gato-de-raza-mau-egipcio

Los Mau egipcios no pueden negar su procedencia. Sus ojos rasgados, ligeramente curvados hacia arriba, los delatan. No en vano, la presencia de estos ejemplares tabby moteados es constante en el arte egipcio. Con 4000 años de antigüedad es posiblemente la raza de gatos más antigua que existe.

Recuerdan a sus congéneres de raza abisinio, aunque los Mau son más alargados y robustos. Sus patas traseras suelen ser más largas que las delanteras y reclaman cierta atención, ya que son propensas a desarrollar enfermedades articulares. ¿Quieres saber más sobre los gatos que los egipcios adoraban? ¡Sigue con nosotros!

Características del gato Mau egipcio

Los mininos de esta raza son de complexión fuerte y musculosa, de líneas delicadas y movimientos rápidos. No tardan en mostrar su afecto cuando adquieren confianza y disfrutan trepando y controlándolo todo desde las alturas. Los machos son marcadamente más grandes que las hembras.

icono-mundo25Origen África (Egipto)
icono-gato25Tamaño mediano
icono-peso25Peso de 3 a 5 kg en machos y hembras
icono-peine25Pelo corto, muy suave, fino y tupido. Existen 4 posibles patrones: plateado (fondo gris claro con motas o manchas azul oscuro), bronce (fondo ocre con manchas marrones), humo (fondo crema con manchas negras) y peltre
icono-cabeza-gato-25Cabeza triangular, algo redondeada con suaves curvas en la mandíbula y en los pómulos
icono-orejas-25Orejas son grandes y erguidas. Están bien separadas, la base es ancha y las puntas afiladas
icono-ojo-25Ojos grandes, rasgados y de color verde claro o ámbar
icono-cola-25Cola de tamaño mediano, más gruesa en la base y fina hacia la punta
icono-longevidad-25Longevidad estimada de 15 a 18 años
icono-casa-25Dificultad para cuidarlo baja

 

raza-mau-egipcio

¿Cómo es el temperamento del gato Mau egipcio?

Su aspecto refinado se corresponde con un carácter reservado, independiente y muy controlador. No les gusta compartir sus juguetes con otros animales y desean acaparar todas las atenciones. Son desconfiados con los desconocidos, por lo que se recomienda socializarlos correctamente desde cachorros.

Son muy activos y necesitan espacio para jugar. Igualmente, son excelentes trepadores y cazadores. Deberás procurarle un árbol para gatos o algo similar, de lo contrario se tomará la confianza de saltar por tus estanterías. No es un gato adecuado si en casa existen mascotas de pequeño tamaño como hámsters, conejos, peces o pájaros.

Toleran la soledad, pero también reclaman su ración diaria de mimos y atención, más si cabe si estos provienen de su humano favorito. Conviven en armonía con los niños, siempre que cada parte respete su propio espacio.

Cuidados que requiere el Mau egipcio

Los cuidados que reclama esta raza no son excesivos. Deberás cepillar su manto 2 o 3 veces por semana para que luzca lustroso. Limpia sus ojos y orejas, corta sus uñas una vez al mes y provéele de una dieta de calidad para que se muestre vital y hermoso. Deberás racionar la cantidad diaria de pienso, ya que tienden a padecer obesidad.

Asegúrate de que dispone de rascadores y elementos para ejercitarse a su antojo, y mantén actualizado su calendario de desparasitaciones, internas y externas, de vacunas y de visitas periódicas al veterinario. Tendrás Mau para rato. Dado su gusto por los climas templados ten cuidado con los cambios bruscos de temperatura en casa, podría enfermar.

gato-mau-egipcio

Salud de la raza

En este apartado merece tu atención su predisposición a desarrollar asma felina u otras patologías de índole respiratoria. Si la temperatura del hogar disminuye repentinamente podrá resfriarse. La ingesta de ciertos medicamentos puede agravar la sintomatología asociada a las enfermedades alérgicas que afectan al aparato respiratorio.

Historia de la raza y datos curiosos

¿Sabes que mau significa gato en egipcio? Ya en ‘El libro de los muertos’ el dios del sol, Ra, es representado como un gato tabby moteado que mata a la serpiente Apep. Existen multitud de ejemplos de representaciones del arte egipcio en las que el gato es el protagonista. Por ejemplo, el gato con un escarabajo en la frente.

En realidad, se cree que esta representación explica el origen de la devoción de los egipcios por los gatos tabby. El escarabajo equivaldría a su patrón moteado. Los felinos eran considerados seres divinos y solo eran accesibles a los faraones. De hecho, fueron su mascota durante siglos.

En 1953 la princesa Natalia Troubetzkoi presentó su gato tabby traído de Egipto en Italia. Este gato fue cruzado con otro tabby, también de Egipto, propiedad de un embajador sirio. Su descendencia fue llevada por la aristócrata a EE.UU. en 1956, siendo reconocida como raza en 1958. En 1992 lo hizo en Europa.