gato-oliendo-flores

Al nacer ciegos y sordos, el sentido del olfato constituye para los gatos un importante medio de orientación y de comunicación con su entorno. Siendo bebés les permite reconocer a su progenitora, sintiéndose seguros si la perciben cerca.

¿Sabes que su sentido del olfato está 14 veces más desarrollado que el nuestro? Por ello, su recepción de los aromas y olores es mucho más intensa que la nuestra. ¿Quieres conocer cuáles son los olores que vuelven locos a los felinos? Continúa con nosotros y lo descubrirás.

10 Olores que atraen a los mininos

Son muchos los aromas herbales o frutales que ejercen una fuerte atracción entre nuestros amigos peludos. Algunos de ellos, a su vez, favorecen su estimulación cognitiva, previenen patologías o preservan su salud por el aporte de antioxidantes y vitaminas que reciben. Lo abordamos a continuación.

Hierba gatera

La Nepeta cataria, también conocida como catnip, representa, sin duda, el olor que más atrae y revoluciona a los gatos. Su nepetalactona ejerce una acción casi narcótica bajo la cual no pueden resistirse a saltar, a perseguir animales imaginarios y a cazarlos. Les encanta cómo huele y, por ello, no dudan en frotarse contra ella, lamerla o comerla.

Pese a que su efecto psicoactivo es muy potente no es adictiva, aunque sí conviene que la consuman con moderación. De lo contrario, corren el riesgo de desarrollar comportamientos agresivos. En definitiva, la hierba gatera es un valioso recurso antidepresivo y para controlar el peso, ya que les activa y motiva a realizar ejercicio físico.

Olivo

Oler este árbol causa furor entre los gatos. A algunos solo les atraen el tronco y las hojas mientras que a otros también les llaman la atención las aceitunas y el aceite de oliva. Si tu mascota se encuentra entre estos últimos, aprovéchalo.

Tomar una cucharadita de aceite de oliva cada cierto tiempo le reportará vitamina E, de efecto antioxidante, y sustancias antiinflamatorias. Igualmente, facilitará la expulsión de las bolas de pelo que haya podido ingerir tras el acicalamiento.

El olivo también ejerce un efecto activador en el sistema nervioso central de los mininos, haciendo que se muestren muy excitados, casi como si estuvieran en celo. Ello se debe a la oleuropeina que contiene este árbol.

Valeriana

Al contrario que a nosotros, esta planta estimula a los mininos. Oliéndola sentirán la necesidad de correr, saltar y jugar. En este caso, resulta conveniente que antes de dársela a oler lo consultes con el veterinario.

cachorro-de-minino-olfateando

Madreselva

También llamada honeysuckle, pertenece a las flores de Bach, tan conocidas por su empleo en las terapias naturales. En el mundo animal también son cada vez más utilizadas como terapia para revertir cuadros de ansiedad, insomnio o de estrés.

La madreselva relaja a los gatos. Sin embargo, debes tener presente que sus bayas son tóxicas para estos animales, por lo que si deseas probarla con tu mascota resulta preferible que optes por un aceite esencial.

Tomillo

Además de gustarles su olor, el tomillo atesora propiedades relajantes y antiinflamatorias. Te resultará útil para sanar la conjuntivitis de tu minino o la irritación ocular que provoca la alergia. Una vez más, recuerda que emplear su versión en aceite esencial es siempre más seguro.

Menta

La menta, al igual que la hierbabuena, la albahaca y la hierba gatera, pertenece a la familia de las lumiáceas. Como estarás pensando, es fácil comprender por qué goza de tanta popularidad en el mundo gatuno. Todas ellas les estimulan a nivel mental haciéndoles comportarse de forma eufórica.

Lavanda

Esta planta medicinal también es del agrado de los felinos, algo que comparten con nosotros. Sin embargo, su poder de atracción es más leve que en los casos anteriormente expuestos. Por tanto, puede que a algunos mininos le resulte indiferente su olor.

Existen buenos resultados en su aplicación como terapia natural orientada al tratamiento de la agresividad en los gatos. Si quieres dársela a oler a tu mascota hazlo recurriendo al aceite esencial.

Aromas frutales

El olor de muchas de las frutas gustan a los gatos. Es el caso de la fresa, del melocotón y de la sandía. Aparte de gustarles su olor puedes dárselas a comer a tu minino, dado que le proveerán de vitaminas, fibra y propiedades diuréticas al tiempo que le permitirán fortalecer sus defensas. Los cítricos, por su parte, desagradan a la comunidad felina.

Aromas florales

Las rosas, las margaritas o los lirios poseen un olor que atrae a los gatos. En realidad, les gusta el olor de infinidad de plantas, pero muchas de ellas son tóxicas para ellos. Nos referimos a la azalea, a la hiedra, al eucalipto, a la hortensia, al Jacinto o al narciso, entre otras.

En caso de lamerlas o de comérselas podrían experimentar trastornos gastrointestinales, convulsiones, afecciones cardíacas, cutáneas, respiratorias o renales. En consecuencia, procura evitar las plantas en las áreas a las que tenga acceso tu mascota.

Manzanilla

Su olor, por lo general, les gusta y, como sucede en los humanos, les ayuda a relajarse. Además podemos usarla en infusión para limpiar sus ojos. Ya que tiene propiedades antisépticas.

Como ves, los gatos comparten con nosotros algunas de nuestras preferencias aromáticas. Si deseas enriquecer su hábitat anímate a introducir aceites esenciales de cualquiera de estas propuestas, así como la hierba gatera. No tardarás en comprobar los beneficios que aportan a su calidad de vida.