarle con cariño con el fin de calmarlo.
  • No le obligues si no está receptivo. Busca el momento adecuado, cuando esté relajado. Por ejemplo, después de una sesión de juego.
  • Acostúmbralo desde cachorro y de modo progresivo dedicando las primeras sesiones solo a acariciarle las patas.
  • No prolongues este trance más allá de los 10 minutos.
  • Apura el corte de las uñas traseras, ya que tienden a desgastarse menos que las delanteras.
  • Corta en la dirección en la que crece la uña y solo en la zona blanca.
  • Finaliza cada sesión con un premio. No minusvalores todo lo que puedes lograr de tu gato a través del refuerzo positivo.

Gato sacando las uñas

¿Cuando cortar las uñas a un gato?

Los gatos necesitan sus uñas para todo, lo que significa que las usan a diario. Tanto para su vida cotidiana cómo para jugar con nosotras. Por eso debemos mantener sus uñas bien cortadas y limadas, ya que así evitaremos dolorosos accidentes.

Lo normal es cortar las uñas a un gato cada mes o mes y medio. Es decir, una vez cada cuatro o seis semanas. Si no te atreves con el cortador de uñas, puedes simplemente limarlas. recuerda que en las clínicas veterinarias venden cortadores de uñas especiales para gatos, son más sencillos de usar.

Si tu gatito tiene un limador de uñas en forma de juguete, es posible que sólo debas cortárselas cuando le crezcan en exceso (hay que ir viendo su longitud), pero puede ser cada tres o cuatro meses.

¿Qué cortaúñas es el más apropiado?

El rascador y el cortaúñas deben complementarse, ya que cada uno de ellos aporta bondades particulares de las que tu gato se beneficiará. El primero facilitará los estiramientos mientras que el segundo contribuirá a que el trance de cortarse las uñas sea más llevadero.

Por lo general los rascadores suelen estar confeccionados con cuerda de sisal, aunque los hay de mimbre, de peluche… Deberás atender al tamaño, edad y nivel de actividad de tu mascota para seleccionar el idóneo.

Eso sí, ten presente que el rascador debe ser vertical, alto, estable y con una superficie rugosa.

En cuanto al cortaúñas, en el mercado tienes a tu disposición cada vez más modelos. De los convencionales de tijera o guillotina, ahora puedes decantarte por los eléctricos.

Resultan muy útiles si tu gato es especialmente nervioso y se resiste a cortarse las uñas. La novedad de estos cortaúñas es que constan de un sensor que detecta la presencia de vasos sanguíneos, por lo que te indica la mejor zona para realizar el corte.

Así mismo, existen limas eléctricas e, incluso, corta hemorragias de uñas para mascotas, aunque estamos seguros de que siguiendo las recomendaciones que te hemos proporcionado no los necesitarás.

Así que ya sabes cómo cortar sus uñas, simplemente recuerda ser paciente y hacerlo con mucho mimo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí