menu
Compartir

Resfriado en gatos: síntomas y tratamiento

 
Por María Besteiros, Auxiliar Técnico Veterinario. 29 septiembre 2022
Resfriado en gatos: síntomas y tratamiento

En ocasiones, es posible que veamos que nuestro gato presenta algunos signos clínicos compatibles con lo que nosotros conocemos como resfriado o gripe. Y es cierto, los gatos, al igual que los humanos, pueden padecer este tipo de enfermedades respiratorias. Por suerte, como en nuestro caso, la mayoría cursan de forma leve y el gato mejora en unos cuantos días.

Pero también hay casos graves que se complican, sobre todo si el gato es muy joven, muy mayor o presenta ya alguna otra patología diagnosticada. Así, si nuestro ejemplar está en alguno de estos supuestos o comprobamos que en unos días no se recupera o incluso empeora, será necesario consultar con el veterinario. Si tienes alguna duda, en este artículo de SoyUnGato vamos a hablar del resfriado en gatos, sus síntomas y su tratamiento.

Qué es el resfriado en gatos

Cuando hablamos de resfriado en gatos nos solemos referir a un proceso patológico que acostumbra a cursar con secreción nasal como síntoma característico, aunque no único. Es muy habitual que esté provocado por virus. Así, en general, cuando un gato está resfriado lo que suele tener es una rinotraqueítis, que es una enfermedad respiratoria vírica muy común entre la población felina.

Causas del resfriado en gatos

Como hemos avanzado, el resfriado en gatos suele ser lo que conocemos como rinotraqueítis, que es una dolencia de origen vírico que afecta a las vías respiratorias altas y que suele estar causada por herpesvirus y calicivirus, que se presentan por separado o en conjunto. Hay que saber que estos virus acaban lesionando la mucosa de las vías respiratorias, lo que las hace más propicias al ataque de otros patógenos, como las bacterias, que van a complicar el cuadro.

Pero un gato también podría mostrar secreción nasal y/o estornudos por otras causas, como una rinitis o pólipos. En caso de duda, conviene consultar con el veterinario, sobre todo porque el tratamiento va a depender de la causa.

Cómo se contagia el resfriado en gatos

Los gatos pueden contagiarse por contacto directo con las secreciones de un animal enfermo o portador. De hecho, los virus que hemos mencionado, es decir, herpesvirus y calicivirus, se contagian con mucha facilidad de un gato a otro, de ahí que lo ideal sea mantener al gato enfermo en aislamiento, si tuviésemos otros gatos en casa.

El contagio del resfriado en gatos también se da por contacto con superficies contaminadas. Por ejemplo, podemos llevar el virus en nuestra ropa o calzado y transmitírselo a nuestro gato en casa.

¿El resfriado en gatos se contagia a humanos?

Si te preguntas si el resfriado en gatos es contagioso, como hemos visto, la respuesta es afirmativa. Pero los virus mencionados no pueden transmitirse a las personas ni a otros animales con los que el gato conviva, ya que son virus específicos de su especie. De la misma manera, nosotros tampoco podemos contagiarle al gato nuestro resfriado.

Síntomas de resfriado en gatos

Los gatos pueden mostrar diferentes síntomas de resfriado. El más común es la secreción nasal, pero esta será más o menos intensa en función de la gravedad del cuadro e, igualmente, habrá más o menos signos clínicos según el resfriado curse de forma leve o grave. Estos son los signos a los que debemos prestar atención si sospechamos que nuestro gato está resfriado:

  • Secreción nasal, que puede ser transparente y acuosa o más espesa y amarillenta si hay infección bacteriana.
  • Dificultades para respirar, en principio debidas a la presencia de mucosidad. En los casos más graves, el gato extiende el cuello en un intento de captar más aire. Si tu gato tiene mocos y respira mal, es importante saber que el resfriado no es la única causa, como explicamos en este otro artículo.
  • Estornudos y tos de garganta, que la van irritando.
  • Secreción ocular, pudiendo llegar a producirse lesiones en los ojos tan graves como las úlceras e incluso las perforaciones de la córnea, especialmente en presencia de herpesvirus.
  • Problemas para tragar sólidos o líquidos por la irritación y las molestias en la garganta.
  • Pérdida del apetito consecuencia del dolor al tragar y de la pérdida del olfato por el exceso de mucosidad. Si el gato tampoco es capaz de ingerir líquidos, puede llegar a deshidratarse. Por ello, si tu gato resfriado no come ni bebe, no dudes en acudir rápidamente al centro veterinario.
  • Fiebre en algunos casos.
  • Decaimiento generalizado, en otras palabras, el gato se encuentra mal.
  • Lesiones en la boca, sobre todo si hay calicivirus implicados, que complican todavía más la ingesta de alimentos o, simplemente, tragar saliva.
Resfriado en gatos: síntomas y tratamiento - Síntomas de resfriado en gatos

