Prevención

Posturas de un gato enfermo

Laura García Ortiz
Por Laura García Ortiz, Veterinaria especializada en gatos. 16 enero 2023
Posturas de un gato enfermo

Nuestros pequeños felinos son unos seres especialistas en ocultarnos lo que están sufriendo internamente. De hecho, cuando se encuentran mal tienden a evitar manifestarlo debido a su naturaleza, pues en la vida salvaje son cazadores pero también son presas, por lo que ocultar lo mal que están los hace sentir menos vulnerables. Nuestros gatos domésticos hacen lo mismo, evitan que notemos que están mal y, solamente cuando el gato realmente está bastante dolorido o molesto, es cuando nos puede ser más fácil es saber que algo le pasa. Sin embargo, el lenguaje corporal del gato nos puede dar mucha información, las posturas que establece su cuerpo nos pueden indicar como se sienten.

En este artículo de SoyUnGato podrás conocer las principales posturas que indican que tu gato está enfermo, por lo que si te interesa saber cómo duerme un gato cuando está enfermo o cómo se acurruca o descansa, continúa leyendo con 6 posturas de un gato enfermo. ¡No te lo pierdas!

También te puede interesar: Síntomas de que un gato se muere
Índice
  1. Postura ortopneica
  2. Ventroflexión del cuello
  3. Plantigradismo
  4. Cabeza inclinada
  5. Encorvado
  6. Patas bajo el cuerpo

Postura ortopneica

Se define como postura ortopneica a aquella en la que un gato extiende el cuello, abre la boca y extiende las patas a fin de que pueda entrar más aire y oxígeno en sus pulmones. Esta postura es típica cuando está un gatito enfermo de algún trastorno respiratorio que ocasione disnea, es decir, dificultad respiratoria. Esta disnea es una respiración dificultada, trabajosa y algo dolorosa en la que la frecuencia respiratoria se incrementa a más de 50 respiraciones por minuto y que crea ansiedad en nuestros gatos.

Son muchas las causas que producen disnea en gatos y que provocan una falta de oxígeno como: estar encerrados en un sitio diminuto sin ventilación, la insuficiencia cardiaca, el derrame pleural, las bronconeumonías, la parasitosis pulmonar, el edema pulmonar o la enfermedad de las vías respiratorias altas.

Posturas de un gato enfermo - Postura ortopneica
Imagen: Stangest

Ventroflexión del cuello

La ventroflexión cervical consiste en que la musculatura del cuello del gato se encuentra débil, por lo que no tiene la fuerza necesaria para hacer que el cuello se mantenga erguido y recto, haciendo que los gatos lo tengan caído provocando que la cabeza mire hacia abajo. La ventroflexión del cuello es una postura típica cuando un gato se encuentra enfermo debido a una falta de potasio (hipopotasemia), aunque también se puede ver ante otras enfermedades como el hipertiroidismo, la deficiencia de tiamina o la enfermedad renal crónica.

Las causas menos comunes que pueden hacer que tu gato adquiera esta postura son la hipocalcemia, la hiponatremia, la intoxicación por organofosforados o cloruro de amonio, la miastenia gravis, la polimiositis o la polineuropatía.

¿Cómo duermen los gatos? Consulta la información aquí. ¡No te lo pierdas!

Plantigradismo

El plantigradismo consiste en que en alguna pata el gato no solo apoya el pie sino parte también de la pata, es decir, es como si la arrastrase, manteniéndose paralela al suelo, como si fuese una postura de gato cansado. Esto suele ocurrir en uno de los miembros posteriores del pequeño felino, frecuentemente asociado a la diabetes mellitus.

Esta postura de gato enfermo se debe a que el azúcar alto o la hiperglucemia mantenida ocasiona una toxicidad sobre los nervios periféricos, desmineralizándolos. Esta postura puede estar asociada a atrofia muscular o alteración de los reflejos espinales. Aunque es más frecuente que ocurra debido a una diabetes, los gatos también pueden adquirir esta postura ante enfermedades articulares o hipopotasemia.

Posturas de un gato enfermo - Plantigradismo
Imagen: AnimalRevista

Cabeza inclinada

Si tu gato tiene la cabeza inclinada hacia un lado puede indicar que presenta un problema a nivel de su sistema vestibular, localizado en el oído interno y el encargado de mantener el equilibrio y la posición con respecto al centro de gravedad.

Cuando se produce una lesión en este sistema aparece la sintomatología, entre la que encontramos la inclinación de la cabeza hacia un lado debido a la pérdida del tono muscular anti gravedad del lado afectado debido a que no le llega la señal nerviosa de este sistema, pueden también girar en círculos y presentar nistagmo, síndrome de Horner, ataxia y estrabismo.

Dentro de las principales causas que producen esta postura de gato enfermo encontramos la fractura de la bulla timpánica o la porción petrosa del hueso temporal, la contusión cerebral, una otitis media o interna, una peritonitis infecciosa felina, toxoplasmosis o criptococosis, una meningoencefalitis granulomatosa, los pólipos, los tumores, el hipotiroidismo, la deficiencia de tiamina, la enfermedad cerebrovascular o el uso de fármacos como furosemida, metronidazol o estreptomicina.

Posturas de un gato enfermo - Cabeza inclinada

Encorvado

Si tu gato se encuentra encorvado con la espalda arqueada es posible que presente un dolor a nivel costal como el ocasionado por algún trastorno renal como la insuficiencia renal, los cálculos o los cólicos. Esto ocasiona que los riñones no funcionen como deben, produciendo que tu gato se encuentre enfermo pues se trata de los órganos que filtran la sangre.

Además, los riñones también actúan eliminando los tóxicos por orina, por lo que si estos no funcionan correctamente se acumulan en el cuerpo, se producen desequilibrios electrolíticos y otros problemas como hipertensión y proteinuria, peligrando la vida de nuestro pequeño felino y haciendo que se encuentre mal, se esconda y coma menos, beba más y orine más. Si tu gato presenta esta postura, acude a tu centro veterinario de preferencia cuanto antes.

Descubre otros Problemas renales en gatos, en el siguiente post de SoyUnGato que te recomendamos.

Posturas de un gato enfermo - Encorvado

Patas bajo el cuerpo

Pese a que esta postura no tiene por qué indicar que tu gato se encuentra mal, pues es una posición que frecuentemente adquieren los gatos tranquilos y sanos en el hogar, en ocasiones la pueden realizar para esconder sus patas debido a que les duele, les molesta o tienen algo clavado o alguna lesión en sus almohadillas.

Recordemos que los gatos ocultan lo que les pasa, por lo que si ves que tu pequeño felino realiza esta postura a menudo o más de lo normal, revisa sus extremidades y busca cualquier problema o signo de dolor que puede estar padeciendo.

Después de ver estas posiciones de gato enfermo, quizá también te interese conocer los Síntomas de que un gato se muere, a continuación para tener más detalles de la situación.

Posturas de un gato enfermo - Patas bajo el cuerpo

Este artículo es meramente informativo, en SoyUnGato.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu gato a un centro veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Posturas de un gato enfermo, te recomendamos que entres en nuestra sección de Prevención.

Referencias
  1. Dessal, F. (s.f). Síndrome vestibular felino. Disponible en: https://gattos.net/images/Publicaciones/Flor/SindromeVestibularFelino.pdf
Escribir comentario
Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
Carmen helena
Mi gato está decaído....lo desparasité y lo vacunaron....no ha comido....no ha saltado desde ayer...que debo hacer
Imagen: Stangest
Imagen: AnimalRevista
1 de 6
Posturas de un gato enfermo