menu
Compartir

Tiña en gatos: síntomas, contagio y tratamiento

 
Por María Besteiros, Auxiliar Técnico Veterinario. Actualizado: 4 diciembre 2023
Tiña en gatos: síntomas, contagio y tratamiento

La tiña es una de las enfermedades de la piel más conocidas y asociadas a los gatos. Debe su importancia a su facilidad para contagiar a otros gatos e incluso a los seres humanos, por lo que es considerada además una enfermedad zoonótica. Por ello, es básico implantar medidas preventivas para evitar que la tiña en gatos contagie a humanos de tu alrededor. Te explicamos cómo saber si mi gato tiene tiña y de qué color es la tiña en gatos para que puedas identificarla rápidamente. Por supuesto, también mencionaremos si hay remedios caseros para la tiña en gatos, además de cómo tratarla médicamente.

Sigue leyendo y descubre en este artículo de SoyUnGato qué es la tiña en gatos, cómo se contagia, qué síntomas produce y cómo curarla. ¡No te lo pierdas!

Qué es la tiña en gatos

La tiña es una dermatofitosis, esto es, una enfermedad dermatológica causada por un hongo, con frecuencia Microsporum canis, que habita en capas superficiales de la piel, el pelo y las uñas. En general, se trata de hongos que, de manera habitual, no consiguen penetrar en la piel y solo lo hacen cuando se produce algún desequilibrio, como heridas o lesiones por parásitos.

Así, la tiña en gatos es una patología contagiosa pero, en general, solo va a suponer un problema en aquellos animales o humanos con el sistema inmunitario debilitado. Esto explica por qué, aún dentro de una convivencia estrecha, no todos los animales de una casa resultan afectados por la tiña en gatos.

La tiña en gatos bebés

La tiña en gatitos es más probable que se presente porque aún no tienen maduro su sistema inmunitario, al igual que en aquellos animales más debilitados por razón de edad o porque padezcan alguna otra enfermedad. Aun así, tenemos que tener en cuenta que hay que acudir al veterinario con urgencia, ya que el gato responderá de una manera mucho más débil a los efectos y ataques del hongo.

Quizá te interese echarle un vistazo a este otro post sobre los Hongos en gatos: tipos, contagio y tratamiento.

Tiña en gatos: síntomas, contagio y tratamiento - Qué es la tiña en gatos

Cómo se contagia la tiña en gatos

La tiña en gatos se contagia a través de las esporas del hongo que la provocan, las cuales se propagan por el ambiente y, por tanto, van de gato en gato. De esta forma, se trata de una patología muy contagiosa, ya que no es necesario estar en contacto directo con el gato enfermo, basta con tocar los mismos objetos. Sin embargo, como decíamos en el apartado anterior, principalmente se verán afectados aquellos gatos predisponentes.

Un animal sano puede entrar en contacto con el hongo sin llegar a desarrollar la enfermedad porque las defensas de su organismo serán lo suficientemente eficientes como para controlar su avance. De esta manera, la tiña sería autolimitante, sin producir mayores daños. En cambio, será más fácil que se contagien de tiña felina:

  • Gatitos menores de un año.
  • Gatos adultos que padezcan alguna enfermedad, sobre todo la inmunodeficiencia.
  • Gatos que estén atravesando situaciones de estrés.
  • Gatos de edad avanzada.
  • Gatos de pelo largo porque tienen más dificultades para eliminar las esporas durante el acicalamiento.
  • Por lo tanto, también en los humanos serán grupos de riesgo los niños, las personas inmunocomprometidas y los ancianos.

¿La tiña en gatos se contagia a humanos?

, la tiña felina se puede contagiar a los humanos pero, como sucede entre los mismos animales, no tiene por qué contagiar a todos, sino a aquellos con el sistema inmune más débil, como los niños o las personas mayores. De qué color es la tiña en gatos es similar a como es en humanos.

En el caso de la tiña en gatos contagiada a humanos, podremos apreciar en ellos alopecia en las zonas donde debería haber pelo, piel escamada e inflamada. Es importante que si presentas alguno de los síntomas que hemos mencionado acudas al médico lo antes posible. Ahora que ya sabes que la tiña en gatos se contagia a humanos, vamos a ver cómo se ve la tiña en gatos y qué síntomas presenta en la especie felina.