Tratamiento para el resfriado en gatos

En principio, el resfriado en gatos es una enfermedad perfectamente curable, aunque hay que saber que el gato con rinotraqueítis, aunque se recupere, va a ser portador de los virus el resto de su vida, pudiendo volver a sufrir algún episodio de resfriado en momentos puntuales en los que, por algún motivo, bajen sus defensas. Estas recaídas suelen ser más leves, cursando con una ligera secreción nasal/ocular y accesos puntuales de tos, pero igualmente habrá que vigilar posibles complicaciones y tratar, de ser el caso.

Como decimos, el resfriado en gatos es curable, pero en animales jóvenes, ancianos o debilitados hay que extremar las precauciones porque enseguida pueden surgir complicaciones que comprometan la salud, incluso al punto de provocar la muerte. Si convivimos con un gatito, un gato adulto con alguna enfermedad diagnosticada o un ejemplar de edad avanzada, la aparición de signos de resfriado que no remiten en 24-48 horas deben hacernos contactar con el veterinario sin esperar más. Igualmente, visitaremos a este profesional si el cuadro es grave, es decir, el animal no se mueve, no come, respira mal, está deshidratado, etc., con independencia de su edad, estado previo o tiempo que haya pasado desde la detección del primer signo clínico.

Medicamentos para el resfriado en gatos

Entonces, ¿cómo curar el resfriado en gatos? Al estar provocado por virus, no vamos a disponer de un tratamiento contra ellos, por lo que este se basará en controlar la sintomatología para mejorar el estado general del gato hasta que sus propias defensas terminen con la infección. En estos casos, el veterinario suele pautar antibióticos, precisamente para evitar que las bacterias compliquen el cuadro. También los recetará si ya es evidente su presencia.

En los casos más graves, cuando el animal no come y está deshidratado, puede ser necesario su ingreso para fluidoterapia y tratamiento intravenoso. Pero, en general, bastará con medicar en casa, de ser el caso, mantener los ojos y la nariz limpios de secreciones y animar al gato a que coma, ofreciéndole su comida favorita, mejor húmeda para favorecer la hidratación. Por ello, si te preguntas qué darle a un gato resfriado, la respuesta es el tratamiento farmacológico estipulado por el veterinario y una alimentación de calidad que lo anime a comer, preferiblemente húmeda. También es posible elaborar una dieta casera, pero en este caso aconsejamos que sea el veterinario quien indique la receta a seguir para evitar déficits nutricionales.

Suele ser necesario, también, entre los medicamentos para el resfriado en gatos, administrar un colirio o una pomada antibiótica para controlar la secreción ocular e impedir complicaciones como la perforación de la córnea. Es importante tener en cuenta que, aunque el gato mejore en un par de días, hay que continuar medicando hasta terminar el tratamiento recetado por el veterinario. De forma complementaria, puedes consultar los Remedios caseros para el resfriado en gatos que compartimos en este artículo.

Por último, existe vacuna contra herpesvirus y calicivirus. Administrarla es la mejor manera de prevenir que nuestro gato enferme o, al menos, ayudar a que, si lo hace, sea de forma leve. Consulta con tu veterinario para establecer el calendario de vacunaciones más adecuado para tu gato. Recuerda que podría contagiarse aun sin salir del hogar.

Cuánto dura un resfriado en gatos

La duración del resfriado en gatos dependerá tanto de la causa como de la rapidez con la que hayamos iniciado el tratamiento. En general, y si hemos acudido al centro veterinario con el primer síntoma y seguimos las pautas del profesional, suele durar entre una y dos semanas. No obstante, insistimos, este baremo es totalmente orientativo y puede variar dependiendo de cada caso.

Este artículo es meramente informativo, en SoyUnGato.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu gato a un centro veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Resfriado en gatos: síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra sección de Enfermedades.

Bibliografía
  • GEMFE. Enfermedad respiratoria felina de vías altas-gripe felina. Disponible en: https://www.avepa.org/articulos/gripe_felina.html

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
Resfriado en gatos: síntomas y tratamiento
1 de 2
Resfriado en gatos: síntomas y tratamiento

Volver arriba