Problemas del comportamiento

Por qué mi gato me muerde las piernas

 
Eduarda Piamore
Por Eduarda Piamore, Técnica en psicología, educación y adiestramiento felino y canino. 10 junio 2024
Por qué mi gato me muerde las piernas

Si tu minino ha empezado a darte mordiscos o directamente mordidas, es perfectamente natural que ello te resulte extraño y te preguntes “por qué mi gato me muerde las piernas” o “por qué mi gato me ataca las piernas”. Si estás viviendo algo así, lo primero que queremos decirte para transmitir algo de calma es que no necesariamente indica que tu gato no te quiere o que se está volviendo agresivo.

Como veremos en este nuevo artículo de SoyUnGato, son varias las razones por las que los gatos muerden las piernas. Realmente, en muchos casos, es necesario hacer algunos cambios en la rutina y el ambiente del minino para combatir el estrés y otros factores que pueden actuar como disparadores de esta conducta, además de mitigar la calidad de vida del minino. No obstante, la agresividad no es la explicación más probable de por qué tu gato te ataca las piernas. Para descubrir qué puede estar detrás de esta conducta, ¡sigue leyendo!

También te puede interesar: Por qué mi gato me muerde fuerte
Índice
  1. Comportamientos exploratorios
  2. Cambio de dientes
  3. Instinto de caza
  4. Conducta adquirida
  5. Problemas en la socialización
  6. Estrés o aburrimiento
  7. Problemas de comunicación
  8. Agresividad

Comportamientos exploratorios

Esta causa que explica por qué mi gato me muerde las piernas se manifiesta con mucha más frecuencia e intensidad en los gatitos durante las primeras semanas de vida porque, en esta etapa, empiezan a descubrir el mundo a su alrededor mientras que también aprenden a cómo ser gatos, mediante las esenciales enseñanzas de su progenitora.

Si tu gata ha parido recientemente o si tuviste que acoger a un gatito bebé en tu hogar, debes saber que es natural que los gatos cachorros quieran morder y llevarse casi todo a la boca, incluyendo tus piernas. Esta conducta, generalmente, está relacionada con el hecho de que los gatitos están “explorando” sus tutores, ya que ellos son integrantes clave de su entorno, al mismo tiempo en que descubriendo su propio instinto de caza.

¿Qué hacer?

La manifestación de comportamientos exploratorios es natural, necesaria y saludable para los gatos cachorros, ya que forma parte de su proceso de desarrollo físico, cognitivo, social y emocional. Por lo tanto, es lógico que no debamos hacer nada para impedir que ello suceda.

En este sentido, ten en cuenta que lo ideal es que los gatitos estén junto a su madre durante este primer proceso de aprendizaje. Por ello, jamás hay que separar prematuramente a los gatitos de su madre. Y para saber cuándo y cómo llevar a cabo esta separación, consulta el siguiente artículo: “¿Las gatas sufren cuando se separan de sus crías?”.

Ello se debe a que, en condiciones óptimas, la gata-madre es la responsable de enseñar a sus crías las bases de la conducta social y la comunicación de los gatos, así como los límites del juego. Y estas enseñanzas resultan clave para prevenir tanto dificultades de aprendizaje y problemas de comportamiento en la edad adulta, como la asimilación de conductas agresivas en relación al juego.

Ahora que ya sabes uno de los motivos que explican qué significa cuando un gato te muerde suave, consulta para más detalles "Mi gato me muerde suave cuando lo acaricio".

Cambio de dientes

Hay una etapa en que los gatitos pueden empezar a querer morder casi todo debido a los cambios en su dentición. O sea, el dolor y la incomodidad causados por la irrupción de las piezas dentales definitivas, pueden ser la razón de por qué tu gato te muerde las piernas.

¿Qué hacer?

Respecto al ímpetu descontrolado de morder casi todo durante el cambio de dentición, puedes evitar que tu gato te muerda las piernas sencillamente ofreciéndole juguetes y mordedores. Solo asegúrate de que estén hechos de materiales seguros y no tóxicos para tu minino, y que tengan un tamaño compatible con el de su pequeña boca.

Ahora que ya sabes por qué muerden los gatos cachorros, no dudes en consultar el siguiente post sobre "Cómo aliviar el dolor de dientes en gatos".

Por qué mi gato me muerde las piernas - Cambio de dientes

Instinto de caza

Pese a que llevan varios siglos conviviendo con las personas en entornos domésticos u hogareños, los gatos preservan la mayoría de los comportamientos instintivos típicos de los felinos. Es por ello que, aunque jamás haya tenido que cazar para asegurar sus alimentos, tu minino es un eximio cazador y, de vez en cuando, incluso puede “regalarte” alguna de sus presas. Si ello sucede, no necesitas preocuparte, pues este es uno de las señales comportamentales de que los gatos quieren a sus dueños.

Pero, ¿qué tiene que ver todo esto con el hecho de que tu gato te muerde las piernas? Simple: si caminas aceleradamente, bailas, te levantas repentinamente o haces cualquier otro tipo de movimiento brusco con las piernas o los pies, es muy probable que la percepción de este estímulo despierte el instinto de caza de tu minino.

Para explicarlo de forma muy sencilla, es como si tu gato “confundiera” tus piernas con una presa y reaccionara instintivamente para atraparla. ¡De ahí que esta sea otra posible respuesta a tu duda de “por qué mi gato me ataca las piernas”!

¿Qué hacer?

La caza, al igual que el marcaje, se expresa de forma natural y son fundamentales para el óptimo desarrollo y la comunicación de los gatos. Por lo tanto, no es ni mínimamente recomendable, como tampoco seguro, tratar de inhibir estos y cualquier otro tipo de comportamiento instintivo en nuestros mininos.

Pero, lo que sí podemos hacer es trabajar en direccionar la manifestación de tales comportamientos hacia los recursos más adecuados. En este caso, por ejemplo, en lugar de permitir que tu gato te muerda las piernas o los pies, es fundamental que le proporciones un ambiente enriquecido con juguetes y una variedad de estímulos que le permitan expresar sus instintos y descargar su energía, sin lastimarse o lastimarte.

Además, sugerimos dedicar unos minutos de cada día a jugar con tu gato y aprovecha para proponerle actividades que pongan a prueba su inteligencia y sus habilidades de caza. Si necesitas algo de inspiración, echa un vistazo aquí: “Cómo jugar con un gato

Por qué mi gato me muerde las piernas - Instinto de caza

Conducta adquirida

Otra explicación plausible de por qué tu gato te muerde las piernas es porque ha asimilado que esta es una manera aceptable de jugar o interactuar contigo. Y puede que tu propia reacción a esta conducta haya sido determinante para su asimilación.

Si empiezas a permitir que tu gato juegue de esta manera con tus piernas, lo más probable es que él entienda que esto forma parte del juego, en especial si esta conducta empieza a ser reforzada desde una temprana edad.

Imagina que tu gatito empieza a atacarte las piernas para invitarte a iniciar una dinámica de persecución, en la que vuelves a mover tus piernas para que él nuevamente las “atrape”, y así por delante. Y como esto te parece tierno o divertido, sigues la dinámica que tu gatito propone para entretenerlo y disfrutar del momento compartido. Aunque tengas la mejor de las intenciones, estarás reforzando una conducta que no te resultará agradable cuando tu gato sea un adulto con dientes fuertes y afilados.

¿Qué hacer?

Nuestro mejor consejo es que no refuerces en un gatito conductas y acciones que no quieres ver reflejadas en el comportamiento de un gato adulto. Por ejemplo, siempre que tu gatito quiera jugar contigo o que tú quieras invitarlo a un juego, emplea juguetes que sirvan con este propósito, y no tus piernas, manos o pies. Si necesitas ayuda, en SoyUnGato preparamos esta guía para ti: “Cómo educar a un gato desde cachorro”.

Ahora, si hablamos de un gato joven o adulto que ya tiene incorporado el “hábito” de morder mientras juega, será necesario que te enfoques en redireccionar esta conducta hacia los recursos adecuados. Para lograrlo, puedes seguir los siguientes pasos:

  • Señala la conducta inadecuada: basta con decirle un firme “¡NO!” e interrumpir inmediatamente el juego o la actividad que se esté llevando a cabo cuando tu gato te muerde las piernas.
  • Preséntale la opción correcta: cada vez que tu gato te muerda las piernas, luego de decirle el firme “¡NO!” e interrumpir el juego, preséntale un juguete que sí pueda morder para redireccionar esta conducta. Además, puedes fomentar esta asimilación invitándolo a practicar esas actividades que simulan un contexto de cacería con los recursos apropiados para tal fin, como pueden ser las pelotas o las varillas que traen colgados juguetes que “imitan” un ratoncito o un pajarito. ¡Aprovecha para conocer nuestra selección de los mejores juguetes para gatos!
  • Refuerza la conducta adecuada: transmitirle qué significa “portarse bien”. Para ello, es clave que refuerces las conductas que consideras apropiadas en el momento oportuno, es decir, en seguida de su realización. Entonces, cada vez que tu gato juegue contigo de una manera amigable, sin morderte ni arañarte, ofrécele una recompensa para favorecer la asimilación de este comportamiento como parte de su rutina.

Aunque pueda parecer sencillo, el empleo de premios es una herramienta muy poderosa a la hora de educar a tu minino. Y puedes aprender cómo emplearla correctamente aquí: “Refuerzo positivo en gatos: qué es y cómo se utiliza

Por qué mi gato me muerde las piernas - Conducta adquirida

Problemas en la socialización

Los mininos que son correctamente socializados asimilan un mayor número de recursos que les permiten desarrollar su confianza, así como gestionar sus emociones y la forma cómo se relacionan con todo su entorno, entendiendo que solo deben recurrir a las reacciones agresivas, como morder y atacar, en situaciones extremas, cuando su integridad realmente esté en riesgo.

Por otro lado, la falta de un buen proceso de socialización hace que los gatos sean más propensos a manifestar conductas relacionadas con la inseguridad y el miedo excesivo. Estas conductas pueden ir desde esconderse en la presencia de desconocidos hasta morder o arañar ante un intento repentino de aproximación o interacción por parte de una persona (inclusive de su tutor).

¿Qué hacer?

Socializar a un gato es clave para enseñarle tanto a convivir armoniosamente con otros individuos, ya sean otros gatos, perros o personas, como a reaccionar de una manera más equilibrada ante diferentes estímulos y circunstancias que se presentarán a lo largo de su vida y que pueden resultarle más o menos agradables.

Aunque lo ideal sería llevar a cabo una socialización temprana, también es posible y necesario socializar a los gatos adultos, siempre con bastante paciencia. Para ayudarte, en SoyUnGato te contamos "Cuándo y cómo socializar a un gato".

Estrés o aburrimiento

Básicamente, lo que ocurre es que, tarde o temprano, un gato que se siente aburrido o estresado por llevar una rutina sedentaria en un ambiente empobrecido, acumulará demasiada tensión y recurrirá a las vías que estén a su alcance para aliviar este exceso energético que le produce malestar o incomodidad.

Y es ahí cuando suelen manifestarse una serie de alteraciones de conductas relacionadas con la destructividad y también con la agresividad. Por ejemplo, el gato que tira todo al suelo, el que araña todas las cortinas o el sofá, el que trepa en los muebles, e incluso el gato que muerde las piernas de su tutor.

¿Qué hacer?

La mejor estrategia preventiva contra el estrés y el aburrimiento en gatos consiste en enriquecer su entorno con juguetes interactivos o tradicionales, rascadores, estímulos olfativos (por ejemplo, la catnip o hierba gatera), plataformas aéreas y otros recursos que despierten su curiosidad, motivándolo a ejercitarse y poner a prueba sus sentidos. En SoyUnGato, te explicamos de qué se trata el enriquecimiento ambiental para gatos y cómo implementarlo en tu hogar. ¡No te lo pierdas!

No obstante, hay muchas otras cosas que pueden estresar a los gatos, como los cambios repentinos en su entorno o rutina, la llegada de un nuevo miembro a la familia, la exposición a estímulos muy fuertes, etc., y es fundamental que trates de eliminarlas o atenuarlas lo máximo posible en tu hogar.