Síntomas de tiña en gatos

¿Cómo se ve la tiña en un gato? La tiña puede producir una lesión de aspecto circular en la que observaremos alopecia, descamación y, en ocasiones, apariencia inflamada. Estas lesiones suelen localizarse en la cabeza, las orejas y las patas, aunque también hay casos de presentación generalizada, con amplias zonas sin pelo. Puede haber picor o no.

Cualquier zona sin pelo que detectemos en nuestro gato es motivo de consulta veterinaria, ya que, si se trata de tiña felina, es importante que implantemos las medidas preventivas adecuadas e iniciemos el tratamiento, al tratarse de una zoonosis.

La aparición de los síntomas de la tiña en gatos es muy relativa, ya que algunos gatos pueden manifestarlos de una manera más exagerada que otros. Por ejemplo, las lesiones cutáneas pueden ser más superficiales en un gato, mientras que en otro las veremos más graves. Además, los síntomas que describen cómo se ve la tiña en gatos puede ser complicados de identificar debido a que se presentan entre las dos y cuatro semanas posteriores de haber contraído el virus.

Algunos de los síntomas de la tiña en gatos y que nos ayudarán a cómo saber si mi gato tiene tiña o no, son los siguientes:

  • Se rasca continuamente: veremos como los picores en el gato han aumentado, por lo que intentará aliviarse rascándose, lamiéndose o mordiéndose las zonas afectadas.
  • Presenta las uñas rotas: también conocido como onicomicosis, las uñas de tu gato pueden estar completamente rotas y, según el gato, este puede ser el único síntoma de la tiña felina.
  • Tiene inflamado el cuero cabelludo: también pueden aparecer zonas nodulares, conocidas como queriones.
  • Tiene mal olor: se trata de un olor muy característico y peculiar que emana del cuerpo del gato.

Puede que incluso te preguntes de qué color es la tiña. Pues bien, además de presentar los anteriores síntomas, podemos identificar la tiña felina porque genera unas costras de color amarillento en nuestro gato. Esto, junto el olor tan característico que desprenden y la descamación de la piel, nos lleva a la conclusión de que tiene tiña.

Tiña en gatos: síntomas, contagio y tratamiento - Síntomas de tiña en gatos

Diferencia entre sarna y tiña en gatos

Aunque por algunos síntomas podamos confundirlas, como el picor o la hinchazón de las zonas afectas, la diferencia entre la sarna y tiña en gatos radica en la causa que las origina. Mientras que la tiña en gatos está provocada por un hongo, tal y como hemos visto, la sarna está provocada por ácaros.

Por ello, comparten algunos síntomas genéricos como los que hemos mencionado, pero al fin y al cabo la sintomatología completa es bastante distinta entre una enfermedad y la otra. La sarna notoédrica es el tipo de sarna en gatos más común, y suele manifestarse dejando zonas sin pelo y generando costras. Esto puede llevarnos a la confusión, pero realmente existe más de una diferencia entre la sarna y tiña en gatos.

Diagnóstico de la tiña en gatos

Si el cuadro que presenta nuestro gato es compatible con tiña, el veterinario hará diferentes pruebas y exámenes para descartar que pueda tratarse de otra patología. Debido a la multitud de enfermedades cutáneas que existen, si solo se hace una inspección clínica superficial no se podrá saber con certeza si se trata de tiña o no. Por ello, el veterinario hará distintas pruebas como:

  • Lámpara de Wood para confirmar o descartar el diagnóstico: esta lámpara emite una luz ultravioleta capaz de iluminar hongos que se puedan encontrar en la piel al teñirlos de color verde. Para ello, se cierra la puerta de la consulta y se apaga la luz. Deberemos sujetar al gato sobre la mesa de exploración mientras el veterinario pasa la lámpara a unos centímetros de distancia de su cuerpo, explorando todas las zonas.
  • En casos dudosos, ya que no todos los hongos se iluminan, el veterinario puede examinar una muestra de pelo al microscopio: en este caso, se analizará una muestra del pelo. En él se verán las esporas del hongo presente.
  • Por último, el veterinario también puede realizar un cultivo: tardará varias semanas en ofrecer resultados. Para ello, tomará los pelos que estén rotos y se encuentren cerca de las lesiones. Además, también tomará aquellos que hayan dado positivo en la lámpara de Wood. Una vez seleccionados, se colocan en medios de cultivo.
Tiña en gatos: síntomas, contagio y tratamiento - Diagnóstico de la tiña en gatos

Tratamiento para la tiña en gatos

¿Cómo curar la tiña en gatos? Al tratarse de una patología de origen fúngico, el tratamiento para la tiña en gatos consiste en la aplicación de fármacos contra los hongos. Dependiendo del caso, el veterinario optará por una:

  • Medicación tópica en forma de champús o espráis.
  • Medicación sistémica mediante la administración de pastillas o jarabe.
  • Ambas medicaciones.

