menu
Compartir

¿Los gatos pueden comer fresas?

 
Por Laura García Ortiz. 7 octubre 2022
¿Los gatos pueden comer fresas?

Las fresas pertenecen a las frutas que pueden comer los gatos, pero no son un alimento deseable para los gatos pese a tener numerosos nutrientes. Esto es debido a su composición nutricional rica en hidratos de carbono, un macronutriente que los gatos no deben ni están diseñados para consumir en cantidades elevadas al día, ya que son animales carnívoros, alimentados con tejido animal, rico en proteínas y grasa y pobre en hidratos, por lo que su organismo no está diseñado para digerirlos adecuadamente.

Si quieres saber más sobre si los gatos pueden comer fresas continúa leyendo este artículo de SoyUnGato para conocer sus beneficios y dosis, además de cómo dárselas, sus efectos secundarios y sus contraindicaciones en la especie felina.

También te puede interesar: ¿Los gatos pueden comer melón?

¿Las fresas son buenas para los gatos?

Las fresas no son tóxicas para los gatos al no contener ningún principio activo potencialmente dañino para nuestros gatos, pero eso no indica que sean un alimento bueno ni mucho menos óptimo para la salud de nuestros pequeños compañeros felinos.

Sí, las fresas son una fruta muy nutritiva y pueden ingerirlas, además de que cuentan con numerosas propiedades para la salud, pero los gatos no están diseñados para ser alimentados con frutas, hortalizas, cereales u otros alimentos ricos en hidratos de carbono.

Esto es debido a que nuestros gatos son carnívoros, están adaptados a ingerir carne y tejido animal para obtener de ellos todos los nutrientes esenciales y energía para su crecimiento, desarrollo y mantenimiento, obteniéndolos principalmente de la proteína y de la grasa, no de los hidratos de carbono.

Es más, subsisten con muy poca cantidad de estos macronutrientes pues no están diseñados para digerirlos en grandes cantidades. Además, como curiosidad, los gatos no son capaces de detectar el sabor dulce al carecer de las papilas que lo identifican, por lo que tampoco va a ser un alimento que te pidan porque les guste.

Beneficios de las fresas en los gatos

Ya hemos comentado que las fresas son un alimento muy nutritivo y lleno de propiedades beneficiosas para la salud de quienes la consumen. Por ejemplo, son ricas en agua, lo que puede hidratar enormemente a quienes la consumen, siendo beneficiosa para los gatos que beben poca agua o se encuentran deshidratados o algo estreñidos para mejorar su función renal y digestiva.

Las fresas también son muy ricas en vitaminas, destacando su aporte en vitamina C, un potente antioxidante y fortalecedor de la inmunidad, así como de vitamina B9, clave para la formación de nuevas células. Los minerales que contienen también son muchos como el magnesio, el manganeso, el cobre y el potasio importantes para las funciones celulares y para la reducción de la presión arterial en el caso del potasio.

También contienen flavonoides, pectinas, lecitinas y taninos, compuestos buenos para la salud general. Sin embargo, recordamos que lo mejor para la salud de tu gato es alimentarlos con un pienso y/o comida húmeda completa para la especie felina, pues así garantizaremos que obtiene todos los nutrientes que necesita en sus correctas proporciones.

Te contamos Por qué es importante la hidratación en mi gato en el siguiente artículo de SoyUnGato.

Dosis de fresas para los gatos

Nuestros pequeños felinos no pueden tolerar grandes cantidades de hidratos de carbono como los que contienen las fresas por lo que no debes ofrecer grandes cantidades de estas frutas porque además contienen fibra que facilita y aumenta el tránsito intestinal, pudiendo aparecer diarrea en los gatos alimentados con fresas.

Las dosis de fresas para gatos dependerán de:

  • Si el gato es adulto y de gran tamaño: lo ideal es que no le ofrezcas más de media fresa si son grandes, o una entera si es pequeña.
  • Si el gato es pequeño: en torno a un cuarto de fresa o la mitad como máximo.

Debes estar cerca de tu gato para ver su reacción y, si ves que quiere más, no le ofrezcas más de la dosis indicada para evitar problemas y malas digestiones.

Quizás también te interese echarle un vistazo al siguiente artículo sobre si ¿Los gatos pueden comer plátano?

¿Los gatos pueden comer fresas? - Dosis de fresas para los gatos

Cómo dar fresas a mi gato

Si deseas saber que hará tu gato si le ofreces fresas o si les puede agradar su sabor o palatabilidad, no te separes de el durante el proceso para determinar cualquier problema derivado de su consumo como por ejemplo una reacción alérgica.

A la hora de preparar fresas a tu gato debes retirar el tallo y las hojas de la fresa así como cualquier tropiezo que pueda asustar o atragantar a tu pequeño felino o contener pesticidas o herbicidas, compuestos tóxicos e inadecuados. Debes ofrecerle solamente el fruto y la cantidad anteriormente comentada.

La fresa debe estar bien lavada y partida en trozos adecuados al tamaño de boca de tu gato, puedes optar por ponérselo directamente en el comedero o sobre la comida que habitualmente consume partidita en pequeños trozos.

¿Los gatos pueden comer fresas? - Cómo dar fresas a mi gato

Efectos secundarios de las fresas para los gatos

Las fresas no son tóxicas como hemos comentado, pero sí pueden producir reacciones alérgicas en gatos especialmente sensibles, manifestando síntomas como:

En los gatos alimentados con mayores cantidades de fresas o que posean algún problema digestivo pueden sufrir de diarrea o heces blandas. Las hojas deben ser retiradas en su totalidad pues pueden irritar los ojos y la nariz de tu gato, haciendo que jadeen o estornuden.

¿Los gatos pueden comer fresas? - Efectos secundarios de las fresas para los gatos

Contraindicaciones de las fresas para los gatos

Las fresas en general son un alimento poco indicado para los gatos por su contenido en hidratos de carbono, pero es especialmente contraindicado para aquellos gatos con sobrepeso u obesidad o para los gatos diabéticos ya que el contenido en azúcar solo empeoraría estos problemas.

Tampoco es un alimento adecuado para los pequeños felinos con problemas dentales como las caries, pues promueven su aparición también debido al contenido elevado de azúcares.

Quizás te interese consultar estos posts sobre la Diabetes mellitus en gatos: síntomas y tratamiento y Mi gato tiene sobrepeso: cómo remediarlo.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Los gatos pueden comer fresas?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Dietas equilibradas.

Bibliografía
  • R. Elices. (2010). Atlas de nutrición y alimentación práctica en perros y gatos. Servet.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
¿Los gatos pueden comer fresas?
1 de 4
¿Los gatos pueden comer fresas?

Volver arriba