mi-gato-me-persigue

¿Llegas a casa y tu gato no deja de seguirte a todas partes? Por curioso que te resulte se trata de un comportamiento que, por lo general, denota cercanía y afecto. Sin embargo, existen situaciones en las que una enfermedad física o psíquica puede estar mermando la calidad de vida de tu mascota.

Para determinarlo deberías atender a la presencia de otros síntomas y acudir al veterinario a fin de subsanarlo con el correspondiente tratamiento. Si deseas saber por qué tu gato te sigue a todas partes sin que exista un motivo aparente, sigue leyendo. Vamos a desarrollar todas las posibles causas de esta conducta.

Causas por las que tu gato te sigue

Aunque los desencadenantes más recurrentes de la persecución de un felino tienden a girar en torno al desahogo de su energía, a la necesidad de disfrutar de tu compañía o al marcaje, es posible que lo repita por dolor o estrés. Si observas un comportamiento inusual en tu mascota no dudes en ponerlo en conocimiento de tu veterinario.

gato-me-sigue-al-baño

Por seguridad

Cuando son cachorros, los gatitos no se separan de su madre. Seguirla les sirve para explorar y aprender sobre su entorno sin sufrir daños. Tu conducta, dándole de comer y beber, limpiando su arenero, ocupándote de su higiene corporal y manteniéndolo activo y arropado jugando con él se asemeja, y mucho, a lo que su progenitora solía hacer.

Por tanto, que tu minino te siga sin cesar puede ser indicativo de que junto a ti se siente seguro y a gusto. Explorar junto a ti es garantía de que nada malo le sucederá mientras mantiene satisfechas todas sus necesidades.

Por patrullaje

En estado salvaje suelen merodear por su territorio varias veces al día para asegurarse de que no existen intrusos. Estos paseos consiguen supervisar el terreno e impregnarlo de su olor corporal. Es posible que aprecies que, además de seguirte, frota su cabeza o su lomo contra los muebles o contra ti mismo para marcaros.

Esta conducta se verá alentada si está acostumbrado a verte deambular de un lado a otro de la casa. Le estimulará a emularlo y teniendo en cuenta que los felinos son adictos al control y a las rutinas, es más que posible que ya haya interiorizado este comportamiento y lo repita porque le proporciona bienestar.

Juega a cazarte

Como sabes, los mininos cazan por instinto, no necesariamente para alimentarse. Por tanto, satisfacer ese impulso de persecución, acecho y caza es algo que llevan grabado en sus genes y al que deben dar salida. Si tu mascota te sigue y después se lanza sobre tus piernas es sintomático de que está jugando a cazarte.

De este lúdico modo está enviándote un mensaje: desea dedicar más tiempo a este tipo de juegos, a aquellos que apelan a las conductas de caza. Así, es probable que lo hayas descubierto intentando cazar los pájaros que ve pasar por la ventana. Reserva más tiempo a jugar con él, por ejemplo, con cañas que le permitan apresar un peluche o una pelota.

Reclama tu atención

Otra plausible causa de su constante persecución puede radicar en que necesita que lo ayudes. Por ejemplo, porque tiene hambre y quiere que le des de comer, porque su arenero está sucio y así no le gusta o, en un porcentaje menor de los casos, porque desea alertarte de lo que le ha sucedido a otro de los gatos con los que convive.

Sabe que tú eres la única persona que puede auxiliarlos y de este curioso modo solicita tu ayuda. Entre los mininos callejeros es habitual que persigan a quien huelen que tiene gatos en casa o que atesora la energía necesaria para darles una vida mejor. El malestar físico, como preludio de una enfermedad, puede ser otro de los motivos de esta conducta.

La mayoría de los gatos prefieren ocultarse y permanecer solos cuando no se sienten bien. Otros, en cambio, necesitan manifestarlo para que su tutor humano intervenga, sabedores de que sabrá qué hacer para poner fin a su dolor.

Por aburrimiento

Los mininos que no tienen acceso al exterior disponen de menos estímulos para entretenerse. Si, además, pasas muchas horas fuera de casa es más probable que a tu regreso lo que más desee tu mascota sea estar contigo, interactuar e intercambiar caricias.

En este contexto, dedicar tiempo a diario a satisfacer esta parcela de las 5 libertades del bienestar animal es más recomendable si deseas disfrutar de la compañía de un minino sano y feliz.

Por curiosidad

Los felinos son animales sumamente curiosos, necesitan explorar y buscar constantemente nuevos estímulos que los mantengan entretenidos. Perseguirte es un excelente modo de hallar nuevos rincones u objetos que deban pasar su particular escrutinio.

Por afecto

¿Sabes que a medida que los gatos pasan más años junto a ti se vuelven más y más sociales? Lejos de su estereotipada imagen de animales independientes y solitarios, los gatos forjan fuertes vínculos afectivos con sus familias humanas y disfrutan de su compañía.

En definitiva, los felinos movilizan diversas estrategias para llamar nuestra atención y hacernos saber cómo se sienten. Perseguirte allí donde vayas es una de ellas. ¿Con cuál de estas causas te sientes más reconocido?