gato-pequeño-con-nombre-de-un-famoso

¿Acabas de acoger a un gato en tu hogar y buscas nombre para él? El acervo cultural del que disponemos de la mano de los cientos de películas, libros, series televisivas y dibujos animados bien pueden servirte para este propósito. Eso sí, procura darle un nombre digno, que no tenga segundas acepciones ni que dé lugar a confusiones.

Lo recomendable es que sea corto (máximo 3 sílabas) y fácil de pronunciar para que le resulte más sencillo asimilarlo como propio. En los primeros días deberás repetírselo cada vez que interactúes con él y premiar sus avances. Entónalo con cariño para que lo asocie a algo positivo. ¡Halla la inspiración en estos nombres famosos de gatos!

¿Es necesario poner nombre a tu gato?

Sin duda, ponerle nombre a tu minino y ayudarle a aprendérselo constituye uno de los primeros pasos para emprender vuestra convivencia con todas las garantías. Este gesto favorecerá su integración en la familia, como un miembro más. Fíjate en sus características físicas y en su comportamiento para dar con el nombre que te resulte más acorde.

Debe gustarte y evocarte buenos recuerdos, por ejemplo, porque coincide con el nombre de algún personaje de dibujos animados o con el de la mascota de un personaje literario que te marcó décadas atrás. Para facilitarte este labor vamos a mostrarte algunos de los muchos nombres de felinos que nos regalan los medios audiovisuales.

El universo Disney y las películas juveniles

Los dibujos animados y las películas de Disney nos proveen de infinidad de nombres de felinos (tigres, leones y gatos) que son por todos conocidos. Si tu minino guarda algún parecido físico o de carácter con alguno de ellos lo tendrás más fácil. He aquí algunas muestras:

  • El Rey León, además de su protagonista Simba, merecen tu atención su pareja Nala, sus cachorros Kiara y Kion, y las madres de estos. Safarina en el caso de Nala y Sarabi en el de Simba.
  • La Dama y el vagabundo con Si y Am, dos gatos siameses que no cejan su empeño de cazar al pájaro y al pez de la casa.
  • Aladdín, Rajá es el tigre que acompaña a Jasmín.
  • El libro de la selva, Baguera es la impresionante pantera negra que enseña a Mowgli a sobrevivir en la selva.
  • Winnie de Pooh, el simpático tigre Tigger que siempre se mete en problemas.
  • Los Pitufos, el gato del malvado Gargamel, Azrael.
  • Los Simpson, Bola de Nieve.
  • Doraemon, pueden inspirarte él y su amiga Mimi.
  • Los Aristogatos, la bella Duquesa es una gata blanca, madre de 3 intrépidos gatitos: Marie, Berlioz y Toulouse.
  • Alicia en el país de las maravillas, ¿te acuerdas de la gatita roja de nombre Diana o de Pom-Pom en La cenicienta?
  • Bolt, Mittens.
  • Stuart Little, Pelusa.
  • Alf, Suertudo.

Otras propuestas más creativas

Si eres más aficionado a otro tipo de cine o a la literatura también tenemos nombres que proponerte. Desde la ciencia, pasando por la literatura y el cine de ficción, quizás para un público más adulto, deberías prestar atención a estos nombres. ¿Quién no conoce a Gardfiel o a la presumida Hello Kitty? Quizás encuentres el tuyo en esta lista:

  • Pokémon, Pikachu no es el único nombre divertido, también están Misty, Brock, Ash, Bulbasaur o Squirtle.
  • Galileo, en honor al científico y astrónomo Galileo Galilei.
  • De la saga de Star Wars, podrían inspirarte Yoda, Anakin, Leia o Vader.
  • Matrix, Neo o Trinity.
  • Bola de Dragón, Goku.
  • De la saga de Harry Potter, Severus, Draco, Dobby, Ron, Sirius o Remus.
  • De Juego de Tronos, Tyrion y Osha.
  • De El señor de los anillos, Sauron y Arwen, por poner solo 2 ejemplos , uno para cada sexo.
  • Los juegos del hambre, Katniss.
  • Moulin Rouge, Satine. Un nombre sugerente para una gata negra, bella y perspicaz.
  • Bram aludiendo al creador de Drácula, Bram Stoker.
  • Calígula o Nerón, en recuerdo de los despiadados y atormentados emperadores romanos.

Elige con cariño

Como ves, esta es solo una breve ilustración que podría despertar tu creatividad y serte útil como orientación. Las posibilidades son casi infinitas. Una vez seleccionado el nombre repíteselo con insistencia e intégralo en su rutina de juego. Comienza con las largas distancias y ve rebajándolas. Por ejemplo, puedes esconderte tras una puerta y llamarlo.

Cuando se acerque, recompénsalo con su golosina favorita o con una caricia. Si llevas a cabo este proceso a diario a los 5-10 días será capaz de identificarlo como suyo. Igualmente, puedes personalizar las propuestas que te hemos sugerido variándolas a tu antojo para diferenciarte. ¿Te has decantado ya por algún nombre?