menu
Compartir

Pupilas dilatadas en gatos: causas y qué hacer

 
Por María Besteiros, Auxiliar Técnico Veterinario. 28 julio 2022
Pupilas dilatadas en gatos: causas y qué hacer

Si nos fijamos en los ojos de nuestro gato, veremos que en el centro de la zona coloreada, llamada iris, se encuentra la pupila, que es, para que nos entendamos, el orificio negro que podremos ver de forma más redondeada o alargada, dependiendo de la cantidad de luz que incida sobre él. Pero, ¿qué sucede cuando se encuentra siempre grande y redondeada? En este artículo de SoyUnGato hablamos sobre las pupilas dilatadas en gatos, sus causas y qué hacer.

Tipos de pupilas en gatos

Como hemos avanzado, la pupila es ese punto negro que se aprecia en el centro del ojo, dentro del iris. Pero no siempre se ve como un círculo, ya que el trabajo de la pupila es regular la cantidad de luz que incide sobre el ojo. Así, en la penumbra o en ambientes con iluminación deficiente, esta se agrandará en un intento de conseguir más luz. También aparecerá dilatada sin que suponga ningún problema si el animal siente miedo, excitación o estrés.

Al contrario, cuando la luz incide directamente sobre ella, lo normal es que se contraiga para no deslumbrarse, viéndose, en vez de como un círculo, más bien como una línea vertical. Además, entre la máxima dilatación y la contracción total, podremos ver la pupila en forma de elipse. Así pues, en resumen, encontramos los siguientes tipos de pupilas en gatos:

  • Redondeada: en lugares con poca luz, con el fin de conseguir más luz y ver mejor.
  • Vertical: cuando hay demasiada luz, para evitar deslumbrarse.
  • Ovalada: en espacios con luz ni muy alta ni muy baja.

Es una señal de buena salud ocular que la pupila pueda contraerse y dilatarse, según las necesidades, y en ambos ojos a la vez. Si la pupila de uno o de ambos se mantuviese contraída o, al contrario, estuviese siempre dilatada, es decir, redondeada al máximo, ocupando la práctica totalidad del ojo, nos estaría indicando un problema que puede requerir asistencia veterinaria. La dilatación de las pupilas también se conoce con el nombre de midriasis. Lo contrario es la miosis, cuando las pupilas se mantienen contraídas. La anisocoria hace referencia a cuando las pupilas del gato se ven de diferentes tamaños.

Pupilas dilatadas en gatos: causas y qué hacer - Tipos de pupilas en gatos

Por qué mi gato tiene las pupilas dilatadas

Como hemos explicado, la dilatación de la pupila en los dos ojos es normal en determinadas situaciones. Pero cuando está siempre dilatada o se dilata en un ojo sí y en otro no, hay que averiguar a qué se debe. Las causas de esa dilatación pueden estar en el propio ojo o desencadenarse por algún trastorno a nivel neurológico o psicológico. Las más comunes las repasamos a continuación.

Estrés

Las pupilas redondas en gatos pueden indicar que el animal está sometido a una situación de estrés o miedo que para él es grave. Presentará también una disposición corporal acorde con esa ansiedad. Así, intentará esconderse y huir, pero si no puede hacerlo optará por quedarse paralizado o intentar atacar. Veremos que el pelo de su lomo se eriza, las orejas se echan hacia atrás, aplanándose contra la cabeza, puede bufar y las pupilas estarán dilatadas por completo.

Por otro lado, la excitación excesiva, por ejemplo durante un juego, también puede llevar a que el gato muestre las pupilas dilatadas sin que suponga ninguna emoción negativa. Igualmente, las pupilas dilatadas en gatos después de una operación son totalmente normales, puesto que el animal puede experimentar estrés, miedo y ansiedad. Descubre todos los detalles en este artículo sobre el Estrés en gatos.

Intoxicación

Las pupilas dilatadas en un gato envenenado son uno de los primeros síntomas. Cuando un gato entra en contacto con una sustancia tóxica puede desarrollar diferentes cuadros clínicos según el tipo de producto, la vía de entrada en el organismo y la gravedad de la intoxicación. Si se produce una afectación neurológica, es probable que uno de los signos clínicos sea la dilatación de las pupilas, normalmente acompañado de convulsiones, temblores, hipersalivación, descoordinación, etc. Sin duda, es una urgencia veterinaria.

