gato-con-feromonas-faciales

Los gatos tienen el olfato extremadamente más desarrollado que las personas y esto hace que sea su principal vía de comunicación con otros individuos de su misma especie. Gracias a este sentido, los gatos son capaces de detectar las feromonas que dejan en el ambiente otros gatos y, a través de estas sustancias químicas, pueden conocer las características del individuo al que pertenecen.

Las feromonas son mensajes en forma de moléculas que dejan los gatos en el ambiente y que van a producir una reacción en otro gato que las detecte. Estas sustancias son capaces de provocar cambios fisiológicos en el animal que las percibe como disminuir la ansiedad o el estrés, lo que convierte a las feromonas en sustancias muy interesantes para el manejo de problemas de comportamiento felino. Si quieres conocer cuáles son las principales feromonas felinas y qué efectos tienen sobre tu gato, sigue leyendo.

¿Qué son las feromonas felinas?

Las feromonas felinas son sustancias químicas producidas por el gato que son liberadas al medio con el fin de comunicarse con otros individuos de su misma especie o de desencadenar cambios fisiológicos o de comportamiento en el gato receptor.

Estas sustancias se liberan al medio externo con la orina, las heces, mediante secreciones vaginales o a través de glándulas cutáneas, y, en general, solo actúan sobre entre individuos de la misma especie, es decir, una feromona de gato solo modificaría el comportamiento de otros gatos.

Aunque actualmente se sabe que las feromonas de los gatos domésticos tienen efecto sobre otras especies felinas, en general, debemos entender la feromona como un mecanismo de comunicación entre individuos de la misma especie.

¿Cómo detectan los gatos las feromonas?

Las feromonas que hay en el ambiente son detectadas por los gatos a través del sentido del olfato (mucosa olfatoria) o del órgano vomeronasal. La inmensa mayoría van a ser detectadas a través del órgano vomeronasal, que es una estructura situada sobre el paladar.

Está formado por dos tubos que comunican con la cavidad oral, y, en el interior de estos tubos, hay células receptoras que se unen a las moléculas de las feromonas y envían la información recibida a la amígdala (en el sistema nervioso central).

La amígdala está involucrada en el control de la conducta agresiva, reproductiva y de la respuesta ante el estrés, lo cual explica la influencia que tienen las feromonas sobre determinados comportamientos felinos.

gato-tranquilo

¿Qué tipos de feromonas existen?

En general, existen tres tipos de feromonas según su mecanismo de acción:

  • Feromonas desencadenantes: son las feromonas que, tras ser percibidas, desencadenan inmediatamente un cambio en el gato receptor. Su efecto es inmediato.
  • Feromonas cebadoras: son las feromonas que no producen de forma inmediata un cambio de conducta en el gato receptor, pero inician una serie de cambios fisiológicos en su organismo (cambios a nivel hormonal) que, tras unos días, darán lugar a un cambio de conducta. Necesitan varios días para ejercer su efecto.
  • Feromonas señaladoras: son moléculas que transmiten información acerca de las características del gato que las ha producido.

Las feromonas que por su efecto resultan más interesantes para el manejo de problemas de conducta felina, son las hormonas desencadenantes, aunque hay una feromona señaladora en el gato (Felinina) que también tiene interés práctico.

Principales feromonas producidas gatos

Algunas de las feromonas producidas por los gatos tienen interés etológico, ya que inducen cambios en el comportamiento de los felinos que pueden ser muy interesantes para el manejo de problemas de conducta.

Feromona apaciguadora

Esta feromona se produce a través de unas glándulas que se encuentran cerca de las mamas de las gatas. La función de la feromona apaciguadora es disminuir la ansiedad de los gatitos que se acercan a la zona de producción de estas moléculas cuando maman, esta sustancia producida por sus madres los tranquiliza. Se ha visto que los animales adultos mantienen la capacidad de responder a esta feromona y tiene un efecto ansiolítico.

Feromona Felinina

El gato produce esta feromona cuando orina en spraying (se mantiene erguido y con la cola levantada, de modo que la orina sale a presión como si fuera un spray). Normalmente, los gatos orinan de esta forma cuando quieren marcar su territorio.

La orina en spraying es muy rica en la feromona felinina, y esta feromona contiene elevadas cantidades de un aminoácido esencial llamado cisteína. Los expertos en comportamiento piensan que los gatos eliminan felinina para demostrar a otros gatos su calidad biológica, ya que, si son capaces de desperdiciar una sustancia tan valiosa como la cisteína con su orina, es porque gozan de un buen estado de salud y son fuertes, y quieren transmitir este mensaje a otros gatos que huelan su orina, siendo una forma de disuasión para que no invadan su territorio.

Los gatos jóvenes, fuertes, sin castrar y no sometidos a estrés, son los que más felinina eliminan con su orina.

Feromonas faciales

Los gatos, además de con la orina, también marcan su territorio con sus glándulas faciales, situadas en su mentón y en sus mejillas (desde la base de la oreja hasta la comisura labial). Cuando vemos a un gato restregar su cabeza contra algún objeto o persona, está depositando este tipo de feromonas sobre ellos.

Los gatos depositan este tipo de feromonas sobre objetos que reconocen como propios y sobre personas u otros gatos para marcarlos como conocidos y familiares. Tienen un efecto ansiolítico, tranquilizante e inhiben otras formas de marcaje como el spraying y el scratching (marcaje con uñas delanteras). También tienen efecto antiagresivo.

Empleo las feromonas felinas para mejorar el comportamiento

Debido a los efectos beneficiosos que tienen las feromonas faciales sobre el comportamiento de los gatos, estas moléculas se han aislado en el laboratorio y se han conseguido producir análogos sintéticos para poder utilizarlos en el manejo de problemas de conducta.

En el mercado existen productos que contienen análogos de las feromonas faciales y se emplean para el manejo de determinados problemas como el marcaje con orina, para problemas de ansiedad en situaciones específicas como ir al veterinario o durante el transporte, o para reducir el estrés ante cambios de casa o al introducir nuevos miembros en la familia (otros animales o un bebé).

Estos productos se comercializan en forma de spray, para pulverizarlos sobre objetos que queremos que reconozcan como propios y familiares y evitar así que los marquen con orina, o en forma de difusor eléctrico que se enchufa en casa, realizando un efecto global antiestrés en el ambiente habitual de nuestro gato.

Bibliografía:
Xavier Manteca; vettv.org, Órganos sensoriales y las feromonas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí