¿Por qué a los gatos les gusta dormir a nuestros pies?

Durante la noche, especialmente en invierno, es habitual que los gatos se acurruquen junto a nosotros y descansen a nuestros pies.

¿Te preguntas por qué lo hacen? En realidad este comportamiento, que a nosotros nos resulta cuanto menos curioso, tiene sus razones. Veamos cuáles pueden ser desde SoyUnGato.

Eligen ese rincón guiados por su instinto de protección

A pesar de haberse habituado a vivir en un hogar y a no sufrir mayores sobresaltos, los gatos nunca perderán su instinto de supervivencia. Son cazadores por naturaleza, lo que les obliga a mantenerse siempre en alerta.

Ellos saben que durante las horas de sueño bajan la guardia y, por ello, eligen un rincón donde se sientan resguardados. Otro rasgo típico de los felinos es que prefieren dormir con el lomo apoyado en algo para “tener las espaldas cubiertas”. Al situarse junto a las piernas de un humano, se sienten protegidos y, a la vez, a salvo de sufrir aplastamientos involuntarios.

gato-durmiendo-a-nuestros-pies

¿Por qué prefieren estar en los pies y no en otra parte? Simple, para no ser aplastados

Los felinos también saben que dormir junto a alguien que les supera en peso en una relación de 10 a 1, conlleva ciertos riesgos. Es por ello que eligen lugares donde el peso de su compañero de cama sea más liviano o dónde puedan escapar con más facilidad si se produce un giro nocturno inesperado.

Este hábito de desplazarse hacia los pies se reafirma a medida que el gato se hace adulto. Un cachorro seguramente preferirá acostarse a la altura del pecho, ya que los latidos del corazón le recordarán su etapa de lactante. En ese caso es conveniente tener muchísimo cuidado.

Con el tiempo irán cambiando sus preferencias hacia zonas más seguras de la cama, durmiendo a la altura de nuestras cabezas o de los pies de esa persona especial a la que eligieron para compartir sus noches.

gato-durmiendo

Los felinos protegen su territorio incluso cuando duermen

Los felinos suelen ser muy territoriales a la hora de establecer relaciones con su entorno . Desde pequeños se dedican a explorar cada rincón, para controlar su lugar. De grandes siempre están atentos a lo que ocurre en cada espacio de lo que consideran su territorio.

Este sentido de pertenencia también se traslada a las personas. Puede ser que se muestre afectuoso con todos los miembros de la casa, pero solo habrá uno al que elegirá para dormir. El gato no considera que duerma junto al humano, sino que es el humano quien duerme junto a él. Según su percepción, nosotros habitamos en su territorio y es su persona favorita la que tiene el privilegio de compartir su lecho.

Además, un minino también premia a su favorito lamiéndolo o restregando su cuerpo. Eso demuestra que nos quiere y que confía en nosotros. Los felinos le dan gran importancia al acicalamiento diario y, si nos lame, es que se preocupa por nuestro bienestar.

Un punto a tener en cuenta: si llevas un nuevo perro o gato a casa es probable que se enfade. Tú no puedes decidir quien entra en su territorio. Incluso puede que te castigue evitando dormir contigo por un tiempo. No te preocupes, tarde o temprano se le pasará y volverás a sentirlo cada mañana a tu lado.

gato-durmiendo-en-nuestra-cama

Un minino es el despertador más fiable que puedas tener

Si duermes junto a gato seguramente ya casi ni echas mano del despertador. Tus mañanas comienzan con un maullido en la oreja o con un lamido que indica que es hora de comenzar la jornada. Eso es porque, además de territoriales, los gatos son muy rutinarios y no les gustan demasiado las sorpresas.

Si apagas el despertador por error o intentas dormir esos diez minutos extra que te permite la alarma, no dudes que estará allí para evitarlo. Replicar el hábito de cada día les hace sentirse seguros. Pero tranquilo, si has pillado una buena gripe y no sales de la cama, después de unos minutos lo entenderá y se quedará a tu lado para hacerte compañía.

Después de todo, no querrá que le suceda nada malo a su humano favorito. Dinos, en tu hogar, ¿compartes cama con uno de estos adorables peludos? ¿Suele despertarte puntualmente cada mañana?