Conoce todos los secretos del gato azul Ruso

Elegante e inteligente, el gato azul Ruso es un felino fácil de cuidar. Si eres su favorito no dudará en acompañarte en todo momento, y no corresponderle podría deprimirlo. Esta raza destaca por su carácter tranquilo y metódico, así como por su obsesión por la limpieza.

Su doble manto de pelo da idea de su origen, el norte de Rusia. Su pelo es de color gris o plata azulado por la falta de pigmento en las puntas. Se trata de una de las razas de gato más antiguas que existen ¿Quieres saber más?

Características del gato azul Ruso

Su estructura corporal es fuerte y proporcionada. Tanto es así, que junto a la elegancia de sus movimientos, es una de las razas habituales en los podios de las ferias felinas.

icono-mundo25 Origen Asiático
icono-gato25 Tamaño mediano
icono-peso25 Peso de 3.5 a 7kg machos y de 3 a 5kg hembras
icono-peine25 Pelo corto, suave y tupido. Gris o plata azulado
icono-cabeza-gato-25 Cabeza en forma de prisma triangular, ancha en la zona de los ojos
icono-orejas-25 Orejas anchas y puntiagudas en la parte superior
icono-ojo-25 Ojos grandes, almendrados y de un tono verde esmeralda
icono-cola-25 Cola larga y de pelo corto
icono-longevidad-25 Longevidad estimada de 10 a 15 años
icono-casa-25 Dificultad para cuidarlo baja

 

Carácter del azul Ruso

El azul ruso es gato independiente, inteligente y muy limpio. Puede vivir feliz en un pequeño apartamento, pero no así en una espaciosa pero ruidosa vivienda. Reclama un entorno silencioso y sin sorpresas, ya que prefiere seguir sus rutinas con total tranquilidad.

Aprenderá con facilidad todo lo que le enseñes, pero su habilidad para abrir puertas y ventanas puede causarte más de un disgusto. Para prevenir saltos al vacío será conveniente que tomes precauciones.

Apenas ensuciará, pero a cambio te exigirá la misma pulcritud para con sus enseres. Si no los halla limpios preferirá no comer o hacer sus necesidades en otro rincón.

Le encantan los juegos, motivo por el que se lleva bien con los niños, siempre que no lo provoquen. Adora correr y escalar obstáculos por toda la casa.

El gato azul Ruso es algo tímido con los desconocidos, quizás porque estos perturban su amor por lo previsible y lo conocido. No obstante, con los conocidos es de lo más cariñoso.

Tiende a elegir a un miembro de la familia como su favorito y no dudará en pasar con él todo el tiempo posible. Es tan sensible que puede anticiparse al estado de ánimo de su humano favorito.

Ejemplar de azul Ruso

Cuidados recomendados para la raza

Esta raza demanda los cuidados usuales en todos los gatos. En este sentido, deberás cepillarle con un cepillo de púas finas y cerradas para suprimir el pelo puerto. Así, prevendrás el tricobezoares o las complicaciones derivadas de la ingesta de bolas de pelo.

Provéele de un rascador, de un trozo de cuerda o de madera para que él mismo pueda afilar sus uñas a la medida justa. Descuidarlas podría provocar desperfectos en tu mobiliario y la acumulación de bacterias.

No olvides cepillarle los dientes, al menos, 1 vez al mes. Su salud bucodental así lo merece. Sus ojos y oídos también deben ser higienizados empleando productos específicos para ello, evitando así muchos de las principales enfermedades oculares que sufren los gatos.

La recomendación veterinaria es que lo bañes 1 vez al mes durante el invierno y cada 15 días en temporada de muda.

En cuanto a su alimentación, es una raza que posee un apetito enorme por lo que demandará una gran cantidad de pienso o comida natural, en función de cómo quieras alimentarlo (Obviamente recomendamos la alimentación natural BARF).

¿Algún problema de salud conocido?

La no manipulación genética de esta raza explica que no se conozcan enfermedades vinculadas a ella, siendo una de las más sanas. Si le procuras los cuidados ya expuestos disfrutarás de su compañía por largo tiempo.

Historia de la raza azul Ruso

Su origen se ubica en Arkhangelsk, un puerto al norte de Rusia, de ahí que también se denomine a esta raza como “gato arcángel”. De hecho, se dice que su piel era muy valorada por los zares para engalanar sus abrigos.

De acuerdo con una de las teorías existentes en torno a su origen, hacia el 1860 un barco mercante inglés se llevó varios ejemplares a Gran Bretaña, donde comenzaron a exponerlos por su elegante porte y lustroso pelaje.

La primera aparición pública data del 1875 en la exhibición felina que tuvo lugar en el Crystal Palace de Londres. A partir de 1871 se les presenta bajo la denominación de “Russian shorthair”, “arcángel azul” o “blue foreign”.

La otra teoría apunta al Mediterráneo como lugar de nacimiento del azul ruso, donde era asemejado al gato chartreux o cartujo francés denominándolo “gato de Malta” o “azul de España”.

En 1939 se reconoció oficialmente la raza. Dada la escasez de ejemplares puros como consecuencia de la Segunda Guerra Mundial, los criadores ingleses tuvieron que cruzarlos con razas escandinavas o con el gato siamés, dando lugar al azul ruso actual.

¿Sabías que…? Fruto de estos cruces existen diversas variantes: la de origen europeo, en la que se engloban el inglés, el continental (preferente en España) y el escandinavo, y la de origen americano.

Fruto de estos cruces existen 2 variantes: la de origen europeo, en la que se engloban el inglés, el continental (preferente en España) y el escandinavo, y la de origen americano.

El escandinavo es el de pelo más largo mientras que el inglés es el más corpulento y de tonalidad más oscura. El de origen americano es el más esbelto de todos y con un nacimiento de las orejas más bajo.

En EE.UU. comenzaron a crear su propia línea a partir del año 1947 combinando las líneas británica y escandinava.

A modo de curiosidad merece tu atención la adoración que sienten por esta raza en Japón o que apenas maúlla. Su delicadeza es tal que emite unos suaves sonidos para comunicarse. Como ves, su personalidad enamora. No hallarás un compañero de convivencia más fácil.