menu
Compartir

¿Los gatos detectan la muerte?

 
Por María Besteiros, Auxiliar Técnico Veterinario. 30 enero 2023
¿Los gatos detectan la muerte?

Popularmente, circula la idea de que los gatos detectan la muerte, es decir, que son capaces de saber cuándo va a fallecer una persona (u otro animal) antes de que esta sea consciente. Estas capacidades sobrenaturales que se le han atribuido han resultado catastróficas para la especie, pues han servido para que se les relacionase con fuerzas malignas demoníacas, lo que ha llevado a que numerosos ejemplares fuesen asesinados con esa excusa.

En la actualidad, sabemos que los gatos cuentan con sentidos muy desarrollados, como el olfato y el oído, lo que les permite percibir un mundo muy diferente del nuestro y explica lo que hasta ahora eran entendidas como capacidades sobrenaturales. En este artículo de SoyUnGato analizaremos si los gatos detectan la muerte y cómo reaccionan ante ella.

¿Los gatos sienten la muerte de otro gato o animal?

Como veremos en los siguientes apartados, los gatos sí son sensibles a cambios que puede producir la cercanía de la muerte y, además, les afectan. Los gatos pueden cambiar su comportamiento ante ellos, por ejemplo, pasando más o menos tiempo con el animal enfermo, igual que se ha observado que algunos lo modifican tras la muerte de un compañero.

Estas observaciones sustentan la idea de que los ejemplares de esta especie son capaces de crear vínculos con sus congéneres o con otros animales y sufrir cuando estos se destruyen, que es lo que sucede con la muerte, pero también podría pasar en situaciones de separación repentina. Esta realidad que se constata no implica que los gatos entiendan la muerte como concepto, pero reaccionan iniciando un duelo por la pérdida de un vínculo. En otras palabras, es posible que no sepan qué es la muerte, pero sí saben que su compañero falta, al igual que van a percibir el dolor que esa ausencia ha dejado en los demás componentes del hogar, si es el caso.

Así, si el animal fallecido o enfermo está en el hogar y manifiesta interés por acercarse a él o por tocarlo, debemos permitírselo, pues puede ayudarlo a "comprender" lo que está sucediendo con su compañero. Estos gatos pueden perder el apetito, disminuir sus interacciones con la familia, dormir más, mantenerse inactivos en algún rincón, etc. Son signos que se pueden relacionar con la depresión y que, en ocasiones, se prolongan durante unos meses. Si no desaparecen o llegan a comprometer la salud del gato, debemos acudir a veterinario.

De todas formas, esto no quiere decir que todos los gatos que comparten vida con otro o con un animal de otra especie vayan a alterar su comportamiento con su enfermedad o muerte. Cómo reaccionan los gatos ante la muerte de otro gato o persona puede ser muy diferente. Los habrá que continúen con su rutina sin dar ninguna muestra de "pesar". Puede depender del vínculo que hubiesen establecido con el fallecido y de su propia personalidad.

¿Los gatos sienten la muerte de una persona?

Al igual que en el caso de otros animales, los gatos son capaces de percibir que una persona está enferma, actuando en consecuencia. Se considera probado que pueden verse afectados por la enfermedad y la muerte de su persona de referencia, pudiendo modificar su comportamiento como reacción ante los cambios que sienten, al punto de enfermar ellos también. De hecho, cuando un gato es abandonado por su cuidador y, en el mejor de los casos, pasa a una asociación protectora, es desgraciadamente frecuente que se niegue a comer hasta dejarse morir. El cuidador no ha muerto, pero desaparece de repente de la vida del gato, lo que puede equivaler a un fallecimiento.

Además, cuando el cuidador de un gato fallece, es habitual que se produzcan cambios en el hogar y que el resto de componentes de la familia muestren su pesar, un estado de ánimo que el gato será capaz de percibir y que, lógicamente, también le afectará.

Los signos de duelo que manifestará el gato son los que ya hemos comentado en el apartado anterior. En general, podríamos decir que experimenta una depresión, aunque en algunos casos los cambios en el comportamiento pueden llevar al desarrollo de conductas indeseadas que dificulten la convivencia. Será necesario, entonces, acudir primero al veterinario para descartar cualquier enfermedad (no hay que olvidar el papel del estrés en la salud) y, después, si el gato está sano, a un etólogo o experto en conducta felina para tratarlo a nivel conductual.

¿Los gatos saben cuándo van a morir?

Ya hemos comentado que las percepciones de los gatos acerca de la salud no implican que conozcan el significado de la muerte. De hecho, es difícil que lleguemos a saber qué es lo que entienden de este concepto, pero es probable que lo vivan de forma bastante diferente a la nuestra, pues no pesan sobre ellos consideraciones culturales que sí nos afectan a los humanos ni viven fuera del momento presente.

Lo que sí es observable es la modificación de su comportamiento cuando les llega el momento de partir. Hay gatos que se esconden, buscan un refugio o se van del hogar si tienen acceso al exterior. Parte de su reacción puede deberse a que nuestra actitud con ellos, si sabemos que van a morir, se modifica y eso lo perciben. Pero más que pensar en que saben que van a morir, podemos interpretar que se sienten mal y buscan la comodidad y la seguridad para no mostrar vulnerabilidad.

Podemos interpretarlo como que los gatos saben que van a morir, pero lo cierto es que esto algo que no podemos confirmar. Si convives con un gato de edad avanzada y sospechas que su hora de partir puede estar cerca, aprender a detectar los Síntomas de que un gato se muere puede ayudarte a despedirte de él o, al menos, a permitir que viva sus últimos días de la mejor forma posible.

Cómo predicen los gatos la muerte

Como hemos explicado en apartados anteriores, los gatos sí pueden detectar cuándo un compañero, animal o humano, está enfermo. Pero los gatos no hacen magia, sino que tienen desarrollados algunos sentidos mucho más que nosotros, como el olfato. Mientras nosotros nos guiamos por la vista, ellos lo hacen por el olfato. De esta manera, consiguen percibir informaciones que a nosotros nos pasan por completo desapercibidas, por eso nos parece que tienen capacidades predictivas, aunque, en realidad, solo utilizan sus sentidos.

Así, los gatos pueden "oler" cambios que se producen en los organismos enfermos. Además, como no se basan en el lenguaje, se fijan mucho más en aspectos de la comunicación no verbal. Nuestros gestos y actitudes les dan información relevante sobre nuestro estado. Entre su olfato y los cambios relacionados con la enfermedad (más tiempo de descanso, fiebre, tristeza, ingesta de medicamentos...) es fácil para el gato saber que pasa algo, aunque no entienda qué significa la muerte.

En resumen, los gatos son capaces de percibir ciertos datos que les indican cambios en el estado de una persona o animal o incluso en su propio organismo, pero probablemente no sepan que se deben a una enfermedad fatal ni qué es lo que significa la muerte. Así, que un gato cambie su comportamiento cuando experimenta estas percepciones es una consecuencia lógica de lo que está sintiendo. No tiene por qué entender el significado de la muerte ni va a poder detectarla si esta es accidental y repentina.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Los gatos detectan la muerte?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Datos curiosos.

Bibliografía
  • GEMFE. El proceso de duelo en el gato.
  • M. Desmond. (1988). Observe a su gato. Barcelona: Plaza & Janés.

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
¿Los gatos detectan la muerte?
¿Los gatos detectan la muerte?

Volver arriba