No dudes en echarle un vistazo al siguiente post sobre "Por qué mi gato me muerde fuerte".

Por qué mi gato me muerde las piernas - Estrés o aburrimiento

Problemas de comunicación

Otro tipo de situación en la que los gatos atacan las piernas de sus tutores, es cuando existe una falla comunicacional que los hacen sentir incómodos, molestos o incluso amenazados. De la misma manera que tú no siempre entiendes qué quiere decir tu minino a través de sus posturas, gestos y sonidos, él también puede tener dificultades para entender qué intentas decirle a través de tus palabras o incluso “malinterpretar” algunas de tus actitudes.

Estos problemas casi siempre se relacionan con las diferencias entre los códigos de comunicación de los gatos y los humanos. En este sentido, es importante que sepas que los gatos interactúan con las personas al igual que lo hacen con otros gatos.

Por ejemplo, las demostraciones gatunas de afecto y confianza son muy diferentes de las nuestras. A la mayoría de los gatos no les agrada ser manipulados de forma brusca, ni verse encerrados en un abrazo, ni mucho menos que le acaricien la barriga, ya que esta es una parte muy sensible de su cuerpo. Luego, si tratas de “someterlo” a alguna de estas experiencias que le resultan incómodas, es posible que tu gato te muerda las piernas para decirte “¡Basta ya!”.

¿Qué hacer?

Para evitar estas fallas comunicacionales, recomendamos que adquieras al menos unos conocimientos básicos sobre el lenguaje corporal de los gatos y sus códigos de comunicación. Ello te ayudará a interpretar qué intenta transmitirte tu minino en diferentes situaciones del día a día, así como entender qué cosas que hacemos los humanos estresan a los gatos.

También es muy importante evaluar conscientemente los métodos que empleas para educar a tu minino. Métodos como el regaño, los castigos y el encierro casi siempre resultan contraproducentes porque exponen a los gatos a un altísimo nivel de estrés que, tarde o temprano, tendrá efectos nocivos sobre su comportamiento y su salud. Sin mencionar que tu gato puede acabar asimilando tu presencia con estos contextos negativos y teniéndote miedo o desconfianza. Para ayudarte a afianzar o recuperar vuestro vínculo, hemos preparado estos valioso consejos para ganarse la confianza de un gato.

Agresividad

¿Por qué un gato se vuelve agresivo con su dueño? Si con frecuencia tu gato te ataca las piernas y también emite claras señales de que está enfadado, como arquear su cuerpo, tener las orejas pegadas a la cabeza y el pelo erizado, bufar o gruñir, enseñar los dientes, entre otros, todo esto podría ser un indicio de que tu gato se está volviendo agresivo.

En este punto, nunca está demás reforzar que la agresividad no debe ser entendida como un rasgo comportamental de ningún gato. En realidad, se trata de un problema de comportamiento complejo y con múltiples causas, entre las cuales encontramos el ya mencionado estrés, así como enfermedades y trastornos metabólicos, entre varias otras.

¿Qué hacer?

Cuando hablamos de un problema de comportamiento que puede derivar de problemas de salud, el primer paso siempre es acudir al veterinario para descartar causas patológicas. En este caso, sería fantástico que pudieras consultar con un veterinario etólogo, quien también podrá evaluar los síntomas comportamentales de tu minino para definir pautas de tratamiento y/o de modificación de conducta compatibles con sus necesidades.

Una vez descartados problemas de salud subyacentes e identificada la causa del incremento de la agresividad, podrás plantearte la necesidad de trabajar en la socialización de tu minino, así como rever su rutina y su ambiente para evitar que padezca de estrés. Además, puede resultarte muy útil saber cómo actuar cuando tu minino está claramente estresado o molesto.

Por ello, antes de despedirnos, te invitamos a seguir aprendiendo con la siguiente lectura: “Cómo calmar a un gato enfadado”.

Si deseas leer más artículos parecidos a Por qué mi gato me muerde las piernas, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas del comportamiento.

Escribir comentario
Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
1 de 5
Por qué mi gato me muerde las piernas