En este otro post indicamos los Síntomas de intoxicación en gatos.

Lesiones cefálicas

Un fuerte golpe en la cabeza, como el que se puede producir por un atropello o una caída desde gran altura, también puede provocar la dilatación mantenida de las pupilas en el gato, normalmente en un solo ojo, que no va a responder a la luz, lo que suele indicar que existe presión en el cerebro.

Es una urgencia veterinaria tanto si el gato está consciente como inconsciente. El animal debe manejarse con extremo cuidado hasta llegar a la clínica y habrá que estabilizarlo antes de valorar otras lesiones.

Glaucoma

Esta enfermedad ocular se produce por un aumento de la presión en el interior del ojo debido a una acumulación de humor acuoso que puede suceder por distintas causas. Se trata de una patología de gravedad que puede acabar en ceguera, de ahí que se considere una urgencia veterinaria. Es muy dolorosa y veremos, además de la pupila agrandada, lagrimeo, estrabismo, mirada fija y una aparente niebla recubriendo el ojo.

Descubre todas las Enfermedades de los ojos en gatos más comunes.

Hipertensión arterial

Tal y como indica su nombre, es la elevación de la tensión arterial. Entre los síntomas que puede provocar está la dilatación de las pupilas, pero puede ir más allá y llegar a causar ceguera, además de otros signos clínicos como la descoordinación o la debilidad.

Una de las causas más habituales de hipertensión arterial en los gatos es la enfermedad renal, una dolencia más habitual en los ejemplares de edad avanzada. También podría deberse a hipertiroidismo o diabetes.

Qué hacer si mi gato tiene las pupilas dilatadas

Para saber cómo actuar ante las pupilas dilatadas en gatos lo más importante es contar con un diagnóstico, ya que el tratamiento va a depender de la causa de la dilatación. Si esta se debe al miedo y se ha producido de manera puntual, veremos que las pupilas volverán a su tamaño normal en cuanto el animal se tranquilice. Pero si la dilatación se prolonga y el gato parece siempre asustado o estresado, se esconde, no come, muestra agresividad si intentamos acercarnos, etc., aunque el problema no sea físico, habrá que acudir al especialista, en este caso en comportamiento felino, para que nos ayude a averiguar qué es lo que causa tal estrés al gato y cómo podemos solucionarlo. Además, habrá que intentar minimizar su estrés proporcionándole un ambiente adecuado a sus necesidades naturales e introduciendo cualquier cambio paulatinamente.

Por otra parte, si el gato tiene una pupila dilatada y otra no, sí o sí estaremos ante un problema que obligatoriamente tendrá que evaluar el veterinario. Un fuerte traumatismo o una intoxicación suelen necesitar medidas para estabilizar al gato, como fluidoterapia y administración intravenosa de distintos fármacos, Después, en función de los daños, se necesitarán más pruebas, como radiografías o análisis de sangre, que es lo que nos ayudará a determinar qué tratamiento será el más adecuado. Evita estos problemas creando un entorno seguro para tu gato e impide que acceda a tóxicos potenciales, plantas incluidas, o se caiga por alguna ventana abierta.

Enfermedades como la hipertensión, la insuficiencia renal, el hipertiroidismo o la diabetes son más comunes en gatos de edad avanzada. Pueden detectarse precozmente llevando al animal a revisión veterinaria una o dos veces al año. Una vez diagnosticadas, el tratamiento podrá incluir distintos fármacos, así como medidas dietéticas para mantener la calidad de vida del gato el mayor tiempo posible. Se pueden diagnosticar realizando un análisis de sangre.

En definitiva, insistimos, si tu gato tiene las pupilas dilatadas y no es por estrés, deberás acudir al centro veterinario lo antes posible para identificar la causa y tratarla rápidamente.

Pupilas dilatadas en gatos: causas y qué hacer - Qué hacer si mi gato tiene las pupilas dilatadas

Este artículo es meramente informativo, en SoyUnGato.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu gato a un centro veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Pupilas dilatadas en gatos: causas y qué hacer, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas y trastornos.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
Pupilas dilatadas en gatos: causas y qué hacer
1 de 3
Pupilas dilatadas en gatos: causas y qué hacer

Volver arriba