Estos tratamientos son prolongados, de unas 3-4 semanas como mínimo. En el caso de que hayas leído por Internet que el clotrimazol para la tiña en gatos es bueno, solo tu veterinario podrá recetarte las cremas o champús necesarios para esta enfermedad.

Además de la medicación, es importante no perder de vista que la clave para superar estas enfermedades está en fortalecer el sistema inmunitario. Para ello, es fundamental mantener al gato en un ambiente libre de estrés y ofrecerle una alimentación de alta calidad. También debemos tratar cualquier otra enfermedad concurrente y controlar la presencia de parásitos, ya que causan daños en la piel. Si el gato tiene el pelo largo es conveniente cortárselo.

Cómo prevenir la tiña en gatos

En una casa con varios animales, aunque solo uno sea diagnosticado de tiña, hay que adoptar ciertas medidas preventivas, empezando por revisar a los animales sanos, ya que la tiña puede cursar asintomática, pero debe ser igualmente tratada.

Las medidas de prevención para la tiña en gatos más recomendables son las siguientes:

  • El gato afectado debería estar aislado, aunque esto no siempre es posible.
  • Conviene lavarse bien las manos tras manipularlo, utilizar guantes, cambiarse de ropa y barrer o aspirar a diario para evitar que las esporas desprendidas del hongo, que son su forma infectiva, contagien a otros animales o personas. Estas esporas son muy resistentes y consiguen sobrevivir años en el ambiente.
  • Debemos desinfectar la casa con lejía y si hay objetos que no pueden limpiarse tendremos que tirarlos. Además, si hay enfermos, niños o ancianos en la familia, evitaremos que entren en contacto con el gato hasta que el veterinario nos confirme que está libre de hongos.

Remedios caseros para la tiña en gatos

Aunque la tiña felina puede manifestarse de forma asintomática en según qué gatos, sí que es cierto que existen algunos remedios caseros para la tiña en gatos que nos ayudarán a reforzar su sistema inmunológico. De esta manera, su recuperación será más rápida y nos aseguraremos de que no se debilite.

Entre dichos remedios, podemos encontrarnos con:

  • Aceite de coco en las zonas afectadas.
  • Probióticos para fortalecer el sistema inmunitario.
  • Vinagre de manzana por sus propiedades antiinflamatorias y cicatrizantes.

Te hablamos más detalladamente de los "Tratamientos caseros para la tiña en gatos" en el siguiente post de SoyUnGato. ¡No te lo pierdas!

Cuidados para un gato con tiña

Como hemos comentado, evitar el estrés resulta fundamental para no debilitar el sistema inmunitario de nuestro gato. Por lo tanto, un gato en tratamiento contra la tiña no debería ser sometido a cambios que le impliquen un esfuerzo adaptativo. Si la alimentación siempre es importante, durante procesos patológicos se convierte en crucial. Así, tanto si la dieta que le ofrecemos es comercial como casera, debemos decantarnos por la que le aporte ingredientes de mayor calidad.

Si el tratamiento prescrito es tópico, debemos impedir que el gato pueda acceder al producto, lo que, en ocasiones, va a suponer el uso de un collar isabelino, al menos durante el tiempo en el que no podamos vigilarlo. Tengamos presente que este collar supone un factor de estrés para muchos animales. Por supuesto, debemos seguir el tratamiento atendiendo a las recomendaciones del veterinario y, muy importante, continuarlo hasta su conclusión aunque observemos con anterioridad mejoría.

Este artículo es meramente informativo, en SoyUnGato.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu gato a un centro veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Tiña en gatos: síntomas, contagio y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra sección de Enfermedades.

Bibliografía
  • Lloret Caballería, A.; Segarra Martínez, C.; Bosque Vall, M. Microsporum canis: características y diagnóstico. Disponible en: https://www.seimc.org/contenidos/ccs/revisionestematicas/micologia/dermatof.pdf

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
Tiña en gatos: síntomas, contagio y tratamiento
1 de 4
Tiña en gatos: síntomas, contagio y tratamiento

Volver arriba